Los gremios docentes debatieron y podrían no empezar las clases luego de las vacaciones

Lo definirán las agrupaciones confluidas en el Fudba junto con todos los trabajadores de la educación. Su fin es la defensa irrestricta de la escuela pública. Paritaria, aumentos en IOMA, falta de infraestructura, equipos de orientación escolar, entre otros reclamos. A pesar del ajuste es un sector que se siente fortalecido y unido.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense (Fudba), integrado por AMET, FEB, Sadop, Suteba y Udocba en reunión distrital.

El Eco

El Frente de Unidad Docente Bonaerense (Fudba), integrado por AMET, FEB, Sadop, Suteba y Udocba, convocó ayer a los trabajadores de la educación a una reunión distrital con la intención de debatir las medidas de fuerza a tomar, sobre todo si iniciarán o no las clases luego del receso invernal. El espacio surgió para tratar de atraer la mayor cantidad de trabajadores al debate y poder resolver de manera integral las líneas de acción, a modo de endurecer el reclamo.

Al inicio del encuentro tomó la palabra Cecilia Islas de FEB, quien se refirió a la necesidad de encaminarse juntos para “construir unidad”.

Además se puso en conocimiento que mañana la Federación llevará adelante su Congreso en La Plata, mientras que ese mismo día se llevará a cabo el plenario de secretarios generales de Suteba en Buenos Aires, donde van a trasladar los mandatos de cada uno de los distritos. Asimismo el resto de los gremios tendrá sus espacios orgánicos y a partir de mañana podrán encaminarse hacia una unificación con todos los integrantes del FUD, para establecer la modalidad del plan de lucha luego de las vacaciones.

Para Islas, el principal motivo sigue siendo la paritaria, porque “continúan dando adelantos a cuenta sin explicar a qué corresponde”. También el debate apuntó a reflexionar sobre otras decisiones inconsultas como fue el aumento del talonario de IOMA, del que tomaron conocimiento ayer.

“Es momento de dar debate y escucharnos”, entusiasmó la representante de la FEB, explicando que cuando se refieren a medidas a tomar significa que puedan ser sostenidas en el tiempo en cuanto al porcentaje de acatamiento.

Con referencia a este punto particularmente, Cristian Urdih personificando al Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), sostuvo que también ayer mantuvieron encuentros en Olavarría para acordar de qué manera pueden acompañar a cualquier medida de  fuerza que se tome. Sin embargo, advirtió que la realidad de los privados es distinta. Por más que proyecten un paro de 48 o 72 horas, a las 24 desde las instituciones emiten la conciliación obligatoria y deben volver a trabajar.

A la vez, Urdih manifestó que con respecto a la negociación paritaria su situación es la misma, y están igualmente preocupados por la resolución sobre la conformación y distribución de los Equipos de Orientación Escolar (EOE).

“Sobre todo queremos construir una estrategia colectivamente. Son más de 80 días sin convocatoria ni respuestas”, enfatizó Hugo González, secretario de Suteba.

 

Se suma IOMA

 

En la jornada de ayer también se anoticiaron que hubo un 70 por ciento de aumento en el bono de consulta de IOMA y los docentes lo están rechazando. Aseguraron que fue una medida tomada unilateralmente desde la conducción de la obra social, cuando además de un directorio también hay participación de los trabajadores a través de los representantes sindicales.

“Ese porcentaje de incremento para los trabajadores es muy significativo, más si se tiene en cuenta que todavía estamos viviendo con un salario de 2017, entonces se recrudece más”, indicó González. Todos se manifestaron de acuerdo con que, si desde la prestadora tienen la necesidad de aplicar ajustes, deben ser consensuados y no realizarse tan arbitrariamente como lo hicieron ahora.

González contó que vienen debatiendo hace dos días en las distintas escuelas y la idea más fuerte que se presenta es el no inicio de clases luego de las vacaciones. De todas maneras aún les queda pendiente definir la modalidad.

Cabe destacar que desde el sector docente no definen esto desde los gremios sino que lo hacen desde la totalidad de la docencia y trabajadores de la educación, es por eso que vienen realizando consultas y debates en diferentes puntos. La lógica, según explicó el secretario de Suteba, es construir y resolver colectivamente. “Entramos y salimos todos juntos del conflicto”.

Unidos y fuertes

Los paros que han venido realizando tuvieron generalmente un alto acatamiento. “Nos estamos movilizando bastante, hay sectores como los EOE que están con una problemática muy específica, hemos hecho muchísimas acciones de repudio, vemos que hay una resistencia importante desde el sector pero también notamos que el Gobierno provincial ha cerrado todo tipo de diálogo, sin convocarnos hace más de 80 días, y está generando que el humor y la bronca vayan aumentando”, develó Hugo González.

A todo esto se suma la realidad económica de cada uno, con un sueldo que no alcanza y sin propuesta salarial, lo que hace que las acciones se tornen un poco más duras. Gracias a este permanente intento de visibilizar la situación por la que atraviesan, los gremios docentes han logrado que la Provincia dé marcha atrás en cuestiones como el cierre de las escuelas de Islas.

Según sostuvo, la comunidad los viene apoyando y comprende la problemática. “Estamos fortalecidos y hemos logrado muchísima más unidad con todos las agrupaciones docentes bonaerenses, además nos estamos juntando con otros sectores de trabajo que están en la misma situación”.

“Lo positivo que esto puede tener es que nos estamos fortaleciendo”, reflexionó, y en esa línea sostuvo que el Gobierno tiene que tomar este crecimiento para darse cuenta de que su planteo es justo y no verlo como un capricho. “Son ellos los que politizan el conflicto, mientras que nosotros somos cada vez más y trasciende la frontera política”.

Así el referente de Suteba enfatizó que es la defensa irrestricta de la escuela pública lo que se está fortaleciendo, junto con otros sectores castigados, y todos se suman en contra el Gobierno para poder frenar “este ataque y ajuste feroz que hace”.

 

“No hay una política activa que

busque enriquecer la educación”

Una vez más, Hugo González aseguró desde Suteba que no hay voluntad política. “Hay un Gobierno provincial que nos está demostrando que no le interesa la escuela pública”. Reveló que, entre otras cosas, los libros que se anunciaron para las instituciones no alcanzan a cubrir el 30 por ciento de la cantidad de alumnos. Entonces, hizo hincapié en que “no hay una política activa que busque enriquecer la educación”, por el contrario, lo que encuentran es “ajuste”.

Otra de las realidades por las que atraviesan en los centros educativos es que desde hace dos años cada vez se acercan más familias con necesidades económicas o de indumentaria por ejemplo, al igual que ha crecido la concurrencia a comedores. Si bien no era extraño que ocurriera, sucedía a menor escala.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario