Murió una nena de un año y nueve meses tras contraer Síndrome Urémico Hemolítico

La directora del Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas, doctora Marta Brea, confirmó la triste noticia del fallecimiento de una niña de 1 año y 9 meses, con residencia en el paraje Azucena, luego de contraer el Síndrome Urémico Hemolítico.

En comunicación telefónica con el programa “La Ciudad” (Canal 7 Eco TV), la profesional narró que “ingresó al Hospital y fue vista en la guardia por una gastroenteritis común. A los dos días regresó al Hospital con una diarrea sanguinolenta y aún sin tener fallo renal, se sospechó del síndrome”.

La doctora Brea agregó que “como estos chicos suelen necesitar diálisis peritoneal en el transcurso de la enfermedad, se la derivó la semana pasada al Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, con una presunción diagnóstica muy rápida”.

Detalló que “al día siguiente de la derivación ya le estaban realizando la primera diálisis. De todas maneras, tenía un Escherichia coli altamente resistente y unos signos de mal pronóstico. El sábado por la mañana nos habían avisado que había una lesión cerebral muy importante, que había muerte cerebral, falleciendo el pasado sábado al mediodía”.

La doctora contó que “como antecedentes había tenido un cuadro de diarrea simple con fiebre. Posteriormente empezó con diarrea con sangre y ahí se la internó”.

Por otro lado, ante la consulta, la profesional descartó que la consulta médica fuera tardía. “Los papás habían consultado el día 20, donde la niña tenía un cuadro de diarrea, y se les dieron las pautas y entre las alertas para que los padres tengan en cuenta se les habló sobre si aparecía diarrea con sangre, lo que originó que concurrieran de inmediato al Hospital”, explicó.

“Tremenda
mala suerte”

Marta Brea sostuvo que “no cualquiera hace un cuadro de Síndrome Urémico Hemolítico, podemos tener el mismo germen dos o tres personas y una lo desencadena y las otras dos no. En este caso, tuvimos esta tremenda mala suerte”.

Expresó que “sí hay que decir que tenía un cuadro de diferente presentación, porque la trasladamos cuando aún tenía una función renal buena, estaba orinando, y así y todo se sospechó del diagnóstico. Enseguida que llegó allá tuvieron alguna duda pero luego nos dijeron que estaba bien derivada. Al día siguiente empezaron las diálisis, pero la situación se fue agravando todos los días”.

La directora del Hospital de Niños aseveró que “no hay sospechas para nada de lo que pudo haber sido lo que le provocó tener este síndrome”.

Recomendaciones
para la prevención

El Ministerio de Salud de la Nación, a través de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat), recomienda a la población reforzar la higiene personal y la correcta elaboración de los alimentos como forma de evitar las infecciones producidas por la bacteria Escherichia coli, causante -entre otras enfermedades- del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH).

Cocinar la carne completamente, en especial la picada y los productos elaborados con ella, de manera que no queden partes rosadas o rojas en su interior; lavarse las manos con agua y jabón antes y después de ir al baño, antes de manipular alimentos y después de tocar alimentos crudos; lavar bien las frutas y verduras y consumir agua segura son los principales recaudos que deben tomarse para disminuir los riesgos de contaminación con la bacteria.

Si existen dudas sobre la calidad del agua, se recomienda hervirla o agregar dos gotas de lavandina por litro, agitar y dejar reposar 30 minutos antes de ingerirla.

El síndrome

La Escherichia coli es una gran familia de bacterias, en la cual la mayoría son inofensivas, pero algunos tipos pueden causar enfermedades, como la productora de toxina Shiga. Esta puede ocasionar una diarrea sanguinolenta que, usualmente, se cura sola, pero que puede complicarse y desarrollar insuficiencia renal aguda en niños -Síndrome Urémico Hemolítico- y trastornos de coagulación en adultos -Púrpura Trombocitopénica Trombótica o PTT-.

La complicación de la enfermedad afecta particularmente a niños, ancianos y aquellos que, por padecer otras enfermedades, tienen su sistema inmunológico deprimido. En algunos casos, puede provocar la muerte.

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) puede presentarse a través de síntomas como diarrea, dolores abdominales, vómitos y otros más severos como diarrea sanguinolenta y deficiencias renales. El período de incubación de la enfermedad es de 3 a 9 días.

Los alimentos que pueden estar contaminados con la bacteria son carne picada de vaca y aves sin cocción completa como las hamburguesas, salame, arrollados de carne, leche sin pasteurizar, productos lácteos elaborados a partir de leche sin pasteurizar, aguas contaminadas, lechuga, repollo y otros vegetales que se consumen crudos.

Contaminación
de los alimentos

La Escherichia coli productor de toxina Shiga se encuentra frecuentemente en el intestino de animales bovinos sanos y otros animales de granja, y llega a la superficie de las carnes por contaminación con materia fecal durante el proceso de faena o su posterior manipulación.

Las carnes picadas son uno de los productos de mayor riesgo, ya que durante el picado, la bacteria pasa de la superficie de la carne al interior del producto, donde es más difícil que alcance la temperatura necesaria para eliminarse durante la cocción.

Consejos

1- Lavarse bien las manos con agua y jabón antes de comer o manipular alimentos; y después de tocar carnes crudas, ir al baño o cambiar pañales. Es muy importante que los chicos también lo hagan.
2- Cocinar las carnes completamente, en especial la carne picada, hasta que no queden partes rojas o rosadas.
3- Evitar siempre el contacto de la carne cruda con otros alimentos.
4- Para cortar alimentos, no usar el mismo cuchillo o superficie (tablas, mesadas) que fue usada para cortar carnes crudas, sin antes lavarlo bien con agua y detergente.
5- Lavar cuidadosamente las frutas y verduras crudas.
6- Utilizar siempre agua segura para beber, cocinar e higienizarse.
7- Consumir leche y otros lácteos pasteurizados y conservados en la heladera.
8- Mantener los alimentos bien tapados y refrigerados.
9- Alimentar a los hijos con leche materna durante los primeros 6 meses de vida.
10- Esterilizar diariamente las mamaderas.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario