Mario Morel apuntó a la UTA por la quiebra de su empresa y afirmó que Vía Tac no cumple con las condiciones pautadas

El Eco

Mario Morel, titular de Río Paraná, brindó un móvil en vivo a “Tandil despierta” este miércoles, para exponer su versión de los hechos que por estos días tienen como protagonistas a la inhabilitada empresa y Vía Tac.

“Las autoridades locales y provinciales me siguen acompañando, ya si no acompañan a una empresa de 99 años y la mandan a la quiebra, como pasó una vez con el Rápido cuando se fue de acá. No sería lo más inteligente. Lo más inteligente sería que río Paraná pudiera llegar a los 100 años de trayectoria que sería un logro para la ciudad de Tandil”, expresó. 

Morel, visiblemente molesto por la situación, no tuvo reparos en afirmar con contundencia que “no nos olvidemos que hoy no es lo mismo presentar una queja en esta empresa que no sé cómo se llama, tiene nombres de fantasía, no sé cómo es esto, pero mañana cuando tengan que pedir alguna atención como le han pedido al Río Paraná , no la van a tener y van a tener que ir a Buenos Aires que es donde están ellos.”

También mencionó las condiciones de trabajo en las que operares bajo la nueva dirección, “los choferes, que duermen en pocilgas, de a  30 choferes, trabajan 36 horas continuadas sin descanso, nosotros respetamos falta de descanso, hora al 50%, hora al 100%, hora nocturna, y ellos no respetan nada, tiene un costo laboral del 50% de lo que pagábamos nosotros. Río Paraná está encuadrado legal y técnicamente en lo que corresponde y ellos pagan lo que quieren,  les va a ir un poco mejor, ¿no?”

Consultado acerca de la injerencia del titular de UTA a nivel nacional, Roberto Fernández,  manifestó categóricamente que desconoce el interés de Fernández en todo esto, pero ” lo que sí sé es que participa y da una mano a esta empresa. Porque yo estuve hablando con él, preguntándole por la fusión con Vía Bariloche y me dijo que sí. Después me salió con este martes 13  que apareció la subsecretaría de transporte el día 28 para caducar a Río Paraná, le pedí encarecidamente que me dejara llegar a los 100 años, personalmente.  Al otro día nos estaban caducando.”

Según Morel, lo único que el representante de la UTA le solicitó es quién se iba a hacer cargo de la obra social y él lo que él se comprometió a resolverlo. “Yo le dije que íbamos a honrar las deudas, que lo íbamos a resolver de alguna manera. Y el martes 13 con el que me salió fue que al otro día, nos quedamos sin nada, sin oxígeno, en la quiebra”, señaló.

“Estuvimos 28 días sin trabajar y resulta que la empresa que está prestando servicios no cumple con nada. Si a Río Paraná se lo paró porque el cuarto día hábil no cobraban los trabajadores y la verdad es teníamos un convenio que empezaban a cobrar el día 28 y todos los días iban percibiendo algo. Los empelados estaban en condiciones de trabajar y querían seguir trabajando, pero no se les permitió. Fueron cuatro paros intencionales para mandar a la empresa a la quiebra, esa es la realidad de la cuestión”, finalizó el propietario de Río Paraná.

 

Nota proporcionada por :

  • EcoTv
  • ElEco

Deja tu comentario