fbpx Lo multaron por estar mal estacionado, fue a reclamar y rompió el vidrio de SUMO – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Lo multaron por estar mal estacionado, fue a reclamar y rompió el vidrio de SUMO

Un hombre de entre 45 y 50 años acudió a la oficina de SUMO para reclamar por una infracción que le habían labrado de manera correcta. Como no se la anularon, al salir desató toda su ira y rompió la puerta vidriada. Afortunadamente no hubo heridos.

El Eco

Un violento episodio se registró este martes en la oficina céntrica del Sistema Único de Movilidad Ordenada, ubicada en 9 de Julio al 500, donde una persona que había sido infraccionada se apersonó para intentar que se la condonaran y, ante la negativa, rompió el blindex de ingreso, la tapa del tablero de luz y el freno de la puerta.

Según informó Sergio Lunghi, titular de SUMO, en diálogo con El Eco de Tandil, un hombre de entre 45 y 50 años acudió al local reclamando por una falta que le habían labrado por no poner la tarjeta.

“Estaba bien infraccionado, pero estaba enojado y quería que se la anularan. La chica que lo atendió le explicó que si no pasa la tarjeta no está habilitado para estacionar, y lamentablemente no quiso entrar en razón”, indicó Lunghi.

Reveló que al sujeto ya lo conocían porque había estado allí en otras oportunidades y que, de hecho, le habían explicado cómo funcionaba el sistema y le habían anulado una infracción: “Siempre fue así, es de esas personas que se quieren llevar por delante a todos y tener siempre la razón. Inclusive en otra ocasión le cancelamos una multa para que entendiera”.

Pese a que la operadora que lo recibió intentó hacerlo entrar en razón, el hombre continuó firme con su postura y al salir desató su ira: dio media vuelta, abrió el blindex y le pegó con los dos brazos contra la pared.

“Lógicamente rompió el blindex, rompió la tapa del tablero de luz y también el freno de la puerta. Y todo eso nos acarreó estar hasta las 20 horas para tratar de solucionar todo”, se lamentó.

La explicación que esgrimía el agresor para que le cancelaran el acta era que había estacionado y había bajado del vehículo apurado porque tenía que ir al banco. “Son las típicas excusas que pone la gente. Pero no tienen validez, hay una ordenanza y debemos cumplirla. Nosotros explicamos que es así y gracias a Dios tenemos menos acontecimientos de esta índole, pero siempre hay algún tipo de inconveniente”, refirió el titular de SUMO.

Afortunadamente, el hombre fue identificado y desde la Secretaría Legal y Técnica continuarán con el procedimiento judicial correspondiente. Además, le enviarán una carta documento por los daños y perjuicios ocasionados.

“Fue un mal momento y un ataque a una oficina pública sin ningún tipo de razón. Porque tenés diferentes instancias para abonar, lo podes hacer en las primeras 48 horas en los parquímetros y luego el Juzgado de Faltas. Pero creo que hacer semejante escándalo por 668 pesos es una locura”, señaló.

El mismo martes dialogaron con el seguro y repusieron la puerta vidriada. No obstante, aún faltan colocar algunas calcomanías y plotters y arreglar el freno ya que la aseguradora no lo cubría.

Primer episodio de violencia

Reconoció Lunghi que nunca habían atravesado por una situación semejante y aseguró que en la oficina siempre pregonan la buena atención, “más allá de que una infracción siempre es un tema de discusión”.

“Ahora se está trabajado con vidrio en los escritorios. Imaginate si en vez de romper la puerta rompe uno de esos y le pega en el ojo a algún empleado ¡hubiese sido un grave problema!”, clamó y agregó que a la trabajadora por suerte no le pasó nada, solo pasó un mal momento.

“Pero nosotros no tenemos porqué pasar por esto. Si el señor está mal, es un problema de él. Acá se le habló en todo momento de buena forma, como corresponde; no se le levantó la voz ni nada”, aclaró.

Por otra parte, contó que muchas veces las personas acuden a la oficina y aluden no conocer el sistema, de modo que les explican y les condonan la primera infracción, “pero no más que eso, porque si no la gente trata de evadir todo”.

Se cobrará estacionamiento medido en Estadio Rojo

A diferencia de lo que ocurrió en marzo, cuando se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, desde el Sistema Único de Movilidad Ordenada informaron que en Estadio Rojo sí se cobrará estacionamiento medido en la ciudad.

A fin de mitigar la expansión de la pandemia de coronavirus en todo el país, en marzo se estableció la obligación de permanecer en las residencias habituales y de abstenerse a concurrir a los lugares de trabajo, como así también la prohibición para el desplazamiento por rutas, vías y espacios públicos. Ante tal situación, desde SUMO dispusieron que no se cobrara estacionamiento medido durante, aproximadamente, tres meses.

No obstante, en esta oportunidad el titular del área reveló que desde la Secretaría de Gobierno del Municipio no dieron la orden de que se dejara de cobrar y recordó que durante el tiempo que se suspendió “el centro fue un caos” en lo que refiere al tránsito: “Nos había costado horrores volver, porque era un caos. Y por una semana, no se justifica desmantelar todo”.

De cualquier manera, aclaró que los inspectores recorrerán las diferentes arterias céntricas hasta las 18 horas ya que es el horario límite establecido para todas las actividades, con excepción del expendio de combustible, delivery, consultorios de profesionales de la salud, laboratorios y centro de diagnóstico.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • No es bueno suponer pero este tipo de personas generalmente transgreden toda norma:
    Ceder el paso, no estacionar en bajada de discapacitados o conducir a velocidad prudente, no usar el celular mientras conduce, etc
    Para cuando el carnet por puntos? No entiendo porque no lo implementan.
    Esta persona es un peligro. Hoy son daños en una propiedad pero mañana sale apurado por el motivo que sea y atropella al que venia en bici, o un perro, o un pibe en moto.
    No esta psicológicamente apto para que la sociedad le de ese voto de confianza que se llama “licencia de conductor”

Deja un comentario