fbpx Los integrantes de la toma pacífica del Campus ratificaron su posicionamiento y desmintieron que haya habido destrozos en el predio – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los integrantes de la toma pacífica del Campus ratificaron su posicionamiento y desmintieron que haya habido destrozos en el predio

Estudiantes tomaron la semana pasada el Campus de la Unicen durante dos días y el rector Roberto Tassara negó haber apoyado la medida.

El Eco

Debido a los cuestionamientos y tergiversaciones que se suscitaron luego de que una asamblea estudiantil decidiera tomar -por primera vez en la historia de la Unicen- el campus universitario, quienes llevan adelante esta medida, emitieron un comunicado para aclarar públicamente diversas puntos y sentar su posicionamiento frente al conflicto que envuelve a las universidades y educación públicas. En el día de ayer, la Facultad de Ciencias Económicas hizo circular un escrito en el que repudiaban la modalidad de protesta y el bloqueo del acceso al predio del paraje Arroyo Seco. Estudiantes de la cinco unidades académicas de la Universidad Nacional del Centro salieron al cruce de esta postura y ratificaron el espíritu de su reclamo, que es la educación pública como prioridad, y aseguraron que defienden “una universidad donde quienes estén no sean solamente quienes pueden económicamente”.

El comunicado 

A partir de las medidas económicas, sociales y políticas que se vienen tomando desde el comienzo de gestión del gobierno de Cambiemos; se llevan adelante desde mayo de este año distintas asambleas donde para hacer frente a estas medidas como estudiantes nos encontramos con los claustros docente, no docente y graduados/as para empezar a pensar un plan de lucha que visibilice nuestras demandas como comunidad educativa y de la educación pública en general.
La toma que se está llevando a cabo en el Campus Universitario está en consonancia con las 57 universidades nacionales que nos vemos afectadas por el recorte de presupuesto y con las más de la mitad de estas en situación de toma a lo largo y ancho del país.

Como estudiantes, miembros activos de esta sociedad, nos organizamos y resistimos ante la avanzada neoliberal que provoca el conflicto educativo que estamos viviendo, y frente a esto tenemos demandas que nos son propias:

– El presupuesto destinado, pese a su aumento en comparación con el año pasado, no equipará el aumento de la inflación.

– El recorte presupuestario afecta los programas de becas ya sea progresar, becas unicen, residencias universitarias las cuales en la actualidad albergan a 140 estudiantes en Tandil, el menú estudiantil el cual se enmarca en el comedor autogestionado que nos permite comer a un precio accesible, y becas de iniciación a la investigación (CIN) donde los y las compañeras recibieron en la última semana un email informando el no pago de las mismas, ya que la Secretaria de Políticas Universitarias no hizo la transferencias de fondos correspondientes por falta presupuesto.

– Agotamos las instancias de diálogo, institucionales y hemos recibido a cambio menosprecio e indiferencia por parte del estado nacional que sigue sin enviar las partidas presupuestarias. Eso hace que la universidad funcione con recursos propios. El no envío de partidas presupuestarias afecta el desarrollo de las unidades académicas como también los proyectos de extensión o áreas de vinculación directa con la sociedad como la Universidad Barrial, adultos mayores, talleres de cultura o extensión.

– Esta problemática no solo afecta a la comunidad universitaria, sino también otras instituciones educativas de la ciudad como el conservatorio de música, el Ipat o Polivalente, los cuales están reclamando por condiciones dignas y una educación de calidad. Con quienes nos hemos hermanado en la lucha.

– Entendemos como propios los paros y las luchas en defensa de las condiciones laborales de docentes, nodocentes, graduados/as y trabajadores/as en general.

La toma de la Unicen es una decisión que se discute y vota en la Asamblea Estudiantil del día martes después de varios meses de reuniones, asambleas y actividades en las cuales esperábamos una respuesta positiva del Poder Ejecutivo que nos garantice la Educación Pública, Gratuita y de Calidad que nos permita enseñar y aprender.

Defendemos el derecho a la educación pública como prioridad. El derecho a aprender es un derecho social antes que individual, debiendo ser el Estado Nacional el principal garante del mismo. Ante la falta de garantía, nos respaldamos en el Art. 14 de la Constitución Nacional.

Entendemos que los derechos son una puja de intereses, que uno debe prevalecer sobre otro, en este sentido prevalece el derecho a asociarnos con fines útiles y a peticionar a las autoridades frente a los golpes, recortes y desmerecimiento que sufre sistemáticamente nuestra educación, y que nos posiciona a los y las estudiantes en un lugar donde debemos elegir si trabajar o estudiar, como si estas no pudieran ser complementarias.

Creemos en una universidad donde quienes estén no sean solamente quienes pueden económicamente, sino que sea para todos y todas, estamos hoy defendiendo la Educación Pública porque somos quienes la transitamos en lo cotidiano, pero también la defendemos para quienes van a venir o aún no pudieron acceder.

Para finalizar, queremos desmentir el hecho de que hayan existido cualquier tipo de destrozos en las instalaciones, transitamos este lugar todos los días, es parte de nuestro cotidiano, la queremos y defendemos. En este sentido, invitamos a la Asamblea Interclaustro que se va a desarrollar hoy a las 15 hs en el Campus.

Por último, a 100 años de la Reforma Universitaria no podemos dejar de recordar las palabras de aquellos estudiantes que lucharon por una Universidad Pública, Gratuita, de Calidad y Cogobernada:

“Se nos acusa ahora de insurrectos en nombre de una orden que no discutimos, pero que nada tiene que hacer con nosotros. Si ello es así, si en nombre del orden se nos quiere seguir burlando y embruteciendo, proclamamos bien alto el derecho sagrado a la insurrección. Entonces la única puerta que nos queda abierta a la esperanza es el destino heroico de la juventud. El sacrificio es nuestro mejor estímulo; la redención espiritual de las juventudes americanas nuestra única recompensa, pues sabemos que nuestras verdades lo son -y dolorosas- de todo el continente.”

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario