fbpx Los acompañantes terapéuticos siguen en lucha para que IOMA les pague los sueldos adeudados – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los acompañantes terapéuticos siguen en lucha para que IOMA les pague los sueldos adeudados

Aunque aseguraron que el atraso en los haberes sucedió siempre, nunca se habían demorado tanto. A algunos profesionales se les debe parte de 2018. En Tandil, al no estar nucleados, el reclamo pierde fuerza. Además, siguen clamando por el proyecto de ley que regularice su ejercicio profesional.

El Eco

Unos 10 mil acompañantes terapéuticos (AT) de toda la provincia de Buenos Aires se ven perjudicados por la deuda que mantiene la prestadora IOMA desde hace varios meses.

A pesar de las manifestaciones y marchas, los profesionales no han logrado que se cumpla con su reclamo, ya que en noviembre sólo 400 personas percibieron algo de dinero, ni si quiera el total de los honorarios. Según reveló la AT tandilense Patricia Barragán, fue cuando asumió la titularidad de la obra social Homero Giles, que realizó lo que llaman “depósito masivo” y “tiran” un poco de dinero en todas las cuentas.

“La deuda de IOMA fue insostenible todo el año y el problema con Tandil es que es una sede local que creo que hace lo que puede”, lamentó.

Sin embargo, Barragán aseguró que el tema  de los atrasos no es de ahora, sino que siempre funcionó de esa manera. Según dijo, esto sucede porque los mismos trámites de autorización demoran de dos a tres meses, entonces desde la aprobación también hay un tiempo de dilación en el desembolso. Pero la diferencia que hubo este año es que sucedió sin límite y de manera masiva, de hecho algunos no lo perciben desde 2018.

“Las fechas de cobro eran a partir de mayo o junio, pero esta vez llegamos a septiembre y muchos no han apreciado sus haberes en todo el año. Incluso, hay gente que no ha cobrado fines del 2018, entonces cuando llegue ese pago ya no sirve de nada porque el monotributo va aumentando como corresponde y seguimos con el mismo sueldo”, aseveró.

Otra dificultad local

A nivel local, el hecho de no contar con un sindicato o representante es parte del conflicto, ya que no tienen donde nuclearse y están muy dispersos.

Por esta razón, muchos han dejado de trabajar con IOMA. “No tenemos una información clara y precisa cuando cambian las resoluciones, te informan después de facturar y tenemos que anular todo”, explicó, indicando que la parte burocrática se vuelve muy pesada. Asimismo, deben tener al día el monotributo y los impuestos, pero sin contar con el sueldo. “Se complica mucho”, reveló.

A la hora de referirse a lo que sucede en la ciudad, que no es la excepción con la deuda, lamentó que cuando se acercan a la sede local de la prestadora, “aunque le pongan mucha voluntad, no están bien informados “, no son capaces de resolverles las consultas.

“Este es un juego donde somos los más damnificados, porque en realidad el afiliado sigue contando con nuestro servicio, pero nosotros cargamos con el trámite burocrático y la falta de pago”, denunció.

Sin unión que haga fuerza

Hay muchas agrupaciones de acompañamiento que se hacen cargo de los reclamos, pero no hay nada firme que los una a todos, no hay un manejo global. Por eso, contó que a unos le depositan mientras a otro no, a algunas sedes llega la resolución y a otras no, incluso se manejan importes diferentes y los aumentos llegan con retraso.

“Este año fue terrible”, confesó. Por otro lado, siguen en lucha para que pueda tratarse en algún momento el proyecto que busca regularizar el ejercicio de los profesionales.

“La Ley nos garantiza, en primer lugar, no estar precarizados y segundo, nuclearnos bajo el mismo nombre, como también determinar de una vez por todas si estamos en salud o educación. Nos aclararía el panorama, sumaría”, admitió, destacando la importancia.

En este plano, Julia Corral, integrante del Foro de Acompañantes Terapéuticos Tandilenses, contó que aún están con la promesa de que se trataría en sesión extraordinaria, aunque en la última solamente refirieron a ministerios y asumieron cargos.

“Lo grave es que no dan respuesta, a pesar de que en campaña asumieron el compromiso varios frentes de tratarlo y sólo hubo dos sesiones ordinarias de Diputados en todo el año”, explicó.

Aseguró que siempre tuvieron el apoyo del Frente de Izquierda (FIT) y lo que quedó de Cambiemos, pero que el resto no da respuesta. De todas maneras, no piensan bajar los brazos y seguirán intentando que el Frente de Todos asuma la responsabilidad.

Cabe recordar que hace más de dos años que los acompañantes terapéuticos de todo el país bregan por la promulgación de normativas que regularicen y contengan el ejercicio de sus profesiones.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario