fbpx Los recuperadores incentivan al reciclaje de boletas y ya se sumaron dos partidos políticos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los recuperadores incentivan al reciclaje de boletas y ya se sumaron dos partidos políticos

Los cartoneros del MTE invitaron a todos los frentes electorales a sumarse a una propuesta que podría resultar muy beneficiosa tanto para el medioambiente, como para los partidos y los propios trabajadores. En Tandil se desecharían unas 900 mil boletas por elección y su reciclaje evitaría que se transformen en residuo. Ya se sumaron el Frente de Todos y Consenso Federal.

El Eco

La cooperativa de Recuperadores Urbanos de Tandil lanzó una convocatoria a todos los partidos políticos de la ciudad para que se comprometan a entregar el sobrante de papel de la campaña electoral para ser reciclado.

La invitación es a que todos puedan acercarse al espacio y asumir el compromiso, que ya atrajo a dos frentes electorales de la ciudad y expresaron su voluntad de hacer entrega de estos materiales.

A modo de incentivo, informaron que cada año las campañas electorales generan una gran cantidad de papel en boletas. A su vez, al ser dos instancias distintas electorales se genera mucho más porque los volantes de las primarias no se pueden reutilizar en las generales.

Los que dieron el puntapié inicial en este camino fueron los integrantes del Frente de Todos, Rogelio Iparraguirre y Darío Méndez, que firmaron un acta compromiso al comienzo de semana. A la propuesta se sumaron Andrea Almenta, Gabriel Fuente y Alejandra Malisia por Consenso Federal, que se acercaron hasta las instalaciones de la cooperativa con el mismo fin.

“Es importante darle un cauce beneficioso a estos materiales porque pueden ser reincorporados al circuito productivo por medio del reciclado, además de significar un ingreso monetario para un grupo de trabajadores que vive de la recuperación de materiales”, estimularon.

Beneficio para todos

Desde el espacio del Frente de Todos firmaron el acuerdo con el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) para que se ocupen del reciclaje de todo el sobrante de boletas en las dos instancias de elecciones.

La intención, según describió el precandidato Rogelio Iparraguirre, es evitar que esta cantidad de papeles terminen en el basural o sean quemados, y que puedan entrar en el circuito de recirculación. “Muchísimas veces esto es un dolor de cabeza para los partidos políticos”, aseguró.

La recolección de los volantes, panfletos y afiches, tanto en las primarias de agosto y las generales de octubre, significará no solamente un beneficio para los cartoneros que allí trabajan sino para el medioambiente, ya que se evitaría el descarte de toneladas de papel.

Con respecto a la cantidad de boletas, el concejal por Unidad Ciudadana recordó que la Dirección General Electoral suele certificar un padrón completo por cada partido político, considerando que la ciudad actualmente consta de 107 mil electores.

“Entre los que vamos a competir en serio en estas elecciones, en este caso por la Intendencia, un padrón es lo mínimo que se precisa para garantizar la presencia de las boletas en el cuarto oscuro”, explicó.

De todas maneras, aclaró que entre los partidos se habla de dos a tres nóminas de electores, dependiendo de las posibilidades de cada fuerza política, porque ya es algo que lo tiene que financiar la propia superestructura. Reveló que las cantidades son tantas porque todavía, aunque parezca algo del siglo pasado, se sigue utilizando la modalidad de reparto de boletas mano a mano o en las mesas en el centro.

Por este motivo, al momento de firmar el compromiso con la Cooperativa, Iparraguirre y los recuperadores invitaron a los demás frentes electorales a reproducir el modelo y sumarse a la iniciativa.  “Es sencillo y nos hacemos un favor todos”, incentivó, admitiendo que sólo bastan la decisión y voluntad política de hacerlo.

Una propuesta genial

Luego de participar de un encuentro en la Mesa Girsu y empaparse del trabajo que realizan, desde el espacio que encabeza Andrea Almenta vieron reflejados sus ideales y decidieron sumarse a la propuesta del MTE.

La precandidata a intendente por Consenso Federal aseguró que promueven la separación de residuos en origen, fomentan el reciclaje y la generación de empleo e industrias a través del proceso de materiales en desuso.

“Esta propuesta nos pareció genial para sacar de la calle todo el material que contamina el ambiente, pero además para poder generar una fuente de ingreso para los recuperadores urbanos que viven de esto”, analizó.

Como no conocían de lleno el trabajo que realizan en la cooperativa, decidieron acercarse, visitarlos y ver cómo están organizados. Entonces, al notar la cantidad de familias que viven de la recolección y clasificación de materiales, desde el espacio político consideraron más importante que nunca que la separación en origen debe que ser una política estatal, porque volvería más eficaz el sistema de logística de los trabajadores.

“Hay que potenciar el trabajo digno de estas personas a través del Estado, poder articularlo con lo privado para que se procese en la ciudad y generar alguna industria”, determinó. Para esto, planteó que debe haber un objetivo claro que persiga la sustentabilidad del medioambiente, el reciclaje y, sobre todo, la generación de empleo.

Contextualizó que son entre 80 y 150 personas las que están avocadas al rubro, que reciben unos dos mil pesos por semana por familia, significando un salario que no supera los nueve mil pesos por mes. “Claramente no podemos mirar para otro lado, porque es una actividad que se está realizando en la ciudad y hay que dignificarla”, enfatizó Almenta.

Casi un millón de boletas

Como para tener una estimación del papel que se desecha, Iparraguirre compartió su experiencia habitual sobre el funcionamiento post electoral y garantizó que la cantidad es “muchísima”.

En esta oportunidad las cuentas mismas lo demuestran, considerando al menos dos padrones de 107 mil cada uno, multiplicado por cinco partidos políticos, que da un total que supera el millón de boletas.

Por otro lado, solamente habrá 107 mil votantes en caso de que el total del electorado se presente a sufragar, aunque estimó que en promedio terminan siendo 80 mil, por lo que quedan unos 900 mil papeles sin entrar a las urnas. “Es muy bueno que podamos ingresarlos al círculo virtuoso de la recuperación, que es lo que hacen los cartoneros de nuestra ciudad”, valoró, recordando que son quienes ya tienen el mecanismo aceitado para hacerlo de manera eficiente.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario