“No notamos una gran diferencia con otros años”, dijo el pastor García sobre la demanda social

“No encontramos, por lo menos en nuestro trabajo territorial habitual, una gran diferencia con otros años”, afirmó el pastor José García sobre la demanda social.

El Eco

Luego de los dichos públicos del padre Marcos Picaroni, expárroco de la Parroquia Santísimo Sacramento, acerca de que ha crecido la demanda de alimentos y abrigo en la ciudad, el pastor José García, responsable del Centro Cristiano La Roca y titular del Centro de Prevención de las Adicciones -CPA-, afirmó que desde la Iglesia Evangélica no observan cambios significativos en las demandas sociales que atienden.

“No encontramos, por lo menos en nuestro trabajo territorial habitual, una gran diferencia con otros años. Probablemente porque ya tenemos una práctica de saber dónde trabajar territorialmente, conocemos los espacios y lugares, qué familias sabemos que van a tener cierto tipo de emergencias por la cantidad y el grupo etario, entonces, eso ya está cubierto de antemano”, aseguró ayer en diálogo con “Tandil Despierta”.

No obstante, precisó que “a veces sí nos sorprende alguna familia que ha quedado sin trabajo, pero por otro lado encontramos también que mucha gente ha encontrado trabajo en el área de la construcción, por ejemplo. Entonces, digo que no está tan distinto a lo que fue el año pasado”.

Por otro lado, el pastor García aclaró que el trabajo que llevan adelante “no es puntualmente en el invierno o en el otoño, donde comienza el momento más crítico para la gente, sino que trabajamos todo el año para tratar de que cuando llegue este momento, la gente sepa cómo manejarse”.

Concretamente, contó que los ayudan a “instruirlos en eso, en cómo manejar su dinero, su tarjeta de crédito o un presupuesto. Por lo tanto, en ese equilibrio, las finanzas por más duras que sean un poco se acomodan a la situación. Y, donde hay necesidad real, puntual y cotidiana, tratamos de llegar lo que más podemos”.

Detalló luego que tratan de trabajar en red también entre las mismas iglesias y han tenido siempre una “muy buena relación” con el equipo de la Secretaría de Desarrollo Social. “En otros años nos han acercado zapatillas por ejemplo y este año no hemos tenido necesidad de repartirlas, ya sea porque lo hicieron ellos o porque no las necesitaron”, afirmó.

El responsable del Centro Cristiano La Roca recalcó también el aporte que reciben de la comunidad, ya que “hay muchísima gente que ayuda. Anoche estábamos terminando un seminario, paró un auto y bajó seis o siete cajas de ropa impecable, y eso nos pasa todos los días. Incluso, llevamos a otros lugares para que ellos también repartan en sus barrios. Entonces, no notamos que haya una gran diferencia con otros años”.

El trabajo en red

Consultado puntualmente sobre la demanda de alimentos y si ellos también brindan asistencia en ese sentido, dijo que “sí, pero en casos más puntuales. Como trabajamos en red, conocemos los casos, entonces, habitualmente las iglesias van y tratan de solucionar esas situaciones”.

Precisó que “el año pasado trabajamos en red también con Desarrollo Social, donde éramos los encargados de repartir pizzas durante la semana, provistas por esa dependencia. En el caso específico de las iglesias, cuando sabemos que hay alguien en el barrio o en nuestro territorio parroquial que está pasando por unas situación de ese tipo, se junta entre todos una especie de almacén y lo tratamos de repartir entre las familias que lo necesitan”.

El pastor García recordó luego que el Centro Cristiano La Roca tiene tres sedes en Tandil: “La principal, ubicada en la avenida Colón al 1100; otra en calle Argerich 2080, en el barrio de Villa Aguirre; y la otra en Villa Gaucho, con el pastor Christian `Coco´ Matos. Las tres están funcionando de la misma manera”.

La problemática
de las adicciones

Finalmente, como titular del CPA Tandil, se refirió a la problemática de las adicciones y remarcó que “este año, creo que más que nunca, tenemos cubierta esa área porque el año pasado tuvimos algunos problemas de chicos que vivían en algún vagón de la Estación o algunos en el Cerrito, y este año esto no ha ocurrido.

Ha habido una buena cobertura con acompañantes terapéuticos, Desarrollo Social encontró algunos espacios de cobertura para que no haya situaciones de calle”.

Por lo tanto, aseguró que “excepto alguien que se nos vaya de nuestro radio de acción, los que hoy por hoy concurren al CPA no están pasando por esa situación. Todos están en situación de abrigo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario