fbpx Obligaron a la Usina a restituirle el servicio eléctrico a una de las firmas acusadas de fraude – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Obligaron a la Usina a restituirle el servicio eléctrico a una de las firmas acusadas de fraude

El Eco

El caso de las conexiones clandestinas detectadas por la Usina sigue teniendo derivaciones. La empresa constructora investigada por fraguar medidores de luz en un emprendimiento privado -que además tiene una relación contractual con el Municipio- presentó un descargo ante el Organismo de Control de Energía de la Provincia de Buenos Aires (Oceba) para pedir la restitución del servicio de energía eléctrica. El mismo fue interrumpido por la distribuidora ante la falta de pago de la multa aplicada, pero la firma elevó un pedido al ente regulador estatal para revertir esta situación, que tuvo lugar este miércoles.

Recibimos una nota del Oceba intimando la restitución del servicio por la denuncia que ante ese organismo presentó el involucrado, aduciendo que la Usina no cumplía con el suministro. Hoy ya se mandaron los antecedentes al Oceba, donde se explican las razones que motivaron el corte y quedamos a la espera de una resolución que habilite un nuevo corte”, explicó el vicepresidente de la Usina Municipal y Popular de Tandil, Atilio Magnasco, resaltando que son temas burocráticos que se deberían resolver en estos días.

Según las declaraciones públicas del concejal Rogelio Iparragguirre, a la firma que tiene la concesión del Castillo Morisco le aplicaron una multa por 140 mil pesos que fue efectivamente cancelada, pero que a la constructora “el viernes le cortaron el suministro eléctrico” en otro emprendimiento “por no reconocer el fraude eléctrico”. 

Desde la Usina tuvieron que restituir el servicio de manera provisoria porque sino son pasibles de sanciones monetarias, pero si el Oceba lo autoriza, volverán a interrumpir el suministro hasta tanto la compañía no acredite la multa correspondiente.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario