fbpx La Usina, el Municipio y Cámara Empresaria acordaron medidas para el sector comercial – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Usina, el Municipio y Cámara Empresaria acordaron medidas para el sector comercial

El Eco

Este martes por la mañana el intendente Miguel Lunghi, el Presidente de la Usina Popular y Municipal de Tandil, Matías Civale, y el Presidente de la Cámara Empresaria, Marcos Redolatti, se reunieron para evaluar la situación del sector comercial de la ciudad y anunciaron el financiamiento a doce meses de la totalidad de deuda con vencimientos en marzo, abril y mayo.
Se trata de unos 5.000 usuarios que en principio no estarían comprendidos por la resolución nacional para quienes tengan certificados PyME o MicroPyME.
En la medida anunciada, que se suma a las que se implementaron anteriormente en el marco de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, se establece que para la totalidad de los vencimientos de marzo, abril y mayo, los usuarios comerciantes podrán adherir a un plan de pago a doce meses de plazo.
El financiamiento especial tendrá la particularidad de que el 40 por ciento de la deuda, que es el monto sobre el cual tiene disponibilidad la Usina, será a tasa 0 y el restante 60 por ciento, en el que se encuentran los cargos impositivos y la energía que factura la Nación, será a una tasa que será fijada por la Unidad de Coordinación del Gobierno Nacional.
Esta nueva medida se suma a otras adoptadas anteriormente como: el no cobro de interés por mora mientras dure la cuarentena para la totalidad de los usuarios; no devengar intereses en las facturas de energía, a partir del 20 de marzo; planes de refinanciación de deudas de los usuarios registrados antes del 1 de marzo, con el objetivo de evitar cortes de suministro posteriores y a las industrias se le factura por la potencia registrada y no por la contratada.
El intendente Miguel Lunghi aseguró que “continuamos trabajando para tratar de superar la situación que provoca la pandemia con acciones concretas para preservar la salud de todos los tandilenses y otras para hacer frente a las dificultades económicas que se producen, siempre entre esa línea delgada que existe entre la salud y la economía”.
“En ese camino y a partir del dialogo constante que tenemos con las instituciones y las entidades representantes de los diferentes sectores económicos, es que pudimos acordar nuevas medidas. Todos estamos comprometidos con el mismo objetivo y buscando la mejor forma de atravesar esta epidemia, que nos estableció un contexto inédito y desconocido”, completó.
Por su parte el presidente la Usina, Matías Civale, detalló que “el beneficio es para todos aquellos usuarios T1c y T1cg, algo más de 5.000 usuarios, que básicamente es todo el comercio de la ciudad. En principio ellos no están alcanzados por la resolución nacional, a la que la provincia adhirió, que establecía el financiamiento de la deuda contraída durante la pandemia a una tasa a definir por Unidad de Coordinación que coordina la Jefatura de Gabinete de Nación, y que es para quienes certificados PyME o MicroPyME”.
“En ese contexto, con lo que significa el comercio de Tandil para la Usina y a través de las conversaciones que tuvimos con el Municipio y la Cámara Empresaria, que son nuestros principales socios, entendíamos que había que hacer un esfuerzo que le diera continuidad a todas las decisiones que ya habíamos tomado para acompañar al sector productivo”, agregó.
Finalmente explicó que “estamos haciendo un esfuerzo más que significativo desde el punto de vista financiero y económico, financiando a tasa cero el porcentaje de cada factura que le corresponde a la Usina y financiando el resto a la tasa que establezca la Unidad de Coordinación de Nación, una tasa que obviamente será menor a la que se le cobrará a la Usina por los impuestos nacionales y provinciales y la energía que factura el gobierno Nacional a través de Cammesa, que componen el 60% de cada factura”.
Marcos Redolatti, afirmó que “esto es una manera de acompañar a los socios de la Cámara Empresaria y a todos los comerciantes, que a diario nos manifiestan inquietudes y preocupaciones en relación a la situación que estamos viviendo con la pandemia”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Leo lo que uno ya sabía el 40% de la factura va a la usina y el 60% al estado, bien pero ese porcentaje no es solo en la luz, se da en casi todo lo que compra o consume el argentino, ahora ¿no se cobran “además” impuestos nacionales, provinciales municipales….y tantas otras cosas más? Digo si en vez de dar créditos a bajas tasas para que el “usuario pueda seguir pagando” el estado (nacional, provincial y municipal) BAJAN los impuestos que nos cobran por todos lados ¿no sería mejor? ¿No estaría bueno que, aprovechando la crisis reformen la parte impositiva? Creo yo que el contribuyente debería pagar UN SOLO impuesto, y ese solo impuesto debería tener la sencilla ecuación de ser proporcional con el estado económico que cada uno tiene. Luego el estado, con ese solo impuesto, debería repartir a los diferentes estamentos

Deja un comentario