fbpx Los municipales aceptaron la oferta del Ejecutivo y alcanzaron el 41 por ciento de aumento en el año – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los municipales aceptaron la oferta del Ejecutivo y alcanzaron el 41 por ciento de aumento en el año

El Municipio realizó una oferta superadora y los trabajadores acordaron recibir un aumento desdoblado del 10 por ciento en noviembre y un 5 por ciento en enero, con respecto a los básicos de julio. Alivio y satisfacción de ambas partes por el consenso logrado. Además, el sindicato dio detalles de su intervención en el caso de las empleadas víctimas de violencia laboral por parte de la titular del área de Políticas de Género.

Rody Becchi

El frente de conflicto abierto entre los trabajadores municipales y el Departamento Ejecutivo por la recomposición salarial tuvo ayer el último capítulo del año al concretarse el acuerdo paritario, que dio lugar a las pretensiones y posibilidades de cada uno de los actores de la contienda.

En el marco de la conciliación obligatoria vigente hasta ayer, representantes del Municipio y referentes gremiales se sentaron a negociar la pauta salarial en el Ministerio de Trabajo bonaerense. Participaron de la instancia de diálogo el subsecretario de Gobierno, Miguel Lunghi (h); el director de Recursos Humanos del Municipio, Mauricio Baldovino; el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi; el delegado ministerial, Blas Pugliese; el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, Roberto Martínez Lastra; la secretaria adjunta, Cecilia Soto; el secretario gremial, David Marconi;  y el secretario de finanzas, Walter Rolando.

En el encuentro, los funcionarios presentaron una propuesta salarial ostensiblemente mejor que las anteriores. La oferta, aceptada por amplia mayoría en una masiva asamblea realizada en la sede sindical cerca del mediodía, consiste en un 10 por ciento de aumento en los haberes correspondientes a noviembre en base al básico de julio de este año, y un 5 por ciento más en enero, con respecto al mismo mes. En los ofrecimientos anteriores los aumentos contemplaban el 10 por ciento inicial en relación a diciembre de 2017. De este modo, la paritaria de los municipales alcanzó el 41 por ciento anual de incremento.

Roberto Martínez Lastra, el titular del gremio, habló con El Eco de Tandil y se manifestó contento por la multitudinaria participación de los trabajadores en la instancia de decisión que concretaron en el edificio de Yrigoyen al 1100. Alrededor de 900 empleados se plegaron a las diferentes asambleas, actividades y medidas de fuerza convocadas por el sindicato.  Si bien algunos se opusieron a la propuesta salarial del Ejecutivo, “estamos en democracia, lo que decidía la asamblea se aceptaba, pensé que iba a ser más difícil”, dijo el histórico dirigente.

Puntualizó la importancia de aprobar el convenio colectivo de trabajo, hecho que quedó registrado en el acta acuerdo que suscribieron en el ministerio y que contribuye a mejorar las condiciones de los empleados del sector,  y añadió que “no vamos a seguir en un conflicto por dos puntos, habíamos pedido el 43 por ciento y llegamos al 41, eso pensó la gente, no íbamos a ir al choque y una medida de fuerza por dos puntos”.

Cronología del conflicto

En octubre se reabrió la negociación salarial y el Municipio ofreció una suma fija no remunerativa de 8 mil pesos para todas las categorías a pagar en noviembre y enero, pero la representación gremial pidió un aumento del 20 por ciento  al considerar que los valores actuales están “desfasados” con respecto a la inflación y que para fin de año tendrán una pérdida del poder adquisitivo del 50 por ciento.

Tras reuniones fallidas y ante la falta de consenso entre los actores implicados, los trabajadores decretaron 72 horas de paro el 29, 30 y 31 de octubre, que incluyeron movilizaciones hacia la Municipalidad. Luego de rechazar una nueva oferta dictaminaron un paro por tiempo indeterminado y el 2 de noviembre la cartera laboral emitió la conciliación obligatoria para asegurar un período de tregua en la negociación.

Finalmente, en la jornada de ayer los empleados del Estado municipal decidieron acogerse al ofrecimiento de la gestión de gobierno y sellaron el acuerdo paritario hasta el año que viene.

Alivio del Ejecutivo     

Los miembros del Gobierno encargados de llevar adelante las negociaciones se mostraron satisfechos con la resolución del problema que agitó las aguas durante el último mes.

“Es una buena noticia para todos, nos habíamos comprometido a llevar una propuesta superadora, no podíamos ofrecer más del 15 por ciento, se jugó con qué mes se referenciaban esos porcentajes, y se acordó que fueran sobre los de julio, que es cuando se aplicó el aumento del 20 por ciento acordado anteriormente”, indicó Oscar Teruggi en diálogo con El Eco Multimedios.

El funcionario también destacó que convinieron hacer un esfuerzo entre las dos partes para finalizar el convenio colectivo de trabajo,  que tiene fecha probable de rúbrica el 1 de mayo.

El secretario de Gobierno aseguró que no se descontarán los días de paro, pero se devolverán con tareas extraordinarias y horas suplementarias, que se organizarán próximamente.

Por otro lado, afirmó que quedó descartada la asignación de un bono de fin de año, porque resulta imposible de afrontar por el Municipio, teniendo en cuenta que el dinero disponible se usará para abonar los recientes aumentos. Sobre la posibilidad de que el acuerdo alcance a los funcionarios, Teruggi señaló que “la propuesta establece que es para el personal de planta, el Intendente verá si lo traslada al personal político, pero lo decide él y son caminos separados”.

Además, expuso que continúan trabajando muy duro en el Presupuesto 2019 y definió que es “muy difícil” el tratamiento del mismo porque hay que equiparar la inflación con las tasas, entre otras problemáticas que afectan e inciden en los fondos que estarán disponibles para utilizar el año que viene. “No está definida la macrofiscal que deja en claro la coparticipación que recibiremos, en base a eso hay que seguir trabajando”, cerró.

El sindicato aclaró que las trabajadoras víctimas de acoso laboral no están de paro 

El secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, se refirió al caso que tomó estado público en la edición pasada de este Diario y aclaró un detalle que surgió en cuanto a la denuncia por violencia laboral que pesa sobre la titular de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Andrea Rossetti.

“El 24 de octubre hicimos una presentación ante las autoridades del Municipio y el Ministerio de Trabajo, donde denunciamos el acoso laboral del que eran víctimas 4 trabajadoras del área y apuntamos a la directora, quien ejercía la violencia. Las trabajadoras no iniciaron ninguna medida de fuerza. Como se dilataron las primeras medidas, en protección de las compañeras tomamos la decisión -en conjunto con ellas- de trasladarlas a otra dependencia, era una forma de sacarlas de ese ámbito nocivo para que no se las revictimice”, explicó.

Luego de que se formalizara la denuncia, las empleadas, que están ampliamente calificadas dentro del área en la que se desempeñan, estuvieron durante una semana y media a la espera de un traslado. Según los dichos de Marconi, durante ese período permanecieron aisladas en un espacio físico de la Secretaría de Desarrollo Social que calificó de “inhabitable”, donde funcionaba la mencionada dependencia gubernamental antes de que el Municipio alquilara el nuevo espacio de Rodríguez 973.

El referente sindical confirmó que hubo una audiencia esta semana entre las partes involucradas, pero nunca se trataron los hechos puntuales que motivaron el traslado de las mujeres. Las conversaciones sólo discurrieron respecto a la reubicación de las mismas.

“Las compañeras cumplen horario en el sindicato como una herramienta exclusivamente de protección. Por lo demás, esperamos que nos pongamos de acuerdo en cuanto a sus reubicaciones en un ámbito de competencia en el que se sientan cómodas y tranquilas”, aseguró.

De acuerdo a lo expuesto por el entrevistado, el acoso y hostigamiento sucedió durante mucho tiempo, generando el consiguiente agotamiento de las trabajadoras afectadas, que ostentan una larga trayectoria en el Municipio. “Se merecen estar en un lugar acorde a todo lo que han dado”, agregó.

El sindicato le exige al Ejecutivo que se ajuste a derecho y cumpla con lo que señala la Ley 13168 e inicie el correspondiente procedimiento para esclarecer los hechos. “La ley es clara, que el Municipio cumpla y se inicie un proceso lo antes posible para que se investiguen los hechos y no queden minimizados en una discrepancia de criterios. Es algo muy serio en cualquier ámbito, pero estamos hablando de la Dirección de Políticas de Género”, ponderó Marconi.

La legislación citada estipula que el Estado municipal debe realizar un procedimiento de investigación donde se le garantice el derecho a defensa a la acusada y se arribe a una resolución.

Consultado sobre la posibilidad de que se desacrediten los testimonios de las víctimas acerca del maltrato que denunciaron y las acciones no prosperen, fue enfático al exponer que es harto común que eso ocurra en este tipo de situaciones, e ilustró que “se ha conminado a otro grupo de trabajadoras a que se desacredite esto, el propio Municipio deja asentado en el acta que rechaza y desconocía que esto era así”.

Desde la entidad apuntan a dirigir sus esfuerzos a que el lamentable hecho se resuelva y que la responsable se haga cargo de sus acciones para que no se repitan.

“El descrédito es constante, las presiones también, las trabajadoras han sido amenazadas con descuentos y sanciones, por eso tuvimos que ampliar la denuncia con detalles y hechos puntuales que ocurrieron a lo largo de casi dos años”, sentenció.

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario