“Mi hoja arrugada”, el desgarrador relato del irreparable dolor

“Estoy devastado” Tras expresar paso a paso sus sensaciones mientras viajaba hacia la comisaría, expresó que “mi esposa se sienta a mi izquierda, a su lado una persona que trata de decirnos de la forma menos dolorosa lo que pasó, pero no hay forma. Hasta ese momento mi corazón era una hoja de fotocopia, y este ser se transformó en un ser perverso que arranca esa hoja de mi pecho, la arruga, la hace un bollo y la arroja a un cesto no muy lejos, rebota en el borde y cae afuera. Me quedo sin corazón, sin esperanza, sin nada, estoy devastado, no entiendo lo que siento”. “La poca agua que podés tomar, empieza a salir de tus ojos y ya no para”, manifestó. “Me tiembla el alma” “Pensamos cómo le decimos a sus hermanos y a sus abuelos. Intento abrir el auto, no encuentro las llaves en mis manos, ni mis manos, todavía están con mis piernas media cuadra atrás, deslizándose del enorme escalón. Es un día radiante, pero no lo veo. Para mí es un túnel gris”, describió. Y graficó que “entonces comprendo a aquel ser perverso, que no es perverso, es una persona con familia que lamentablemente tiene la tarea de dar estas terribles noticias, comprendo porque yo me convierto en ese ser perverso que va a arrugar la hoja del pecho de mis hijos”. “El cuerpo me pesa. Las lágrimas no salen, me tiemblan las piernas, me tiembla el alma”, expresó. El tesoro más preciado Y continuó: “Un cofre brillante cerrado que contiene tu tesoro más preciado, las horas ya no se derriten, se detienen, ahora es un reloj de arena pero mojada”. “Llega el momento de guardar el tesoro, para que nadie me robe lo que queda. Es mío, yo lo hice, yo lo cuidé para que nadie me lo robe, pero igual una parte se llevaron. Estamos devastados, ya no quedan lágrimas”, expresó. Luego, “alguien me dice que encontró la parte del tesoro. Le digo: ‘Dámelo, así lo guardo’. Me dice: ‘Ya no lo podés tocar ni ver. No te preocupes, tu tesoro está bien guardado en un lugar donde nadie puede hacerle daño. Siempre va a estar con ustedes y con todos los que la quieren. Ella eligió ser una flor, una margarita’. Me dice que cuando vea una margarita ella estará ahí. Sentí paz, como nosotros somos, sin rencores ni odio hacia nadie”. La margarita “representa todo su ser, es simple, espontánea, blanca, pura, empiezo a ver que el pecho de las personas que nos quieren está distinto, se ve luminoso, están recuperando su hoja, ya no es la misma pulcra y lisa, está un poco arrugada pero tienen como una luz”. “De pronto, se me acerca una brillante luz, que no me deja ver, mis ojos se van acostumbrando, se recorta una figura, digo es ella, es mi tesoro. Viene sonriente con una túnica blanca, un enorme perro negro la acompaña, sus ojos irradian esa luz brillante que me cegaba, su cabello rubio también brillaba, en sus manos traía algo que también brillaba”, relató. Y describió que “se me acercó y me dijo: ‘Hola papi, te traigo esto, es tuyo lo habías perdido’. Es mi papel, estaba arrugado y me di cuenta de que había recuperado mi corazón, el cual estaba maltrecho con una enorme margarita que emite su propia luz. Cuando levanto la mirada, ella se iba alejando con el perro; giró su cabecita, me entregó una enorme sonrisa como la de siempre, me quedé perplejo”. “Se fue alejando hasta que desapareció. En ese momento sentí brillar mi pecho, una paz enorme me inundó y dije: ‘Hasta siempre mi amor, nos veremos cuando esté designado, te amaremos por siempre y para siempre. Mamá, Tomi, Fede, las brujas roba hermanos como les decías a Agu y Maca, los abuelos, los tíos, los primos, amigos”, finalizó. Tras ese desgarrador relato, los padres, hermanos y cuñadas de la joven asesinada se fundieron en un emotivo abrazo, tratando de aliviar un poco tanto dolor.]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario