fbpx Para no aumentar el boleto, la Cámara de Transporte insiste con la reducción de frecuencias – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Para no aumentar el boleto, la Cámara de Transporte insiste con la reducción de frecuencias

El pedido ingresado al Concejo Deliberante solicita disminuir recorridos y frecuencias para optimizar los costos. Sin la posibilidad de aplicar un nuevo aumento a los usuarios, buscan alternativas para hacer frente al alza de precios. El cuerpo Legislativo debería encarar además el debate por la nueva concesión del transporte urbano, pero no hay avances en esta dirección.

El Eco

Como se anunció oportunamente, la Cámara de Transporte se reunió a mediados de julio con la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante para debatir acerca de la posibilidad de disminuir la frecuencia y los horarios de los colectivos durante los fines de semana y los feriados, a fin de reducir costos luego de que la Provincia recortara los subsidios. A este escenario inicial, se sumó la corrida cambiaria  posterior a las elecciones y el cuadro de situación empeoró para los transportistas locales.

Daniel Albanese, titular de la Cámara, en conversación con el programa radial Dulce o Amargo (104.1 Tandil FM) expuso que  el impacto de la última devaluación fue “tremendo” porque incrementó los costos de mantenimiento de los 88 micros que conforman el sistema y que todos los días salen a la calle para hacer alrededor de 2 kilómetros y medio por vuelta.

El referente empresario puntualizó que el combustible aumentó tres pesos por litro y que ahora están abonando 42,9 pesos el litro de nafta. A esto se agrega el traslado de la devaluación al precio de los insumos y repuestos, que reflejan un 30 por ciento de suba.

Tarifa congelada y alza de costos 

En las reuniones celebradas hace más de un mes, la Comisión de Transporte pidió datos e información para poder abordar el tema. Como un nuevo aumento del boleto es impensado en este momento, los miembros de la Cámara esperan, con esta alternativa, aliviar la presión sobre el costo de la tarifa.

El cuadro tarifario del transporte urbano de pasajeros vigente había consignado un incremento escalonado en tres tramos en 2019 y pasó de 16,29 (valor previo al aumento) a 18,29 pesos; a 20,29 desde el 2 de mayo; y a 22,29 pesos desde el 1 de julio. Estos números tendrán que mantenerse pese al desfasaje económico que tuvo lugar en las últimas semanas.

“En esta semana terminamos de entregar la documentación solicitada y queremos que resuelvan algo en las reuniones. No hablamos de afectar servicios corrientes, pero esto aportaría oxígeno hasta que se estabilice la economía”, expresó Albanese.

El Deliberativo pidió un informe de costos y ahorro, y de servicios con baja tasa de uso, para repensar los recorridos del transporte acorde a las necesidades de los usuarios. La expansión del ejido urbano y las nuevas conformaciones de los barrios hacen que algunos recorridos queden obsoletos y que surjan nuevas necesidades en otros sectores de la ciudad en los que se concentra mayor cantidad de habitantes.

“Si no se llega a un acuerdo, no sé qué ocurrirá. Esperemos que se llegue, porque si bien pidieron más datos, les parece razonable que en una situación de crisis no tiene sentido que circulen los colectivos en algunos horarios en los que andan absolutamente vacíos. Además, se pueden utilizar esos recursos para seguir manteniendo el sistema”, añadió.

Nuevas discusiones sobre el transporte 

Las sugerencias mencionadas se empalman con la nueva discusión que debería comenzar a darse en el seno del Concejo sobre la nueva concesión y los eventuales cambios a producirse en el sistema. Próximamente el Legislativo debería comenzar a discutir los pliegos para volver a licitar la concesión del transporte público de pasajeros, que tiene que estar convalidada por el cuerpo de concejales para febrero de 2020.

De algún modo, el pedido de la Cámara de Transporte se anticipó al debate y puso de relieve las falencias y fortalezas del actual sistema. En este aspecto, Albanese refirió que podría implementarse un boleto combinado universal, aprovechando la confluencia de las seis líneas en la Plaza Independencia y a partir de esto diseñar un esquema apto que beneficie a los pasajeros y sea eficiente para los transportistas.

“Es complicado, pero si se parametriza bien no debería tener inconvenientes y sería práctico para la gente. También hay que estudiar y actualizar pedidos de llegada a barrios, estudiar caso por caso y ver la factibilidad”, observó.

Dentro del arco de propuestas de la entidad, también se analiza la posibilidad de contar con carriles exclusivos para la circulación de colectivos en las avenidas, replicando una experiencia desarrollada en La Plata que sería viable a nivel local. Desde el eje el Acuerdo del Bicentenario “Tandil protagonista” se definió darle prioridad al transporte público y en ese ámbito aparecen todas las cuestiones que contribuirían a lograr optimizaciones muy importantes en la velocidad comercial y el uso del servicio.

En este sentido, indicó que en el microcentro el estacionamiento debería estar a la izquierda y de este modo se produciría un virtual carril exclusivo para los micros. Por otra parte, también hizo alusión a los  inconvenientes que los choferes registran en la avenida Avellaneda, cuyo sistema de onda verde impide que las unidades vuelvan a insertarse en el flujo de tránsito luego de acercarse al cordón para el ascenso y descenso de pasajeros.

La crisis del sistema 

El concejal por Unidad Ciudadana Darío Méndez, vicepresidente de la Comisión de Transporte, en diálogo telefónico con El Eco de Tandil desestimó que haya respuestas en un futuro cercano en cuanto a la solicitud específica de la Cámara de Transporte efectuada en el último mes.

“La cámara realizó el pedido porque es eso o el aumento de boleto, no hay margen para seguir funcionando como hasta ahora con el mismo ingreso y una alza de costos constante. Si bien se comprende no hay definición para que se resuelva en lo inmediato”, señaló.

Sobre la cuestión global del transporte, aseveró que en el contexto actual de aumentos y falta de subsidios -en un sistema que está en crisis- es difícil asignar parámetros para la nueva licitación. El debate en esta dirección se encuentra paralizado por el momento. El nuevo plan de movilidad urbana exigirá la revisión y ampliación de recorridos para encarar la nueva concesión, pero Méndez evaluó que es inviable la extensión de frecuencias y recorridos con un boleto caro.

“La salida de Macri genera una incertidumbre en cuanto a cuál va a ser la política que adoptará el nuevo gobierno”, opinó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario