Más de 400 vecinos se convirtieron en dueños legítimos de sus casas tras una nueva entrega de títulos

Provincia y Municipio otorgaron 81 escrituras de viviendas y recibieron la firma de 325 familias de diferentes barrios de la ciudad. Con esta cuarta entrega del año se alcanzan los 1700 títulos otorgados. El compromiso apuntó a regularizar la situación de dominio a lo largo de este año. “Con dos o tres actos más vamos a poder terminar y tener Tandil escriturado”, celebró el Intendente.

El Eco

En la tarde de ayer más de 400 familias se acercaron al Teatro del Fuerte para un nuevo acto de entrega o firma de títulos de propiedad para los distintos barrios de Tandil a fin de convertirse en dueños legítimos de sus casas. Se trata de la cuarta celebración del año y se concretó luego de las gestiones llevadas adelante por el Estado comunal ante la Escribanía General de Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

A sala llena, el intendente Miguel Ángel Lunghi, acompañado por el escribano general de Gobierno bonaerense Marcos Rospide, el diputado Provincial Santiago Passaglia, el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik, la directora de la Escribanía General de Gobierno de la provincia María Natalia Navas y el delegado de Mar del Plata del Instituto Provincial de la Vivienda Martín Iezzi, dieron posesión de 81 títulos y generaron más de 300 firmas.

Algunos incluso, que ya cuentan con su escritura, se acercaron a recibir la cancelación de la hipoteca. De esta manera, se alcanzó los 1700 títulos otorgados. “Con dos o tres actos más vamos a poder terminar y tener Tandil escriturado”, celebró el jefe comunal, además de extender sus felicitaciones a los propietarios y remarcar que son días “felices” para todos haciendo referencia a la regularización de la situación de dominio de la ciudad.

“Hoy es un día muy importante para todos ustedes que completaron el trámite o están muy cerca de hacerlo. Si bien ya tenían sus viviendas hoy seguramente se sentirán definitivamente propietarios, ya que tienen ese papel que certifica que es de ustedes y que por fin pueden empezar a disfrutarlas como corresponde”, afirmó.

En el acto recordaron que fue Juan Pablo Frolik quien inició esta tarea en 2004 y que sigue a cargo a pesar de haber cambiado de cargo. Por otro lado, destacaron que los avances en la gestión están vinculados al expreso pedido de la gobernadora María Eugenia Vidal, que tiene como propósito culminar con el proceso de titulación a lo largo de este año.

Así es que renovaron ante los presentes el compromiso de seguir trabajando en pos de cumplir con ese objetivo y lograr que la totalidad de las viviendas de barrios tandilenses estén tituladas.

Por su parte, Rospide se mostró “muy contento” de estar en la ciudad con un nuevo acto de entrega y firma de escrituras. “La línea política de la gobernadora Vidal es trabajar por los vecinos de la provincia, mover los expedientes y saber que atrás de cada uno hay una familia que está esperando una respuesta”, aseveró.

 

Ponerse al día

La directora de Relaciones con la Comunidad del Municipio, Zulma Ferreyra, destacó que el acto de firmas tuvo que ver con acciones pendientes con barrios como Amesya, Arco iris, Sierra Sud, Pro Casa y Falucho 22. Contó que algunos han demorado su trámite a causa de problemas con los planos, ya que se habían construido en tierras que no estaban subdivididas, lo que generó un arduo trabajo para lograr obtener la parcela y posteriormente hacer el pase de dominio a cada una de las familias.

“En el medio tuvimos que hacer censos, porque es lo que sucede cuando la gente espera tanto tiempo, ya que la propiedad pudo haber sido adjudicada al padre por ejemplo, y esa situación pudo haber sido modificada”, explicó Ferreyra en conversación con El Eco Multimedios.

Asimismo remarcó que el caso del Falucho, al tratarse de un barrio más reciente, demuestra que las cosas se están haciendo con celeridad, lo que calificó de “muy positivo”.

“En el caso de los otros barrios, el trámite data de muchos años y siempre tenemos esa complejidad de ver quién vive en la actualidad para saber a qué nombre escriturar”, concluyó.

 

Hasta las lágrimas

El acto se destacó por la alegría expresa de la gente tras recibir legítimamente la posesión de su vivienda o dejar plasmada la firma que llevará a ese paso posteriormente. Para el trámite se dispusieron seis mesas, por las que uno a uno los propietarios fueron pasando a cumplir su sueño.

Claudia Gomensoro hace más de 20 años que esperaba tener en sus manos el título de propiedad de su casa. Con los papeles en mano, la voz entrecortada y lágrimas en los ojos contó que allí crecieron sus hijos y siempre estuvo a la expectativa de este momento. “Estoy muy feliz, fue larga la espera pero finalmente se dio”, celebró.

Por su parte Andrea Aiello compartió que con su familia hace 18 años viven en el barrio Arco Iris y destacó que para ella y sus hijos “es una tranquilidad tener la escritura en mano”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario