fbpx Loimar anunció 40 suspensiones y una docena de despidos, y los trabajadores evalúan un paro – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Loimar anunció 40 suspensiones y una docena de despidos, y los trabajadores evalúan un paro

Los delegados notificaron ayer que se apagó el horno de ladrillos. Mientras tanto, comenzaron a recibir los telegramas, donde la empresa alegó inconvenientes para pagar las tarifas de energía. En asamblea, los empleados decidieron ir a un paro en defensa de los puestos de trabajo.

El Eco

Ayer, los trabajadores de Loimar se presentaron en la delegación regional del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires para denunciar que la empresa apagó el horno con el que produce ladrillos. En ese marco, indicaron que la firma les informó que suspenderá a 40 empleados y que procederá a despedir a alrededor de una docena, con el argumento de que tiene problemas para pagar las tarifas energéticas.

En asamblea, los empleados de la planta ladrillera decidieron ir al paro en cuanto se produzca el primer despido, aunque no descartaron adelantar la medida a partir del impacto que genera la notificación de los telegramas que confirman las suspensiones.

A priori, aguardarán hasta esta mañana, ya que desde las 8 están citados a una audiencia en el Ministerio de Trabajo, en la sede ubicada en Pinto 520, y que está a cargo del abogado Blas Pugliese.

Alberto Algañaraz, uno de los delegados de la planta que está ubicada en el camino de acceso a la Sexta Brigada Aérea, le dijo a El Eco Multimedios que “hemos venido para denunciar el apagado del horno de planta que es el que fabrica ladrillos” y agregó que el miércoles, a las 20, mantuvieron una reunión, en la cual “nos comunican que piensan trabajar con el horno de planta C, que es el que produce pisos. Hablan de hacerlo a full para poder seguir sosteniendo la empresa”.

En ese encuentro, los responsables de Loimar les informaron que “van a  llegar cerca de 40 suspensiones y que podría llegar a haber desvinculaciones, hablaban de 10, 11 ó 13”.

Los tarifazos

El delegado del gremio de los ceramistas señaló que “lo que vimos que alegan en algunos telegramas que hasta ahora han llegado es que acusan el tema de la gran suba que han tenido en el tema energético, tanto sea luz como gas”.

Consideró que “la sociedad en general sabe que ha habido un aumento feroz de lo que es gas y electricidad, lo padecemos todos” y reseñó que “esto ya viene de largo tiempo, hemos sufrido desvinculaciones con la modalidad del retiro voluntario. Eso es particular de cada uno. Se les ofrece un dinero y arregla cada cual o cada persona”.

Hasta el momento, los telegramas que recibieron los empleados son por suspensiones y el plazo que contemplan es hasta febrero.

Turnos reducidos

En la víspera, los trabajadores de Loimar realizaron una asamblea. Algañaraz aclaró que no solicitaron una conciliación obligatoria, “porque a nosotros no nos corresponde. Primero, todavía no hemos tomado ninguna medida de fuerza”.

En relación a la posibilidad de definir alguna acción de protesta, advirtió que lo decidirán en asamblea, órgano que “unánimemente definió que no vamos a permitir que desvinculen a ningún compañero” y se pronunció para que “no haya despidos”.

Por otra parte, señaló que están abiertos al diálogo y han demostrado gestos en ese sentido. “Nosotros venimos hace varios meses con atrasos de quicena, nos deben aguinaldo. Inclusive, para poder continuar trabajando cedimos de trabajar dos horas, es decir, trabajamos seis horas”, precisó.

En ese sentido, su compañero y también delegado José Goñi explicó que de manera individual, cada trabajador decidió trabajar en turnos de 6 horas para preservar las fuentes de trabajo” y agregó que “la preocupación siempre existe”.

Sin stock

Por otro lado, José Goñi afirmó que “hoy por hoy, la empresa no está stockeada, o sea que los márgenes para seguir trabajando los tiene. Si bien acusa un problema con los servicios, tiene el poder para poder seguir trabajando”.

Además, refirió que “el mercado es obvio que puede llegar a ser un problema, por el hecho de que hoy la mayoría de los empresarios y cualquier persona normal pone dinero a trabajar financieramente porque es lo que más ganancia le deja. Pero la realidad es que hoy Loimar podría seguir trabajando y stockeándose, capitalizándose”.

En la actualidad, la fábrica de ladrillos y revestimientos Loimar emplea a 82 trabajadores con jornal quicenal y, junto al personal mensualizado supera los cien puestos de empleo.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario