Las obras en Buzón frenaron las ventas y afectaron los ingresos económicos de los vecinos

Las obra de repavimentación de la avenida Buzón entre Pinto y avenida Marconi, que actualmente se desarrollan en las dos primeras cuadras, entre Sarmiento y Pinto, obligaron a los vecinos que cuentan con locales comerciales a elevar un reclamo debido a la interrupción de la circulación vehicular.

El Eco

Oscar Della Maggiora, uno de los habitantes de la zona comentó que por el momento las ventas se han reducido a la mitad, a causa de la imposibilidad de las personas de transitar por la avenida y la falta de estacionamiento. Ello se ve agravado por el retraso sufrido por los trabajos a causa de la falta de inconvenientes en las maquinarias o las condiciones meteorológicas.

Asegura que el cierre de la calle los sorprendió por completo, ya que no recibieron ninguna advertencia del municipio sobre el corte del tránsito. “Febrero es un mes flojo, pero tampoco tan flojo”, opinó Oscar acerca de las dificultades que atraviesan y que se acentúan con la intervención de las obras públicas.

Incluso, Eloisa Casado, una de las afectadas comentó que el lavadero que está ubicado en la esquina de San Martín y la avenida debió cerrar y suspender a sus empleados porque no ingresaba ningún vehículo. La interrupción del tránsito que ingresa a Buzón por Sarmiento impide que los conductores ingresen al local ubicado una cuadra más adelante, ya que la circulación de la calle San Martín es en dirección hacia el centro y no está permitido recorrer a contramano. Este inconveniente se suma a un comercio que fue inaugurado en el mes de enero, cuyas ventas son inminentes para el inicio del negocio y su continuación.

Es por ello que los vecinos decidieron movilizarse con el propósito de solicitar una rebaja en los impuestos y así lograr estar un poco más aliviados. Para ello confeccionaron una nota que, luego de ser firmada por todos los vecinos, entregaran en el Municipio para hacer oficial su pedido. De todos modos, la mayor preocupación recae sobre los contratos de alquiler de los inmuebles, los cuales deben ser abonados en su totalidad a pesar de los inconvenientes. Sin embargo, una rebaja en las tasas municipales les daría un alivio significativo para afrontar las adversidades.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja tu comentario