fbpx Los recuperadores urbanos iniciaron sus actividades en un galpón en Yrigoyen al 1100 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los recuperadores urbanos iniciaron sus actividades en un galpón en Yrigoyen al 1100

Los cartoneros del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE-CTEP) comenzaron ayer a trabajar en el nuevo espacio, ubicado en Yrigoyen 1178, cuyo alquiler es subsidiado por el Municipio, a través de un convenio rubricado en mayo pasado. Allí, recibirán, clasificarán y acopiarán materiales reciclables, que la comunidad puede acercar de lunes a viernes, de 8.30 a 11.30 y de 15 a 18.

El Eco

Luego de más de un año de lucha, los cartoneros del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE-CTEP) comenzaron ayer a trabajar en un galpón, ubicado en Yrigoyen 1178, donde desarrollarán su actividad de reciclaje. El alquiler del inmueble es subsidiado por el Municipio, a partir de un convenio rubricado en mayo pasado.

Allí, los recuperadores recibirán, clasificarán y acopiarán diferentes materiales que puedan ser reutilizados. Además, se continuará con las tareas de educación ambiental que se vienen llevando adelante a través del programa de Promotoras Ambientales del MTE.

Mientras ponían a punto el lugar, Juan Vizcaíno, integrante de la Cooperativa de Recuperadores, celebró la concreción del nuevo espacio e invitó a la comunidad a que se acerque de lunes a viernes, de 8.30 a 11.30 y de 15 a 18. Allí se puede llevar papel y cartón, envases plásticos, tetrabrik y aluminio.

En diálogo con El Eco de Tandil, el recuperador urbano detalló que ya comenzaron a acopiar materiales y a armar los Puntos Azules para empezar a establecer una dinámica de trabajo. “La idea es que ya la gente empiece a reconocer el espacio para que pueda empezar a traer lo que separa en su casa. Puede acercar papel, cartón, PET y aluminio, que es lo que vamos a trabajar fuertemente para llevar a Buenos Aires”, indicó.

Respecto a los Puntos Azules, explicó que “son bolsones que se dispondrán en diferentes espacios, donde se pueden acopiar grandes cantidades. Los instalaremos en los barrios y también en el Campus, a través de un convenio rubricado con la Universidad. Van a estar señalizados para que la gente sepa dónde dejar los diferentes tipos de materiales. Además, ya tenemos la logística garantizada para que sean traídos al galpón una vez que estén completos”.

La relación con los vecinos

Consultado sobre la habilitación del lugar, Vizcaíno contó que “eso está hablado con el Municipio y hay un acuerdo para que se nos dé la posibilidad de trabajar en este nuevo espacio y no se nos pongan trabas para poder trabajar tranquilos, que es lo que en definitiva uno quiere”.

En ese sentido, contó que en pos de iniciar una buena convivencia con los vecinos del barrio, la idea es que las promotoras ambientales salgan a recorrerlo y charlar con los frentistas para que comiencen a “tener una dinámica con la cooperativa, vengan, nos conozcan y puedan acercar los materiales”.

El esquema de trabajo

Sobre el esquema de trabajo, explicó que “en principio somos unos veinte recuperadores, que vamos a estar en turnos rotativos. Cada quien va a cumplir un horario semanal y el resto de los compañeros que no estaría en el galpón seguiría haciendo los recorridos de la calle para ir a recoger los materiales en los Puntos Azules cuando estén llenos y, a su vez, para que vengan a hacer el acopio de los recorridos que ya vienen sosteniendo”.

Confirmó luego que el único subsidio que reciben es del Municipio, que se hace cargo del pago del alquiler del inmueble, a partir del convenio que rubricaron con las autoridades en mayo pasado.

Si bien ya abrieron sus puertas a la comunidad, Vizcaíno aclaró que por el momento no cuentan con luz en el galpón, lo que dificulta el trabajo. “La idea es que se nos puedan solucionar esas cuestiones, ya sea que se nos brinde una ayuda o que la Usina pueda traer la luz y ver qué arreglo podemos hacer porque sin la luz se nos complica mucho trabajar”, reconoció.

Finalmente, expresó que “la idea es ordenar un poco el trabajo de los compañeros y que se sientan parte de una dinámica de trabajo que les es propia, que dignifiquen su trabajo y les sean reconocidos sus derechos como trabajadores”.

Donaciones

Por último, desde la Cooperativa de Recuperadores se informó que desarrollan una campaña de donaciones para equipar las instalaciones. Por ese motivo reciben muebles, como mesas, sillas, estantes, escritorio, armario y pizarra; anafe, garrafa y pava eléctrica; utensilios de cocina, pintura, pinceles y rodillos, artículos de limpieza, tablones y caballetes, bolsones y juguetes.

Quienes deseen colaborar pueden acercar los materiales directamente al galpón o bien contactarse por Facebook a la página “Cooperativa de Recuperadores Tandil”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario