fbpx Los movimientos sociales se manifestaron en la UDAI y el Municipio por “paz, pan y trabajo” – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los movimientos sociales se manifestaron en la UDAI y el Municipio por “paz, pan y trabajo”

Bajo el lema “Fuera el FMI. Basta de hambre”, organizaciones populares de Tandil volvieron ayer a manifestarse. Esta vez, en sintonía con las acciones que se llevaron adelante a nivel nacional, lo hicieron en las puertas de la UDAI, donde le entregaron un petitorio al titular de la sede del organismo nacional, Cristian Salvi. Luego, continuaron a la Municipalidad, donde encabezaron una ruidosa protesta en rechazo a las medidas implementadas por el Gobierno nacional.

El Eco

Bajo el lema “Fuera el FMI. Basta de hambre”, organizaciones populares de Tandil se manifestaron en la mañana de ayer en las puertas de las oficinas de la UDAI, ubicadas en Pinto y Chacabuco, por “paz, pan y trabajo” y en rechazo a las políticas económicas implementadas por el Gobierno nacional.

En la oportunidad, le entregaron un petitorio al gerente de la dependencia del organismo nacional en la ciudad, Cristian Salvi, quien salió a recibirlo, aunque sin mediar palabra.

Luego, se dirigieron hasta el Municipio, donde encabezaron una ruidosa protesta en el hall principal con el objetivo de visibilizar el reclamo de “medidas urgentes para los sectores más vulnerables, que una vez más quedaron afuera de los anuncios del Gobierno y van a ser nuevamente ajustados, poniendo en riesgo la paz social”, advirtieron.

La manifestación, que comenzó minutos pasados de las 9.30, contó con la presencia de distintas organizaciones sociales, entre ellas, el Movimiento de Trabajadores Excluidos –MTE-, el Movimiento Evita, Patria Grande, la Corriente Clasista y Combativa –CCC-, la cooperativa de trabajadores El Laurel del arroyo Langueyú; la cooperativa textil Coopeva, la asociación civil Mujeres sin Techo, entre otros. Participaron además la concejal mandato cumplido por el Frente para la Victoria, Corina Alexander, y ediles de la oposición.

Encolumnados detrás de la bandera “Paz, pan y trabajo. Somos lo que falta. Movimiento Evita”, los manifestantes se concentraron en la Plaza Independencia, frente a la UDAI, con sus distintivas banderas, donde hicieron lectura de un petitorio que posteriormente entregaron en mano al titular de la dependencia, Cristian Salvi, quien salió a recibirlo.

Luego, avanzaron por Chacabuco hasta Belgrano y finalizaron en el Municipio, donde encabezaron una protesta con el objetivo de visibilizar la preocupante situación que atraviesan muchos barrios de la ciudad, con una demanda que va en aumento, sobre todo, de alimentos, frente a la “grave crisis social provocada por la creciente devaluación e inflación”.

“Hoy la política está mirando para otro lado”

En medio de la movida, el referente del Movimiento Evita en la ciudad, Nicolás Carrillo; la concejal mandato cumplido, Corina Alexander; y la referente de Mujeres sin Techo, Mirta Piqueras, dialogaron con El Eco de Tandil.

En primer lugar, Carrillo explicó que el objetivo de la manifestación fue alzar la voz frente a las recientes “medidas de ajuste” anunciadas, donde “no hay contemplada una actualización de los programas sociales”.

Seguidamente, señaló que “desde hace un año, se les está pidiendo a la Nación, la Provincia y al Municipio, programas de trabajo y la única respuesta fue dar más planes sociales, y el resultado de ello es más empobrecimiento. Hace un año se pedía trabajo y hoy la gente no tiene para comer. Eso es lo que pasa en los barrios y por eso estamos acá”.

Advirtió que en la actualidad “hay un 30 por ciento de pobreza estructural en la Argentina. Esto no es solo ingresos, es vivienda precaria, niños con enfermedades respiratorias, enfermedades sociales como la droga, la gente pasa frío. Son muchos los reclamos y hoy la política está mirando para otro lado”.

En efecto, argumentó que volvieron a salir a la calle para “poner de relieve que hay una necesidad y que queremos buscar una salida institucional y pacífica. Tenemos que evitar por todos los medios los desbordes, la violencia y los saqueos. Venimos a ayudar a eso”.

Por su parte, Alexander expresó que “en Tandil también nos suceden cosas. Hay mucha gente que está pasando necesidades y es importante que los que están organizados y los que más están sufriendo, realicen este tipo de visibilización porque se están cerrando cada vez más negocios, aunque no se quiera reconocer, se van a cerrar fábricas y cada vez hay más despedidos. Esto ocurre en nuestra ciudad; no en otro lugar de la Argentina”.

En tanto, Piqueras expuso que “esto afecta a todos los sectores, no solo a los que menos tienen, sino a los trabajadores de todas las clases, que están sufriendo los ajustes que estamos viviendo. Las tarifas son impagables, a la gente no le alcanza para pagar el alquiler y la comida se está haciendo necesaria”.

Desde Mujeres sin Techo, contó que observan esta cruda realidad “todos los días con la gente que va y reclama para tener un terreno o una casa porque ya no puede pagar un alquiler. Entonces, es necesario visibilizar que en Tandil pasa lo mismo, que no somos una isla y que acá también estamos sufriendo”.

Salvi aseguró que elevará el petitorio a las autoridades nacionales

Tras recibir el petitorio, el gerente de la UDAI en la ciudad, Cristian Salvi, explicó a El Eco de Tandil que decidió esperar a los manifestantes en la puerta de las oficinas de Pinto y Chacabuco para “evitar que haya situaciones de violencia y atender a la gente que tiene turno. Nosotros recibimos a muchos vecinos y queremos preservar el servicio”.

Confirmó luego que las organizaciones sociales le habían entregado un petitorio -firmado por la CTEP, la CCC y Mujeres sin Techo-, que se comprometió a elevar a las autoridades de Anses porque aclaró que las demandas que se plantean exceden a su competencia. “Lo que hago es recibirlo como autoridad local del organismo y lo voy a remitir a la Dirección Ejecutiva. Y ni siquiera –aclaró- las decisiones que aquí se peticionan corresponden a Anses. Es una decisión del Gobierno nacional o del Congreso”.

Por último, Salvi detalló que “en Tandil, tenemos alrededor de 5 mil familias que reciben la Asignación Universal por Hijo y unos 8 mil beneficiarios en total”.

 

Para Arrizabalaga, la clase política tiene

que responder a la necesidad de la gente

Por su parte, el referente de Patria Grande en Tandil, Juan Arrizabalaga, contó que decidieron acompañar la manifestación de los movimientos populares porque entienden que “los reclamos tienen que ver con esta situación de crisis económica y social”.

En ese sentido, lamentó que “el Gobierno hoy le esté hablando a los mercados y no a la gente. Además, cuando nos habla, dice que va a crecer la pobreza y que va a haber más ajuste y que los culpables somos nosotros o el mundo, y no asumen la responsabilidad de las decisiones que toman”.

Sostuvo que “el tiempo de la política a la gente así no le sirve, desmerecemos la democracia porque el tiempo de la gente es el día a día. Los tiempos de quien cierra el comercio, el que despide gente, el que no llega a pagar el alquiler, el que tiene que mandar a los pibes a la escuela y darles de comer, son de hoy”.

En efecto, consideró que “la clase política a veces no está a la altura de las circunstancias de la realidad que vive la gente, del que se endeuda, del que tomó un crédito y no puede pagarlo. Es una situación realmente compleja y los sectores populares, los más vulnerables, no tienen ese tiempo. No les interesa los mercados porque es una palabra abstracta que tiene que ver en realidad con grandes empresarios que siempre ganan y la que pierde siempre es la gente”.

Para cerrar, Arrizabalaga aclaró que “no se trata solo de cerrar estabilidad y presupuesto, sino de responder a la necesidad de la gente y me parece que la clase política debe salir a la calle”.

Desde el MTE, advirtieron que “la situación

en los barrios es realmente muy complicada”

El referente del MTE, Daniel Fernández, explicó que como organización que forma parte de la CTEP están reclamando un paquete de medidas a nivel nacional, en el marco de un plan de lucha que se extenderá hasta el paro general convocado por la CGT para el martes 25 del corriente.

Puntualmente en la jornada de ayer, confirmó que “el reclamo era en Anses por la suba de la Asignación Universal por Hijo, las pensiones, el Salario Mínimo Vital y Móvil, y el Salario Social Complementario”.

Expuso luego que “la situación en los barrios es realmente muy complicada y el fusible son los sectores populares. Lo venimos advirtiendo desde hace tiempo, que las medidas que toma este Gobierno van en contra de la necesidad del pueblo y hoy se está convirtiendo en una realidad, y los que más sufren son los sectores populares”.

Finalmente, Fernández anticipó que, además de la batería de medidas que salieron a reclamar ayer, insistirán también con las ya presentadas a nivel nacional, como las leyes de Emergencia Alimentaria, de Integración Urbana, de Emergencia para Pequeños Productores, entre otras. “Y, a nivel municipal, también tenemos presentada la ordenanza para la economía popular, que lamentablemente no hemos tenido respuesta”, concluyó.

El documento

Ante la grave situación social, provocada por la creciente devaluación e inflación, solicitamos por su intermedio al Gobierno nacional urgentes medidas de emergencia.

El Presidente de la Nación reconoció que la “pobreza va a aumentar”. Eso en los sectores de menores recursos significa ingresar en la indigencia, no poder satisfacer sus necesidades básicas. Las medidas anunciadas, como el refuerzo en la Asignación Universal por Hijo (AUH) en septiembre y diciembre y el aumento de los planes de empleo, ya había sido comprometido por el Gobierno en junio. Desde entonces, la situación se agravó y hoy son absolutamente insuficientes.

No queremos tener que lamentar más muertes de niños y heridos como la ocurrida, como consecuencia de un intento de saqueo a un supermercado, en la provincia del Chaco.

Mientras grandes sectores de nuestro pueblo padecen grandes sufrimientos y son arrojados a la desesperación, otros se enriquecen y lucran con el saqueo de nuestro país.

Por eso, reclamamos:

  • Aumento ya del ciento por ciento en la AUH.
  • Aumento de emergencia para los jubilados y pensionados.
  • Aumento del Salario Mínimo Vital y Móvil a 20 mil pesos.
  • Aumento del Salario Social Complementario a 10 mil pesos.
  • Terminar con las amenazas individualizadas del Anses, de dar de baja a los beneficiarios de “Hacemos Futuro” que, por diferentes motivos, incumplen con la impuesta terminalidad educativa.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario