fbpx Los Puntos Azules llegan al ProCrear para reciclar y sumar materiales a los miles de kilos ya recuperados – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los Puntos Azules llegan al ProCrear para reciclar y sumar materiales a los miles de kilos ya recuperados

Las promotoras ambientales continúan avanzando en el objetivo de que cada vez más familias se adhieran a la separación de residuos. Por eso sumaron estructuras en espacios de distintos barrios. El plástico PET contamina por mil años la tierra y el agua, revelaron cómo los procesan y qué hacen con ellos. La Cooperativa de recuperadores lleva más de 500 mil kilos de material reciclado.

El Eco

Las promotoras ambientales de la Cooperativa de Recuperadores Urbanos del MTE siguen trabajando en el reciclado de materiales desechados por los vecinos e inculcando la cultura de la separación en los barrios.

En esta oportunidad, vuelven al Procrear, donde estarán este sábado 21 desde las 15 a las 17 aproximadamente realizando una jornada de recolección mediante el Programa Puntos Azules.

Con el objetivo de seguir promoviendo el reciclaje inclusivo en la ciudad y en manos de los cartoneros, precisamente se instalarán en la intersección de Vivot y Dufau. Todos los vecinos que quieran contribuir a esta causa y a un ambiente más sano podrán llevar cartón, papel, envases plásticos, de tetrabrick y aluminio, latas de conservas y botellas de vidrios. Lo importante en todos los casos es que los materiales estén limpios y secos.

A la vez, desde la Cooperativa siguen avanzando en que existan más posibilidades para que las familias puedan hacer separación de residuos reciclables en otros barrios de la ciudad. Para esto, colocaron estructuras de Puntos Azules en la Casita Dario Santillán, Basilico 1550 de Villa Aguirre; en Territorio Cultural, Marzoratti 1551 de Villa Gaucho; y en Casa Popular Patria Grande Los Tulipanes 2221de La Movediza.

Es importante que los vecinos se acerquen a consultar el horario de cada uno de los espacios, ya que  los bolsones están en el interior de cada lugar. “De paso podes conocer el gran laburo comunitario que se hace en cada uno de estos lugares”, invitaron las promotoras ambientales.

 

PET, el material de los mil años

Desde la Cooperativa ponen cada vez más énfasis en brindar información a la sociedad, con la intención de que se conozca de fondo la importancia del reciclaje, tanto para la ciudad, como la tierra y el planeta en general.

En este sentido, explicaron cómo es el proceso que realizan con los plásticos PET (Tereftalato de polietileno), que son los que se encuentran en envases o botellas y suelen ser de consumo diario, lo que al dimensionar por la cantidad de usuarios devela un enorme número de descartes.

Por esto, el trabajo que llevan adelante en el galpón ubicado en Irigoyen 1178 consiste en primer lugar en clasificar según el color, separando en tres bolsones diferenciados.

Por un lado el “Pet Cristal”, donde contienen las botellas transparentes que son principalmente las de algunas gaseosas y productos de limpieza. En otro similar van los “Pet blancos”, que principalmente corresponden a botellas de leche. Finalmente distinguen en “Pet Colores”, donde dirigen todos los envases que no son transparentes ni blancos.

A continuación, los trabajadores aflojan la tapita de cada botella manualmente para no forzar la enfardadora más chica, que es la que usan para prensar el plástico. “En este punto es una gran ayuda si las traen aplastadas y sin tapita”, destacaron desde la Cooperativa.

En un tercer paso proceden a enfardar las botellas, es decir, las prensan con una maquina en cubos que pesan aproximadamente entre 30 y 40 kilos para que ocupen menos espacio en el envío y se ordene mejor. Por último, realizan un cargamento que es enviado a Gran Buenos para ser reinsertado en la industria.

 

El logro de la organización colectiva

Para tener presente, es indispensable recordar que el PET es un material considerado no-biodegradable y también reciclable, entonces su descomposición al ser enterrado puede durar alrededor de mil años, y este proceso contamina al suelo, al aire y al agua.

“Esto hace que sea muy importante reinsertar este material en la industria para ser reutilizado y que no llegue a un basural”, enfatizaron y contaron que una vez reciclado es vuelto a usar principalmente en nuevos envases plásticos y en la industria textil como poliéster.

Vale destacar que hasta que conformaron la cooperativa, el plástico en sí mismo no tenía un comprador en la ciudad, por lo que los cartoneros no lo recolectaban. Fue gracias a la organización colectiva que pudieron incorporar este material (y otros similares) a la recolección diaria, lo que ha significado una mejora en el ingreso de cada uno de los recuperadores.

En este sentido, cabe decir que desde que comenzaron sus ventas colectivas han logrado vender 523.600 kilos (523.6 toneladas), de los cuáles 52.200 Kg perteneces al balance de octubre 2020. En este último índice, más del 80 por ciento corresponde a la recuperación de cartón, cerca de un 15 a plástico y el resto a vidrios.

“Si algo nos enseñó esta pandemia es que el trabajo cartonero es esencial. Día a día limpiamos las calles de la ciudad, así es como reducimos la cantidad de residuos que ingresan al basural y por lo tanto el costo de tratar esa basura al Municipio”, señalaron los trabajadores del MTE, por eso es que continúan luchando para que su labor sea reconocido y así seguir construyendo “un Tandil con reciclaje en manos cartoneras”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Muy importante tarea la que desarrollan las promotoras desde la Cooperativa en favor del medio ambiente, concientizando a los vecinos en la importancia del reciclado, de la separación en origen de los residuos, del posterior reaprovechamiento de los mismos. Quizá conociendo el local de calle Yrigoyen sería oportuno que desde la intendencia se prevea apoyar con recursos y tecnología la utilización de nuevos y más amplios espacios para el desarrollo de estas labores. Aplausos a fuentes de trabajo dignas, productivas y muy útiles a la sociedad.

Deja un comentario