Más de mil personas fueron testigos de la edición 63 del tradicional picnic en De la Canal

El día ventoso y fresco no impidió que alrededor de mil personas se acomodaran en los tablones dispuestos bajo la sombra del monte.

El Eco

Desde las 10 de la mañana de ayer, la exfábrica La Tandilera, en De la Canal, abrió sus tranqueras para celebrar los 63 años del clásico picnic. A diferencia del intenso calor que acompañó la edición pasada, el día ventoso y fresco de este domingo no impidió que alrededor de mil personas se acomodaran en los tablones dispuestos bajo la sombra de una antigua arboleda, cercana al arroyo Langueyú que fluyó constantemente cristalino.

“Teníamos miedo por el tiempo y por el fin de semana largo en que muchos viajan, sin embargo cumplimos las expectativas con la cantidad de gente”, sostuvieron desde la organización. En un ambiente tranquilo y familiar del que también fue parte el intendente Miguel Lunghi, las rondas de mate se multiplicaban mientras sonaba el folclore con De la Canal Trío.

Cerca de la hora del almuerzo, se empezó a oír la voz del joven Enoc Girado, que eligió no usar el escenario y recorrió las mesas interpretando diferentes canciones con su particular carisma. Mientras tanto, nueve asadores terminaban de cocer 1200 chorizos y 600 kilos de carne sobre las brasas de aproximadamente 3000 kilogramos de leña.

La organización como siempre estuvo a cargo del Club Defensores de De la Canal, presidido hace 22 años consecutivos por Oscar Lasarte. Más de 50 personas, entre vecinos, miembros y allegados a la comisión colaboraron con el servicio y la logística en general, brindando una excelente atención a pesar de la cantidad de gente. Vale destacar que el monto de la recaudación será destinado a esta asociación.

Los paisanos con cuchillo en mano recibieron el asado, prolongando luego la sobremesa con las charlas y el vino. Para los más chicos, la opción de juegos inflables hizo que ellos también tuvieran su espacio de diversión. Cerca de las 15, cuando los bocados ya se habían terminado, el Intendente inició su discurso en el que agradeció la invitación y propuso trabajar en conjunto para realizar un pórtico en la entrada de la localidad.

Cabe distinguir que de los 14 años que Lunghi lleva de Intendente, tiene 13 sin perderse el tradicional picnic.

Sobre las brasas, los nueve encargados se ocuparon de asar 1200 chorizos y 600 kg de carne.

“Acá se viene a pasar un momento agradable de amistad, de conversaciones, de respeto y alegría”, le dijo a El Eco. “Agradezco que me hayan invitado, sobre todo reconozco el cariño y afecto que tienen hacia mi persona, siempre me han tratado muy bien. Creo que con respeto es la única manera de poner el país en pie”.

El dirigente destacó en su disertación que desde el Municipio trabajan permanentemente con la localidad, recordando que el año pasado lograron llevar agua potable y este año quieren plantear hacer un pórtico en la entrada de la ruta 30. “Nosotros nos haremos cargo del 50 por ciento del gasto, pero el monto restante lo tenemos que hacer entre todos, por eso pedimos a los productores de la zona y a todos los que quieran colaborar con el proyecto que lo analicen, y en unos días haremos una reunión para intercambiar ideas y comenzar a trabajar cerca de septiembre”, pidió, informando que algunos ya se comprometieron con la ayuda.

La última parte del día

Con el número del ticket de entrada cada persona tuvo la posibilidad de participar de los distintos sorteos que realizaron mientras el helado se servía de postre. Acto seguido, se entregó un premio reconocimiento a Damián Popovich, que es el técnico que logró sacar campeón hace poco a De la Canal después de 36 años. En ese momento, estallaron los aplausos y celebraciones de todo tipo.

A pesar de que el frío se sentía bajo esos árboles, sobre todo cuando se acentuaba el viento y se escondía el sol, todos seguían en sus lugares demostrando pasar un momento realmente ameno. Así recibieron a Marcelo Ferrari que con sus canciones y humor, levantó el aletargamiento de la panza llena.

La cantina estuvo disponible en todo momento con sus bebidas, golosinas y hasta el servicio de agua caliente para los que eligieron nuevamente el mate a la tarde. Es que así suele pasar en este multitudinario, pero familiar encuentro, muchos se quedan hasta el caer de la tarde. De hecho, algunos llegan a esa hora para disfrutar del cierre a cargo del grupo Manantiales de Chascomús. Ni bien comenzó a sonar la música, las parejas no dudaron en levantarse y unirse para armar un gran baile sobre la pista de tierra. A lo largo de todo el día la animación estuvo a cargo de Fernando Badone, hubo un servicio de emergencias a disposición por si acaso y mucha buena onda.

“Es un encuentro que debería replicarse en todas las localidades porque es un espacio festivo y muy ameno donde todos pueden compartir con alegría”, remarcó el intendente local.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario