fbpx “La única competencia en las empresas de tecnología de Tandil es por el talento”, aseguraron desde Globant – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

“La única competencia en las empresas de tecnología de Tandil es por el talento”, aseguraron desde Globant

Mauricio Salvatierra, Talent Development Center Manager en Tandil, dialogó con El Eco de Tandil sobre la empresa y la industria del software. En la ciudad son 160 trabajadores y aspiran a seguir creciendo en los próximos años.

Mauricio Salvatierra

Internet

La industria tecnológica es una de las más pujantes de los últimos años y en Tandil el ecosistema propio permite la aparición de talentos y emprendedores que se potencian para darle al sector eficiencia y proyección a futuro. El Eco de Tandil dialogó con Mauricio Salvatierra, Talent Development Center Manager en Tandil, sobre la empresa y la industria.

-¿Exactamente cuál es la posición que ocupás?

-La denominación exacta del puesto es TDC Manager (Talent Development Center Manager). Globant ahora, en su nuevo modelo, para lograr una mayor escala, cambió a un modelo descentralizado de centros de desarrollo de talentos en donde tenés en todas partes del mundo: India, Europa, Europa del Este, Estados Unidos, Mexico, Colombia, Perú, Chile, Brasil, Uruguay y Argentina. En nuestro país hay 11 lugares y el director de TDC de Argentina es el más complejo por la cantidad de lugares que tiene a su cargo. El resto de los lugares tiene un sólo lugar por lo general.

-¿Cuánta gente trabaja en la ciudad?

-En Tandil estamos muy bien en la industria. En Globant Tandil hoy somos alrededor de 160 personas, tendríamos que ser más, queremos seguir creciendo, pero bueno, complicaciones de infraestructura y del mercado que tienen que ver con la industria misma. Lo que más se sufre es la falta de profesionales. Para nosotros nos parece normal la escala de personas con la que venimos trabajando, y como la industria trabaja con tanta gente. Es un número importante.

-¿Son todos ingenieros?

-Lo que ha evolucionado en la industria es que antes la parte tradicional se tenía a la gente de Marketing y la gente de Ingeniería que hacían los desarrollos. Hoy se empieza a cruzar todo. La creatividad, la relación con el cliente, con los clientes del cliente, el usuario final digamos. Todo se une y es parte de un mismo todo. El trabajo es todo tiempo coordinado y en conjunto, por eso se necesitan metodologías específicas para poder trabajar. Todo esto evolucionó.

-¿De dónde son los clientes?

-La mayoría de los clientes de Globant son externos, fuera del país. En Tandil hacemos lo mismo que hace cualquier otra oficina del país. De hecho en la ciudad hay un talento muy fuerte en donde hay equipos acá se diferencian de otros lugares de Globant en el mundo.

-¿Qué tipos de productos hacen?

-Somos una empresa de desarrollo de productos de software a medida. Lo que tiene que ver ahora es sobre transformación digital y cómo llegar a los usuarios. Cualquier persona en el mundo que necesite llegar a un grupo de usuario a través de una tecnología, Globant puede hacer ese desarrollo. Viene el cliente y dice ´quiero esto´. A partir de ahí nos sentamos los diferentes equipos que pasan por el proceso creativo del producto.

-¿Hay algo puntual que el sector esté demandando?

-La industria cambió mucho en los últimos años porque los ciclos tecnológicos se achicaron un montón. Un ejemplo es cuánto le tomó al auto llegar a lo que es hoy, más de 100 años podríamos decir. Cuánto le llevó un teléfono ser un smartphone, mucho menos. Los ciclos son cada vez más chicos. La industria forzadamente va evolucionando. Nosotros hoy hablamos de formar talento porque nos falta gente. Pero al mismo tiempo nosotros nos tenemos que especializar en determinadas cuestiones.

-¿Y con el tema de la inteligencia artificial?

-Quien hoy no funcione o no esté pensando funcionar con esquemas de inteligencia artificial tanto dentro de la compañía como para el cliente va a quedar afuera. Esto pasa a ser hoy algo estándar de la industria. Tenemos que pensar a mayor escala como la IA va a ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida. Pero hoy hacer cuestiones básicas es algo que se puede hacer tranquilamente. Cuando se empiezan a ver aplicaciones que aconsejan cuestiones, eso es inteligencia artificial. La IA está aprendiendo. Nosotros como seres humanos estamos entrenando a la misma para que aprenda de nosotros. Suena fuerte.

-El tema es cómo usarla…

-La tecnología siempre está. Hay muchas discusiones alrededor de esto. Es mala o buena dependemos de cómo la usemos. La tecnología por sí sola no va a ser buena o mala. Nosotros buscamos que nos ayude en nuestra calidad de vida y nos ayude en muchas cuestiones que tenemos que mejorar como sociedad.

-¿A nivel Tandil cómo estamos?

-El ecosistema que se ha creado en Tandil con la Cepit y con esa articulación que siempre hubo con la Universidad, la Cámara Empresaria y el Municipio siempre está y es muy sólido. Nosotros, las empresas, la única competencia que tenemos es por el talento. No nos vamos a cruzar por un cliente. Si uno busca información numérica, el mercado de la transformación digital es muy elevado en millones y millones de dólares, están disponibles para los que desarrollan tecnología. Una empresa de acá puede exportar talento para afuera. Tandil tiene un nicho muy bueno. Hay una formación sólida que viene de la Universidad. La variable del dólar pone a Argentina en cuestión competitiva muy buena, en relación a que el costo del trabajador argentino es más bajo a nivel mundial. Igualmente desde mi punto de vista, a nivel país, es muy difícil para una empresa argentina sobrellevar estos cambios. Hoy por ahí estás bien y mañana no sabés. Esa es la parte más compleja. Tandil tiene que empezar a preparase para que cualquiera de los ciudadanos que viva en esta ciudad entienda a la tecnología y todas sus variables. Mientras existan esas tres patas que se sienten a debatir un futuro, más allá de las preferencias políticas, siempre se va a poder lograr más. El Polo Tecnológico nació en su momento dentro de la Universidad. El Polo se transformó en la Cepit.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario