fbpx Para limitar contagios, siguen las búsquedas activas en barrios populares, personas aisladas y adultos mayores – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
CORONAVIRUS

Para limitar contagios, siguen las búsquedas activas en barrios populares, personas aisladas y adultos mayores

El Sistema de Salud monitorea los lugares donde hay mayor probabilidad de encontrar un caso positivo de Covid-19 para efectuar los controles y rastreos pertinentes. De este modo, se busca restringir la propagación viral y establecer un nexo epidemiológico ante un eventual brote.

El Eco

El concejal oficialista Luciano Grasso, presidente de la Comisión de Salud del cuerpo Legislativo, en conversación con el ciclo “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM), dio detalles sobre la reunión que se mantuvo con las autoridades del Sistema Integrado de Salud Pública para monitorear las acciones en el marco de la emergencia sanitaria.

En el encuentro, dialogaron sobre cómo se plantea en la ciudad el avance del Covid-19  en el AMBA y la implementación de la búsqueda activa de los casos para apurar la salida de la cuarentena.

En Tandil se viene desarrollando la versión local de esta “búsqueda”, que consiste en controlar a los lugares donde hay mayor probabilidad de encontrar un caso y efectuar los rastreos pertinentes.

En esta línea, desde Nación, implementaron los operativos Detectar, la estrategia complementaria que busca personas con síntomas compatibles de Covid-19 en los barrios populares para su testeo precoz. Esas tareas se están desarrollando en 19 barrios populares del AMBA, con 5 operativos en la Ciudad y 14 en la provincia de Buenos Aires.

De esta manera, ante la imposibilidad de concretar testeos masivos para restringir la curva de contagios, se pretende anticiparse a los brotes y actuar antes de que se despliegue todo su potencial de transmisión.

Búsquedas activas 

De este modo, se realizan encuestas, pedido de información y control de temperatura en quienes ingresan desde zonas de transmisión comunitaria, y también en los barrios populares y residencias para adultos mayores. Ante cualquier pauta de alarma, se hacen los testeos correspondientes para confirmar o descartar cualquier muestra positiva y limitar la posibilidad de contagio. Así, también se pretende establecer un nexo epidemiológico ante la eventual confirmación de un nuevo caso, para trabajar en consecuencia y que no haya brotes o retrocesos severos.

Asimismo, en la etapa invernal comienzan a circular más otros virus respiratorios, lo que exige la definición y diferenciación de los casos. En este sentido, se diagnostican cuadros de influenza, por ejemplo, y también se llevan a cabo hisopados en pacientes con enfermedades respiratorias graves, como neumonía, que son los que requieren internación, porque el coronavirus podría presentarse en forma abrupta y los síntomas son muy similares.

Salud mental y pandemia 

Por otro lado, Grasso hizo referencia a la problemática de la salud mental, que en Tandil se ha descomprimido gracias a la flexibilización del aislamiento y las posibilidades que se ofrecen en esta región, un panorama muy distinto al que vivencian los habitantes del conurbana y CABA, que retornaron a Fase 1 para aplacar el cuadro epidemiológico.

Al respecto, aseveró que aún en cuarentena se continuaron algunos tratamientos de manera presencial debido a la complejidad de los mismos y que la línea “Salud mental te escucha” dio una continuidad en la capacidad de respuesta.

“El incremento de padecimiento está directamente relacionado con la cuarentena; en términos generales aparece más sintomatología en los jóvenes que en adultos mayores”, detalló, en alusión a un estudio del Observatorio de Psicología Social de la Universidad de Buenos Aires, que evidenció que el mayor índice de padecimientos se registra en jóvenes de entre 18 y 29 años.

En muchos casos, los sentimientos de ansiedad, irritabilidad o depresión van de la mano de la incertidumbre a nivel económico o laboral, y a las condiciones precarias para enfrentar el aislamiento.

“Cuando estos síntomas impactan en la vida cotidiana de las personas, hay un pasaje a un problema que requiere la intervención profesional. En algunos lugares el sistema de salud no puede dar respuesta, en Tandil sí”, puntualizó y destacó que si bien la demanda espontánea se duplicó en las primeras semanas del aislamiento, con el correr del tiempo las consultas de esta índole fueron decayendo.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario