fbpx Millonaria inversión productiva en Tandil – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Millonaria inversión productiva en Tandil

El Eco

Autoridades nacionales, provinciales y municipales participaron este miércoles de una reunión virtual con integrantes del proyecto de instalación en Tandil de la primera planta del país que utilizará rastrojo de trigo para fabricar paneles de construcción. La iniciativa demandará una millonaria inversión y comenzaría a concretarse en el primer trimestre del año próximo.

En el encuentro, impulsado desde el Municipio, participaron el presidente del INTI, Rubén Geneyro, el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia, Augusto Costa, la gerente de Desarrollo Tecnológico e Innovación del INTI, Julieta Comin, la subsecretaría provincial de Industria, Pymes y Cooperativas, Mariela Bembi, el jefe de Gabinete del Municipio, Oscar Teruggi, la secretaria de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales comunal, Marcela Petrantonio, el director de Estrategia de Bioceres, Claudio Dunan, el presidente de la Cooperativa Falucho de Vivienda Ltda., Ricardo Buquete y la directora de Industria, Comercio y Fomento de Negocios de la comuna, Cintia Scoles.

Luego de una introducción a cargo del jefe de Gabinete comunal y la secretaria de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales, Dunan presentó a las autoridades provinciales y nacionales el proyecto de instalación en Tandil de la primera planta del fabricación de paneles de rastrojo de trigo para la construcción, un sistema utilizado desde hace varias décadas en Estados Unidos, Australia y diferente países de Asia y Europa.

Según lo que explicó, estos paneles permiten un gran aislamiento acústico, son resistentes, ignífugos y ofrecen prestaciones superiores a las alternativas existentes en el mercado argentino.

A su vez tiene ventajas ambientales, como la fijación del carbono, que en lugar de ser emitido, se rescata y queda atrapado en las placas, se fabrican sin productos químicos y aditivos, tanto la materia prima como el proceso de producción resultan en un 88 por ciento menos energía utilizada que en la producción de paneles de yeso y los materiales son completamente reciclables y de fácil disposición final.

La instalación de la planta en la ciudad demandará una inversión millonaria y la empresa Bioceres la desarrollará en conjunto con un grupo de socios estratégicos como la empresa australiana Ortech, que hace décadas fabrica este tipo de materiales y aportará la tecnología,  la Cooperativa de Viviendas Falucho y productores de trigo.

En las próximas semanas autoridades comunales y representantes de la empresa definirán el lugar donde se instalará la planta, que se comenzaría a construir durante el primer trimestre del próximo año y que tiene una estimación inicial de producción de 750.000 m2 de paneles anuales.

El ministro Costa y el presidente del INTI se mostraron muy interesados en el proyecto y se comprometieron a trabajar en conjunto con las autoridades comunales para avanzar con la propuesta.

Lunghi destacó la “importancia” y “envergadura” del proyecto y manifestó que “todos los tandilenses debemos estar orgullosos de que está planta se instale en nuestra ciudad, con una gran inversión y la generación de nuevos puestos trabajos”.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Comentarios

  • Excelente la explicación del sr lowy. Si bien es cierto que es una importante inversión y fuente de trabajo genuino para la ciudad, debieran estudiarse las leyes de impacto ambiental como la 11723 que afirma es obligatorio un EIA para constatar las consecuencias de una intervención de tal envergadura. Estos estudios en muy pocas oportunidades se practican en la ciudad, y con tanta exposición de negocio, es muy poco probable se interioricen en los análisis y estudios previos…..si hay dinero de por medio, no hay medio ambiente que valga. Ya se ha demostrado x años la importancia que esté gobierno y funcionarios dan al medio ambiente….c solo ver las alteraciones al paisaje protegido es suficiente. El progreso es altamente beneficioso, siempre y cuando el mismo acompañe al medio y la conducta no sea al revés.

  • Hay mucho para mirar y evaluar antes de decir que la extracción de los rastrojos del trigo de los campos sea una buena propuesta.

    El informe “Los rastrojos de cultivos y sus efectos sobre el suelo” del Inta Barrow, disponible en https://inta.gob.ar/sites/default/files/agrobarrow62_final_final.pdf Pg 16, concluye que: “…los rastrojos de los cultivos cumplen un rol fundamental en la nutrición y mejora de los suelos. Elegir los cultivos adecuados en cada secuencia, con una predominancia de especies gramíneas, favorecerá la formación de materia orgánica y con ello, las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo, generando un ambiente de mayor sustentabilidad de nuestros sistemas productivos.”

    Los rastrojos del trigo son de los que proveen un rastrojo con mayor relación C/N (carbono/nitrógeno), aportando mayor cantidad de carbono orgánico al suelo, imprescindible para el mantenimiento de la fertilidad, tanto en lo que hace a la estructura del suelo como a la biodisponibilidad de los nutrientes
    Los rastrojos de los cultivos, especialmente del trigo, forman parte de los ciclos que permiten el mantenimiento y recuperación de la fertilidad de los suelos.

    Dicen que sólo sacarán el 20% de los rastrojos del trigo. Por un lado, no está demostrado que la extracción de ese 20% esto no afecte la fertilidad, y por el otro tampoco es seguro que sólo sacarán el 20% del rastrojo, estando allí ya las maquinarias y la mano de obra disponible en el lugar para realizar la extracción.

    Por otro lado, el pretendido impacto ambiental positivo de fijación de carbono por la fijación del carbono en los paneles no es tal, ya que si no se lo extrae de los campos quedaría en el suelo cumpliendo múltiples funciones.

Deja un comentario