Mientras el Municipio habla de un viaducto en la Ruta 226, Nación proyecta una autovía

Ruta 226

Archivo

En el marco del proyecto de Autopistas y Rutas Seguras que lleva adelante el Gobierno nacional a través del sistema de Participación Público Privada (PPP), y en el que se espera una inversión superior a los 26 mil millones de dólares, ayer se conoció que el llamado a licitación no fue finalmente publicado en el Boletín Oficial. Desde el ámbito nacional habían anunciado que la convocatoria sería el jueves 18 de enero.

La noticia había cobrado importancia porque dentro del listado que contempla el plan de obras, la Ruta Nacional 226 en el tramo que abarca desde Balcarce hasta el cruce con la Ruta 51, integra uno de los corredores que iban a ser sometidos al proceso licitatorio y cuyo costo asciende a los 898 millones de la moneda norteamericana
En este sentido, Ricardo Stoddart, director de Asuntos Jurídicos de Vialidad Nacional, explicó que “la fecha de publicación para la licitación que incluye el tramo de la Ruta 226, se corrió unos días con el objetivo de ajustar los proyectos que tenemos en estudio”.

Igualmente aclaró que el proceso en sí no sufrió modificaciones y que la adjudicación está prevista para abril del corriente año.

“No solo no se anunció oficialmente el corredor A que incluye a la 226 sino que son 6 en total los planes de obra que quedaron sujetos a revisión”, agregó.

“Es complejo, y no llegábamos con los anteproyectos”, reconoció Stoddart, quien detalló que la Ruta 5, Ruta 7 y Circunvalación Rosario, entre otras, concentran los pliegos que quedaron supeditados a mayor estudio.

En relación al tramo que contempla a Tandil, el funcionario nacional sostuvo que “está tomando mucha fuerza la idea de hacer una travesía urbana por la 226 en la situación actual, realizando dos carriles por lado, y ver dónde se puede hacer trinchera en ciertos espacios para darle mayor tranquilidad al ciudadano al momento de realizar los cruces y para que estos fluyan sin esfuerzo”, argumentó.

Consultado por las características del proyecto, Stoddart indicó que “la particularidad que tiene la ciudad es que el ancho de zona de camino es muy bueno.

Se trabajará en un espacio que tiene entre 90 y 100 metros, mientras que, en otras localidades del interior del país se están interviniendo espacios que tienen la mitad de metraje”.

Enfocados en que la ruta deje de ser una barrera para los miles de tandilenses que deben atravesarla a diario, el funcionario destacó que el proyecto busca generar varios accesos.

“El tema principal es lograr que el vecino en los lugares donde la 226 mantiene tráfico urbano, ya sea de vehículos o peatonal, no tenga complicaciones al momento de emprender un cruce”.

“Estamos abocados en generar básicamente fluidez y para ello los ingenieros evaluarán si es mejor, en determinados sectores, hacer cruces a desnivel por debajo o en cuáles será conveniente transitar por arriba”, agregó.

El director de Asuntos Jurídicos de Vialidad Nacional no brindó demasiadas precisiones en relación al proyecto que había acercado Luciano Lafosse, subsecretario del área de Planeamiento y Obras Públicas del Municipio en oportunidad de la audiencia que se llevó a cabo en la localidad de Azul, aunque deslizó que “los ingenieros están evaluando el posible impacto visual y de barrera que generaría un viaducto en la zona en cuestión”.

El funcionario local se había mostrado esperanzado tras ser consultado por este medio respecto al anuncio oficial que, finalmente, se postergó .

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario