fbpx Los obreros de Loimar esperan avances en las negociaciones entre la empresa y Focra – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los obreros de Loimar esperan avances en las negociaciones entre la empresa y Focra

Los trabajadores continúan en el acampe, frente a la fábrica que se mantiene inactiva desde octubre. En tanto, continúan las reuniones entre los responsables de la firma y la Federación Obrera Ceramista. El punto que no permite acercar posturas gira en torno al despido de diez empleados como condición de la patronal para reactivar la planta.

El Eco

A tres meses de iniciado el conflicto, los trabajadores de Loimar se mantienen alertas frente a los posibles avances que puedas presentar las conversaciones que se llevan adelante entre la empresa tandilense y los representantes de la Federación Obrera Ceramista de la República Argentina (Focra).

Con hermetismo sobre los términos en los que avanza el diálogo entre la conducción nacional y el titular de la firma, Juan Loitegui, la discusión apuntaría a alcanzar un punto de acuerdo en relación a las posturas de las partes.

El 18 de enero la asamblea de trabajadores ratificó la voluntad de seguir negociando pero rechazó la desvinculación de diez de los empleados que la empresa quiere llevar adelante como condición para reactivar la actividad.

La planta se encuentra paralizada desde mediados de octubre cuando la firma decidió avanzar con el despido de diez operarios y suspender a más de treinta, alegando una caída en las ventas y severos incrementos tarifarios, lo que  desencadenó el conflicto.

En una reunión consumada hace 10 días en Buenos aires, las partes dialogaron y la patronal realizó una propuesta de trabajo con claras intenciones de volver a encender los hornos y retomar la fabricación de insumos para la construcción.

Estado de situación

En diálogo con El Eco de Tandil, el delegado ceramista, José Goñi, repasó el estado de situación actual mientras continúan con presencia frente a la plante y adelantó que evalúan el modo en visibilizar el conflicto que lleva tres meses sin resolverse, un aspecto que será puesto a consideración de la asamblea. “Estamos viendo, día a día, qué podemos implementar hacia la ciudad. Lo más probable es que hagamos algo”, alertó.

En principio, “siguen las conversaciones entre la Federación y la empresa pero no hemos tenido ningún tipo de novedades”, aseguró el dirigente sobre la falta de definiciones en un conflicto que se extiende. “Estamos a la espera para ver qué se decide”, insistió.

En ese sentido, y con las negociaciones estancadas, Goñi sostuvo que “seguimos en la misma lógica de la defensa de los diez trabajadores, mientras que el empresario sostiene el despido de esos compañeros”.

“Es el punto más conflictivo”, definió y señaló que en esta instancia siguen con incertidumbre sobre el futuro de la planta. “Estamos en un punto ciego; esperemos que se pueda visualizar esta semana”, deseó.

De todos modos, compartió sus expectativas ante la decisión de las partes de mantener el diálogo con miras a hallar una salida. “Hay acercamiento con el empresario y es un tema que seguimos día a día”, indicó el delegado ceramista en Loimar que informó que los operarios sostienen el acampe frente a la planta a la espera de certezas.

Comunicado del Partido Obrero

Un artículo publicado por el Partido Obrero Tandil reformula el conflicto de la compañía, que es una de las principales productoras de cerámica roja a nivel nacional.

En texto repasa que hasta octubre de 2019 llevaba adelante su producción con una planta de 81 trabajadores, que además de las fuentes de trabajo reclaman  los aumentos acordados en paritarias de los años 2018 y 2019, los dos medio aguinaldos del año pasado y los haberes de las últimas dos quincenas completas.

“Los operarios han ido cobrando lo adeudado de forma esporádica; el último desembolso fue el pasado 23 de diciembre, por un monto de 6 mil pesos  a cada trabajador”.

El texto reseña que en 2008 los 91 trabajadores de entonces se organizaron en reclamo de las condiciones laborales porque las jornadas de trabajo se extendían por 16 horas.

“El trabajo a reglamento y la suspensión de las horas extras fueron las herramientas de lucha que permitieron la anulación de estas prácticas precarizadoras y la conformación de una asamblea permanente de trabajadores. Entre las luchas ganadas por esta asamblea, cabe destacar la que permitió que los trabajadores pudieran adquirir materiales para la construcción a precio de costo, y posibilitó comenzar a construir sus propias viviendas”, indica el artículo.

Desde el Partido Obrero señalaron que la patronal “está vaciando los depósitos para justificar la implementación de un protocolo preventivo de crisis” y que “también pretende refinanciar las cargas patronales, obra social y cuotas sindicales que adeudan”.

“La firma, que no produce desde octubre, continúa vendiendo productos, los cuales compran a terceras empresas y comercializan con el logo de Loimar”, alertaron y agregaron que “los empresarios propusieron reincorporar a 71 trabajadores y dejar afuera a diez. La asamblea de trabajadores exige la reincorporación de la totalidad y el pago de lo adeudado a la fecha. La solidaridad de los trabajadores de otras fábricas, de las organizaciones sociales y principalmente las familias trabajadoras que apoyan esta lucha, es la que mantiene con fuerzas a los compañeros de Loimar, en una región donde se dieron luchas importantes como las de Metalúrgica Tandil y Loma Negra (Barker)”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario