fbpx La vuelta al teatro, sigue siendo una incógnita – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La vuelta al teatro, sigue siendo una incógnita

El gobierno nacional habilitó la posibilidad que desde el 20 de marzo pasado estaba prohibida. El protocolo es estricto y se deberá cumplir para poder brindar funciones con público.

Club de Teatro

El Eco

El Gobierno nacional exceptuó del aislamiento obligatorio en el marco de la pandemia por coronavirus a las personas afectadas a las actividades relativas al desarrollo de “artes escénicas con y sin asistencia de espectadores”, con lo cual podrán retornar la actividad teatral, suspendida en marzo con el inicio de la cuarentena.

“Exceptúase del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio y de la prohibición de circular a las personas que se encuentren en los departamentos o aglomerados alcanzados por el artículo 9º del Decreto 875/20 (aislamiento obligatorio) y que estén afectadas a las actividades relativas al desarrollo de artes escénicas con y sin asistencia de espectadores”, dice la decisión administrativa 2045, publicada en el Boletín Oficial durante la jornada del viernes. La norma lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y del ministro de Salud, Gines González García.

La disposición establece que “las actividades autorizadas deberán desarrollarse dando cumplimiento al Protocolo General para la Actividad Teatral y Música en Vivo con Público, aprobado por la autoridad sanitaria” y especifica que “cada Provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires podrán dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de la actividad”.

Amplio protocolo

Junto a la autorización, se elaboró una guía de recomendaciones para prevenir y disminuir el riesgo de Covid-19, con pautas sanitarias específicas que deberán cumplir el público, los trabajadores de las salas y los artistas en (y detrás de) escena.

El protocolo, volcado en un documento de 35 páginas, fue elaborado por la Secretaría de Desarrollo Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación, la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, el Ministerio de Salud de la Nación y alrededor de 30 instituciones vinculadas a la actividad teatral, música y de la cultura en general.

Las medidas sanitarias dispuestas en el protocolo comienzan en la boletería, continúan y varían una vez dentro de los teatros, se refuerzan en el interior de la sala y se extiende a lo que ocurre arriba y detrás del escenario.

Para acceder a las entradas, se buscará priorizar la venta de las mismas a través de sistemas digitales.

En los casos donde se expendan de manera presencial, se colocarán marcaciones en el piso y se deberá mantener una distancia de dos metros ente las personas destinadas a la atención al público, como así también entre éstas y los clientes.

Al ingresar al espacio, los asistentes del público deberán mostrar la declaración jurada de salud vigente mediante formulario online, la aplicación Cuidar o sistemas equivalentes. En simultáneo, se comprometerán a no concurrir en caso de sospecha y/o diagnóstico de Covid-19 o contacto con alguna persona que haya dado positivo.

Será una condición de admisión, ingreso y permanencia en el espacio cumplir con el uso obligatorio de tapabocas/barbijo en forma permanente, y con las medidas de control y prevención dispuestas en las instalaciones.

La circulación dentro de los espacios culturales deberá respetar el distanciamiento social de dos metros y la organización de las personas según la capacidad establecida por la autoridad jurisdiccional.

Por otro lado, al entrar a una sala, suele entregarse un “programa” con información del espectáculo y el espacio teatral. Esta vez, se recomienda que el mismo se brinde en forma digital para evitar la utilización y manipulación de papel.

Una vez dentro del teatro, se deberá respetar la distancia mínima de 2 metros entre el frente del escenario y la primera fila de ubicación del público.

El desarrollo de la actividad escénica con público será con aforo limitado. Inicialmente no podrá superar el 50 por ciento de la capacidad. El porcentaje podría variar de acuerdo a la evolución de la situación epidemiológica de cada jurisdicción.

La distancia entre butacas ocupadas deberá ser de 1,5 metros. En cada fila, por cada butaca ocupada o butacas ocupadas por “la burbuja social” deberán dejarse dos butacas fijas libres a los lados de la fila.

La mencionada “burbuja social” refiere a aquellas personas convivientes que concurren conjuntamente al espacio cultural. Dichas burbujas estarán compuestas por un máximo de 6 personas y sus integrantes podrán ser ubicados en butacas contiguas. La separación mínima entre “burbujas sociales” será de 1,5 metros y deberán utilizar barbijos durante todo momento dentro del espacio.

Uno de los mayores debates internos de cara a la autorización para reanudar la actividad teatral giró en torno a la ventilación de las salas.

El protocolo establece la importancia de ventilar todos los espacios antes y después de cada actividad. Aclara que en caso de ventilación forzada, deberá asegurarse la limpieza, desinfección y el control con la mayor frecuencia posible de filtros, conductos y toberas.

De hecho, se elaboró en paralelo una “Guía de recomendaciones generales para los sistemas de ventilación y climatización en el marco de la pandemia por Covid-19”.

En caso de que el espacio no se cuente con ventilación natural exterior, se deberán garantizar renovaciones por medio de inyección y extracción de aire forzada y/o complementar renovaciones faltantes con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado según las pautas definidas por la autoridad jurisdiccional.

Una vez terminado el espectáculo, se requerirá la limpieza y desinfección total del espacio, sala o teatro previo al comienzo de la nueva función

Para ello, en el caso de realizarse más de una función por día, la entrada y salida del público entre funciones deberá realizarse con un tiempo prudencial de alternancia, que no podrá ser menor a 45 minutos.

Ante la presencia de una persona con síntomas, los responsables de salas o de los equipos de trabajo deberán comunicarse con los números de teléfonos indicados en cada jurisdicción para seguir los protocolos del Ministerio de Salud de la Nación y de cada provincia.

Mirada local

Gustavo Lazarte, titular de Bajosuelo, dialogó con El Eco de Tandil tras conocerse la información y puntualizó que hasta el momento no han tenido información por parte de la sub secretaría de Cultura del Municipio de Tandil.

El empresario sostuvo que a lo largo de éstos meses de pandemia han tenido poco contacto con la mencionada área, salvo en un principio cuando acordaron una serie de talleres en los lugares.

Para Lazarte es un momento complejo el que se atraviesa, por un lado por la necesidad de trabajar para generar un ruedo en la actividad económica y por el otro el tema de la salud: “Yo no quiero que la gente venga a contagiarse a la sala”, dijo.

“Esperamos alguna información oficial sobre el tema, hasta ahora todo lo que sabemos es por los medios de comunicación, nada más”, resaltó Lazarte que también agregó que “cuando tengamos más detalle de cómo seguimos podremos plantear los próximos meses”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario