fbpx Labaroní consideró que un boleto a 22 pesos es un “disparate” y propone subsidiar desde el Municipio – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Labaroní consideró que un boleto a 22 pesos es un “disparate” y propone subsidiar desde el Municipio

La Cámara de Transporte solicitó un incremento del 36 por ciento de la tarifa. El concejal de Cambiemos aseguró que “lo que tenemos que discutir no es el costo, es cómo financiamos el sistema” y propone que se subsidie mediante una tarifa especial para el pasajero frecuente.

Rody Becchi

 

 

Días pasados se reunió la Cámara de Transporte con la comisión de Transporte del concejo Deliberante para analizar los estudios de costos de la Cámara y el de Iapuco. A grandes rasgos, ambos estudios fueron coincidentes y a partir de ahí la Cámara de Transporte realizó un pedido de aumento del boleto del 36 por ciento, lo cual llevaría la tarifa a 22,22 pesos.

El presidente de la comisión de Transporte del Concejo Deliberante José Luis Labaroní explicó que los estudios de costos recibidos “no discrepan demasiado en los resultados” y que por primera vez el estudio de Iapuco, que es el que ellos solicitaron da un poco más que el de la Cámara, aunque aclaró que la diferencia es ínfima.

Señaló que los estudios de costos presentados no arrojan en forma directa un valor del boleto debido a que falta considerar algunas variables pero sí dan un valor medio del kilómetro, que ronda los 58 pesos.

En el caso del estudio de Iapuco por ejemplo, faltan las variables rentabilidad, IVA e ingresos brutos.

En resumen, consideró que el valor que arrojaron los estudios de costos agregando las variables que faltan da como resultado el valor de boleto que la Cámara de Transporte está solicitando.

“Va en línea con el proceso inflacionario que tuvimos, de hecho la evolución de costos en pesos del año pasado a Éste fue de 88 millones más. Si los agregamos nos da casi lo mismo que la variación inflacionaria, creo que daba 42, 45 promedio”, sostuvo.

En ese contexto, desde la Cámara Empresaria solicitaron un incremento del 36 por ciento, con lo cual el boleto quedaría en 22,22.

Frente a este escenario, confió que “me preocupan varias cosas, la primera de ellas es el valor de la tarifa que yo considero que es alta. No para mi bolsillo sino para el del obrero, para las clases más vulnerables, para el tipo que está en la economía informal, para el empleado de comercio, para el jubilado”.

“Entonces en función de eso y de que el Gobierno nacional va en un proceso de sinceramiento de tarifas y reduciendo los esquemas de subsidios, hace rato que vengo pidiendo al Gobierno municipal que implemente medidas que nos permitan recaudar para poder aplicarlo al boleto”, señaló.

“Un disparate”

En ese sentido, consideró que “un boleto de 20 pesos es un verdadero disparate” y agregó que “la tarifa arriba de los 15 pesos es un disparate, el problema es que el costo es unívoco, porque es la suma de todo lo que necesitas para tener el servicio que tenés”.

“Una de las cosas que me obsesiona es hacerle entender al sistema político y quizás no he tenido la habilidad suficiente para hacerlo, que el costo es unívoco, que no tiene color político. Es la suma de lo que sale la actividad y lo que tenés que hacer para lograr el servicio”, sostuvo.

Y agregó que “lo que tenemos que discutir los concejales no es el costo, es cómo financiamos el sistema, la diferencia es que en un proceso inflacionario el costo siempre va a ir en aumento”.

Asimismo, afirmó que “hay ciertas variables que siempre van a aumentar el costo, la variable sueldos que para la cantidad de coches que hay en Tandil es el 55 por ciento del costo, el 34 por ciento combustibles, lubricantes y neumáticos, y en el resto entran todas las amortizaciones y la rentabilidad del negocio que tienen una rentabilidad de alrededor del 10 por ciento”.

En cuanto al Índice de pasajero por kilómetro, es de 2,08, con lo cual tuvo un leve aumento con respecto al año pasado que era del 2,05.

Demanda ilelástica

“En Tandil la demanda es inelástica, significa que independientemente del precio que se cobre, la cantidad de boletos que se cortan siempre es la misma. Hace 5 años que en Tandil cortamos 11 millones 100 mil boletos aproximadamente, el 70 por ciento es boleto plano”, indicó.

Y señaló que “ha habido una muy pequeña evolución y aún aumentando el boleto la demanda se ha sostenido. Esta demanda se achicaría si el boleto se fuera a 25 o 27 pesos”.

“Hay que cuidar que esa demanda inelástica no se rompa, hay que tener el suficiente equilibrio para no desfinanciar a la empresa pero no dar un aumento tan alto que rompa esa demanda”, sostuvo.

Los subsidios

Indicó que el impacto de los subsidios en este momento es de 9,41  pesos por boleto, es decir que representa el 42 por ciento de la tarifa.

“Esto se está cortando, era más alto. Este año no se va a cortar, yo creo que tenemos los recursos para llegar a fin de año, lo que me obliga a generar los escenarios de inclusión para el año que viene”, afirmó.

No obstante, evaluó que “no creo que el boleto pueda superar los 20, 22 pesos porque la gente no lo puede pagar. Esta discusión tiene un techo, y el techo es lo que la gente puede pagar”.

“Nosotros como concejales estamos para defender ese techo, que es lo que la gente puede pagar con los equilibrios lógicos para no desfinanciar la empresa. No hay muchas ciudades intermedias en el interior de la provincia que tengan un parque automotor como el que tenemos, con colectivos cero kilómetro y con un promedio de 6 años de antigüedad, tenemos 88 micros en la calle con un parque automotor interesante”, resaltó.

Y destacó que “Tandil es visto en ese sentido como una meca, el mérito es del Gobierno municipal que siempre apostó a tener un buen servicio de transporte urbano pero también de la Cámara de Transporte que los subsidios los volcó en vehículos”.

“De acá en adelante deberemos discutir algunas cuestiones, por ejemplo si hay un sinceramiento de tarifas y no se puede pagar, deberemos dejar de lado la ambición de tener coches cero kilómetro”, manifestó.

**

Boleto para pasajero frecuente

Frente a este panorama, planteó que “ahora el boleto empieza a tener un valor excesivo que asfixia a las clases más vulnerables”.

“El Municipio anunció en enero un boleto con algún tipo de esquema de ayuda o de subsidio, se pensó primero en el jubilado, porque tenemos alguna experiencia que cuando le das un incentivo al jubilado te aumenta el IPK entonces sostiene la tarifa del boleto plano, que es importante mantener el valor”, sostuvo.

Como medida paralela, propuso el boleto de pasajero frecuente, porque hoy “tenemos un boleto obrero que tiene un valor del 80 por ciento del boleto plano, es decir, pero tiene un problema, que lo expenden las empresas en un horario acotado y es para las personas en blanco solamente”.

“Creo que hay que ir a un boleto de pasajero frecuente, que es aquel que toma muchas veces el colectivo. Por ejemplo, si lo tomás 15 veces por mes vas a tener una tarifa, si lo tomás 30 vas a tener otra y si lo tomás 45 veces otra. Entonces en promedio a lo largo del mes va a ser más barato que el boleto obrero”, indicó.

Consideró que es una iniciativa de “justicia social, de mayor justicia que el boleto obrero, a mí me interesaría que esto se implementara pero estamos discutiendo cuál es el impacto presupuestario y si el Municipio tiene los recursos para cubrirlo”.

“Yo creo que el boleto de pasajero frecuente tiene un impacto alto, y también es un boleto que hoy se está cortando como plano, así que tiene un impacto del lado de la empresa que va a recaudar menos, así que tengo que lograr un equilibrio”, afirmó.

Y adelantó que “estoy pidiendo reuniones con el Ejecutivo para el boleto de pasajero frecuente para resolver un esquema de justicia para aquellos pasajeros que viajan dos, tres, cuatro veces por día en colectivo”.

En cuanto al plazo para el aumento de boleto, aseguró que no hay plazo porque prefiere que “el tema vaya madurando, hasta abril no creo que salga porque tenemos que dar tiempo para que se estudie el tema. Mi horizonte sería sacarlo para abril pero si dar los tiempos para que se debata”.

“Aspiro más que al valor a las posibilidades de acceder a sistemas alternativos que nos permitan financiar el sistema. Me preocupa muchísimo que la gente que viaja en el colectivo pueda soportar el gasto, pero mi techo son los costos. Por eso creo que a ausencia de los demás estados tiene que intervenir el Ejecutivo”, sostuvo.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario