Los resultados de las pruebas Aprender en Tandil indican falencias en matemática en el nivel secundario

Los resultados de la prueba Aprender permiten detectar las dificultades para mejorar el sistema educativo.

El Eco

Comienzan a conocerse los resultados de la prueba Aprender, el dispositivo nacional de evaluación de los aprendizajes de los estudiantes y de sistematización de información acerca de algunas condiciones en las que ellos se desarrollan, impulsada por el Ministerio de Educación de la Nación.

El programa busca obtener y generar información oportuna y de calidad para conocer mejor los logros alcanzados y los desafíos pendientes en torno a los aprendizajes de los estudiantes para contribuir a procesos de mejora educativa continua.

En el caso de Tandil, el relevamiento permite establecer el desempeño que los estudiantes de los últimos años del nivel primario y secundario tuvieron en octubre pasado en determinadas materias, en comparación con el rendimiento a nivel provincial y nacional.

Los datos, a los que tuvo acceso El Eco de Tandil, permiten determinar que en la única materia en la que el porcentaje de desaprobados supera al de aprobados es en matemática para los jóvenes de las escuelas secundarias evaluadas.

En concreto, según las cifras oficiales, un 53,8 por ciento no resolvió en forma satisfactoria los contenidos propuestos durante el examen, mientras que un 46,2 sí lo hizo. De todos modos el contexto es mejor si se lo compara con el rendimiento obtenido en 2016, año en que se llevó adelante la primera experiencia.

En primaria

En detalle, el desempeño de los estudiantes de nivel primario en ciencias naturales el 74,9 logró resultados satisfactorios, que muestran una mejor tendencia en relación a nivel provincial y nacional, donde la cifra resulta inferior (67,6 y 67,5 respectivamente).

En esta materia, la cantidad de alumnos tandilenses reprobados es menor (25,1) en comparación a la cantidad a escala bonaerense (32,4) y nacional (32,5).

La tendencia también se mantiene en ciencias sociales. En esta materia, el 73,2 por ciento de los jóvenes de la ciudad aprobó los contenidos dados, mientras que en provincia el resultado fue 65,3 y a nivel nacional 65,6 por ciento.

El porcentaje de desaprobados es de 26,8 en las escuelas relevadas de Tandil, y se ubica por debajo de la media obtenida a escala provincial (34,7) y nacional (34,4).

En secundaria

Si se toma el desempeño de matemáticas para los alumnos del último año del secundario, el 53,8 de los tandilenses no aprobó, pero el rendimiento se ubica en un mejor posicionamiento frente al 68,7 de los bonaerenses y el 68,8 en todo el país.

La diferencia es inferior en los chicos que contestaron en forma satisfactoria a los exámenes, ya que un 46,2 por ciento aprobó, mientras un 31,3 lo hizo en territorio bonaerense y un 31,2 a nivel nacional.

La misma tendencia también se nota en lengua, aunque de manera menos marcada que en matemática.

El nivel de desempeño en Tandil muestra que un 73 por ciento de los alumnos pasó la prueba, mientras que en Buenos Aires lo hizo un 64,8 y en todo el país un 62,5 por ciento.

Desaprobó el 27 por ciento de los jóvenes que asisten a establecimientos educativos locales, un 35,2 a escala bonaerense y un 37,5 a nivel nacional.

Comparación

Por otro lado los datos obtenidos permiten comparar los resultados de la prueba aplicada en 2016 con los de 2017 en cuanto al nivel secundario.

El ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny.

En lengua, un 58,7 por ciento de los jóvenes tandilenses aprobó la primera experiencia, mientras que el año pasado lo hizo un 73 por ciento, lo cual marcó una mejora en cuanto a los resultados. En tanto, en la misma materia un 41,3 obtuvo resultados desfavorables primero y un 27 por ciento en octubre pasado.

En otra materia que mayores dificultades presenta, matemática, el nivel de desempeño fue el 39,2 por ciento de los estudiantes aprobó en 2016 y el 46,2 en 2017, mientras que desaprobó el 60,8 y el 53,8 en los mismos períodos analizados.

Detectar las
dificultades

El ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, sostuvo que uno de los “mayores desafíos” es el tema de los aprendizajes. Luego de dos años de Aprender (2016-2017) “contamos con mucha información sobre cuáles son las dificultades”.

En ese sentido indicó que matemática y lengua son las “principales” y resaltó que “gracias a la información que brinda la evaluación Aprender se puede focalizar el trabajo y destinar la inversión a donde más se necesita”.
Por eso, “para el Gobierno de la provincia de Buenos Aires evaluar es muy importante”, y representa “una política de Estado que nos permite ver dónde estamos parados y sobre eso, analizar y tomar las decisiones correspondientes, para mejorar el sistema educativo”.

El funcionario indicó que la segunda prueba Aprender mostró una mejora a nivel provincial en lengua con respecto al año anterior, aunque reconoció que “todavía tenemos que seguir trabajando para mejorar en matemática”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario