fbpx Los tandilenses llenaron el Anfiteatro en la primera noche del clásico Festival de la Sierra – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los tandilenses llenaron el Anfiteatro en la primera noche del clásico Festival de la Sierra

Por 36 años consecutivos los vecinos se dieron cita en el encuentro del folclore y el salame tandilero. El Anfiteatro se colmó de gente que disfrutó de los espectáculos, del espacio DOT y los patios de comida y artesanías. A pesar de la llovizna, ovacionaron a los bailarines y músicos que se lucieron en el escenario. Hasta el domingo podrán disfrutar de una propuesta variadísima, con el salame más largo del mundo y enormes artistas del país.

El Eco

Con una buena convocatoria transcurrió la primera noche de la 36ta. Edición del Festival de la Sierra, el evento que “se hizo carne en los tandilenses”, tal lo describió el coordinador de Cultura Miguel Roaux.

Desde las 20 el público empezó a llegar, recibiendo como primera bienvenida la tentadora escena del fogón criollo con todas las parrillas alrededor. Una gama de cortes de cerdo y vaca y chorizos se doraban a medida que la gente se reunía con el mismo fin: disfrutar de un buen espectáculo.

Pero no sólo lo que sucedería en el escenario del anfiteatro Martín Fierro era el atractivo, sino que la amplia oferta gastronómica también tuvo, como siempre, su encanto. En el patio destinado a la Denominación de Origen Tandil (DOT) pudieron deleitarse con las exquisiteces del Cluster Quesero, que por primera vez se acopló a la propuesta, más una variedad de embutidos y chacinados característicos de aquí, que los comensales pudieron degustar en las mesas dispuestas a lo largo de los dos patios. Así también, los visitantes contaron y contarán a lo largo de los días con cervecería y alfajores artesanales, y el acompañamiento del Cluster Porcino. Además, se dispone de un espacio especial para los más chicos, con juegos e inflables.

Desde ayer y hasta el domingo, estará presente el Banco de Alimentos ofreciendo un bono contribución de 50 pesos, que corresponderá a cinco platos de comida para los más necesitados.

Por otro lado, como novedad, están presentes los cuchilleros con una fragua mostrando de qué manera se hacen las famosas hojas de acero de Tandil. “La primera industria que tuvimos en la ciudad fue el cuchillo”, reveló el coordinador de Cultura.

Música y baile

Ya cerca de las 21, ante unas escalinatas colmadas de espectadores, el festival empezó a latir. En esta primera gala, la apertura estuvo a cargo del ballet infantil de la Peña El Cielito, con unas 15 parejas que brillaron al ritmo de la zamba, la chacarera y el escondido. Mientras los relámpagos amenazaban con alguna lluvia, los chicos dirigidos por el coreógrafo Gustavo García se lucieron con sus vestimentas y agitando pañuelos al aire.

La gente con sus equipos de mates, canastas con comidas y bebidas, y en familia tuvieron una noche que acompañó con la temperatura, a pesar de la tenua llovizna que se precipitó por momentos.

En segundo lugar, el escenario fue del rauchense Mario Oteghi, que brindo su música y voz para todos mientras empezaban a llegar algunas gotas. La fiesta siguió con Brisa Belén, continuó con Los Gardeños, Guillermina Zubigaray, el Grupo Sanguíneo, Llera Campos y nuevamente el Ballet de El Cielito con su cuerpo de baile de adultos. El final, a la medianoche, fue a cargo del reconocido violinista Leandro Lovato.

 

La fiesta de Tandil

Esta primera jornada se presentó con muchas expectativas para sus organizadores, que han trabajado mucho para dejar el predio en condiciones ideales para el evento. “La idea es que esta sea la fiesta de Tandil, por eso lo hacemos con entrada libre y gratuita y toda la ciudad lo pueda disfrutar”, dijo Roaux.

Más allá de la parte artística, el coordinador aseguró que de a poco se va logrando que el espectáculo tenga la identidad de todo lo que representa a los tandilenses, ya sean los quesos, los salames, los cuchillos y, en un futuro, el vino.

“Creo que va a haber una buena convocatoria, el festival ya se hizo carne y la gente lo ha tomado como propio y esa es la gran idea que tenemos”, consignó orgulloso del evento.

En el transcurso de estos días van a desfilar unos 32 grupos de canto locales y de otros lugares, más los cuerpos de baile de la Peña el Cielito en todas sus categorías con más de 150 bailarines.

Ya esta noche, a partir de las 20, será el turno del ballet juvenil, seguido por Osvaldo Aristegui, Valeria López, Jorge Romero, Los del Fuerte, De Acá Trío, con el baile de los adultos de la Peña, más Gustavo Corvi, el Dúo Pehua, Los Chaza y el gran cierre a cargo del actor, humorista, músico y cantautor argentino Hugo Varela.

El sábado llegará uno de los momentos más esperados de todo el evento, con la presentación del salame más largo del mundo con más de 60 metros, por lo que superará la altura del obelisco. La medición estará nuevamente a cargo del chef Juan Braceli y acompañarán la jornada otro gran número de artistas. El domingo, los mismos atractivos, pero se suma al gran broche de oro la actuación de uno de los mejores acordeonistas chamameceros del país, el Chango Spasiuk.

 

Corte de calles

Con motivo del evento que empezó ayer y transcurrirá durante todo el fin de semana, vale considerar que como ocurre cada año hará cortes de calles.

Será durante los cuatro días desde las 17.30, y hasta aproximadamente una hora después de finalizados los espectáculos. De esta manera, el tránsito estará restringido en las calles Juldain y Paso de los Andes, Dorrego y Juncal, y Callao y Echeverría.

Por su parte, la diagonal Illia permanecerá habilitada para estacionar, aunque pidieron que se circule con mucha precaución, mientras que tanto la subida o la bajada del Castillo Morisco se hace por la arcada de la Portada del Parque.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario