fbpx Las guardias atendieron a más de 50 personas en la madrugada de Año Nuevo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Las guardias atendieron a más de 50 personas en la madrugada de Año Nuevo

Un total de 52 personas fue atendido por el Sistema Integrado de Salud Pública, durante la madrugada. No hubo casos por pirotecnia. Tampoco grandes inconvenientes con la fuerza pública. Desde el área de Inspección aseguraron que todo se desarrolló con normalidad.

El Eco

Llegó finalmente Año Nuevo, jornada que suele ser más movida que Navidad en cuanto a movimiento de personas en la calle, ingresos en la guardia del Hospital Ramón Santamarina y accionar de organismos municipales que trabajan directamente sobre la nocturnidad y su reglamentación.

El clima en general no acompañó durante las últimas horas del 2019 y las primeras del 2020. Con cielo cubierto y llovizna durante gran parte de la celebración, la llegada del nuevo año no registró grandes usos de pirotecnia por parte de los vecinos de la ciudad. A pesar de la adversidad climática, el festejo no se detuvo .

En líneas generales, se vivió una noche y madrugada sin mayores sobresaltos. Los servicios de guardia funcionaron en forma normal y mantuvieron un nivel de asistencia con cifras similares a las de los últimos dos años. Hubo menos ingresos que en Navidad, aunque destacaron que fueron de mayor complejidad.

Entre la noche del martes y las primeras horas de ayer, en la guardia del Hospital Santamarina se atendieron 42 pacientes que ingresaron por sus propios medios por distintas lesiones o afecciones y en ambulancia.

Desde la Jefatura Distrital de Policía informaron a este Diario que fue una noche tranquila. En diálogo con este medio, el titular de la Policía Distrital, Carlos Yáñez, destacó que no hubo mayores problemas.

En el Hospital

Según un informe elaborado por el Servicio de Emergencias del Hospital Ramón Santamarina, las ambulancias del SAME contabilizaron diez salidas desde las 20 del martes hasta las 8 del primer día del año y se atendieron 42 pacientes por consultorios de guardia.

Las principales patologías tratadas fueron heridas cortantes, afecciones relacionadas con la salud mental, un parto, odontalgías, traumatismos leves, disnea, incidentes de tránsito menores, cuadros gastrointestinales, agudización de patalogías clínicas y problemas coronarios.

Vale destacar que durante los festejos nocturnos no se registraron pacientes con quemaduras o lesiones por el uso de pirotecnia. De igual forma que en Navidad, lo que configura sin dudas una novedad del último tiempo.

Para brindar esta atención participó en forma coordinada personal de salud de guardia activa, integrado por médicos, enfermeros, técnicos, choferes, mucamas, obstétricas, administrativos y personal de mantenimiento.

También se contó con un plantel médico de guardia pasiva que, ante cualquier caso, concurre al primer llamado al Hospital y está compuesto por las especialidades de oftalmología, urología, radiología, neurocirugía y otorrinolaringología.

Del total de los atendidos, siete de ellos quedaron internados por problemas más severos que el resto de las personas que ingresó.

Festejos sin complicaciones

Tal como había anticipado el director de Inspección y Habilitaciones, Javier Camgros, en diálogo con este medio, se habilitaron dos fiestas. Se trató de la Yellow Fest, que se realiza desde hace casi una década en el club Uncas para Fin de Año; y Fontana, que tuvo lugar en Estancia Fuente de Alegría y contó con una pista “cachengue”, Terraza House y un sector VIP para mayores de 23 años.

Camgros dijo que ambas fiestas se desarrollaron sin problemas y que a pesar de la gran cantidad de personas que se asistieron a ambos lugares, todo se cumplió de acuerdo a lo previsto en las reuniones previas entre los organizadores, los funcionarios del área y Bomberos, que son quienes autorizan los planes de evacuación.

También abrieron locales nocturnos bailables y bares, a diferencia de la noche de Navidad, donde no registraron actividad. Ninguno tuvo inconvenientes.

Sólo  una denuncia por ruidos molestos obligó a los inspectores a acudir a uno de los bares para pedir que se atengan a las normas.

Lo que sorprendió a los inspectores, según señaló el propio Camgros, fue la cantidad de gente que se volcó a celebrar la llegada del nuevo año en el Playón del Dique. El funcionario municipal destacó que pasaron en varias ocasiones por el lugar para corroborar que esté todo en los parámetros normales, hasta pasadas las 6 de la mañana.

Accidente en camino rural

Un automóvil Chevrolet Corsa, patente IGG 270, con cinco ocupantes a bordo, todos menores de edad, volcó en la madrugada del miércoles en el camino rural que une María Ignacia y Gardey.

Tres de los menores que estuvieron en el accidente fueron trasladados al Hospital Municipal Ramón Santamarina.

Desde el Sistema Integrado de Salud informaron que “ingresaron tres pacientes, una joven de 16 años de edad con traumatismos múltiples que permanece en observación. Otra menor de 15 años que presentó fractura de clavícula izquierda, que luego de ser asistida se fue de alta. Y un menor de 16 años con traumatismos múltiples y herida cortante en el cuero cabelludo, también de alta”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario