fbpx Pese a los inconvenientes, de acuerdo a la normativa es posible entrar sólo con el permiso de circulación – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Pese a los inconvenientes, de acuerdo a la normativa es posible entrar sólo con el permiso de circulación

El titular del área de Control Urbano Vehicular expuso que la veracidad de los permisos que otorga la página web de Nación es incomprobable para quienes están en los controles, pero que en la actualidad no es obligatorio presentar documentación respaldatoria para verificar la situación declarada. Residentes y trabajadores esenciales que arriben desde áreas de circulación del virus deben cumplir con la cuarentena, pero no quienes deban ingresar sólo por unas horas por trámites, descargas o turnos médicos. "Surgen dudas acerca de si todos los que están autorizados para ingresar tienen que hacer cuarentena o no, se pregunta a las autoridades y tenemos que ajustarnos a las determinaciones legales”, explicó.

El Eco

Los controles de ingreso a la ciudad son un tema que siempre da tela para cortar y que genera un ida y vuelta de contradicciones e interpretaciones que vuelven confuso el asunto. Como Tandil se encuentra en Fase 5, por no tener ningún caso positivo de Covid-19 en más 21 días, las flexibilizaciones ampliaron las posibilidades de acceso a la planta urbana.

Al respecto, el director de Control Urbano Vehicular, Walter Villarruel, en comunicación con el ciclo “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM), expresó su punto de vista sobre la nueva normativa, que volvió más laxas las condiciones de entrada.

Si antes había que presentar documentación respaldatoria para sustentar la información vertida en los permisos de circulación emitidos por el Gobierno nacional a través de la página web o de la aplicación, ahora es posible entrar sin acreditarlo de forma fehaciente. Pero a su criterio, “esas declaraciones juradas dejan mucho que desear”.

“Nosotros veníamos trabajando de una manera durante tres meses, y las personas que venían de otra ciudad no podían ingresar, solamente quienes tenían residencia en Tandil y cumpliendo la cuarentena si correspondía. Muchos proveedores acercaban mercadería a los puestos para que los fueran a buscar ahí y los viajantes no tuvieran que entrar. Al flexibilizarse las actividades, desde la Secretaría de Protección Ciudadana y mediante el decreto del Intendente enmarcado en el DNU, se dictaminó que todas las personas que tengan el permiso de Covid-19 pueden acceder, y aquellos que tienen que hacer trámites pueden entrar, hacerlos y retirarse, aunque vengan de zonas de contagio comunitario”, explicó el funcionario.

Permisos más flexibles 

De este modo, están autorizados a ingresar a la ciudad quienes tengan domicilio legal o residencia demostrable en Tandil, quienes desempeñen actividades esenciales, y también las personas que deban acceder a la localidad para cumplir con algún trámite o turno médico. Si provienen de distritos que están en el mismo nivel epidemiológico que Tandil, no hay mayores inconvenientes; la encrucijada aparece cuando se trata de individuos que arriban desde zonas de transmisión comunitaria como el conurbano bonaerense y la Ciudad de Buenos Aires, o de brote activo como Olavarría y Chillar.

La normativa vigente indica que quienes provengan de zonas donde haya circulación local de coronavirus y las áreas de brote epidémico activo (Olavarría y Chillar), deben cumplir con el aislamiento obligatorio de 14 días. En esos casos, se activa el protocolo que consiste en medir la temperatura, completar una declaración jurada y convocar a la Policía para que escolte el vehículo hasta el domicilio donde cumplirán con el confinamiento. Esto rige tanto para los tandilenses como para los trabajadores que vienen a desempeñar una actividad prolongada; se los deja entrar para que se atengan a la cuarentena estricta y pasados los 14 días obligatorios, recién pueden desarrollar sus tareas.

Pero en la actualidad también se avala la entrada de quienes provienen desde algunos de los lugares comprometidos, pero sólo deben ingresar al ejido urbano por unas horas para efectuar un encargue o acción determinada. En este sentido, Villarruel  remarcó que “mientras tengan el permiso pueden ingresar. Tenemos distintas situaciones por trámite o consulta médica, actividad comercial o firma de escritura, que entran y deben irse lo más rápido posible”.

Como es de suponer, es imposible en todos y cada uno de los casos comprobar si efectivamente salen del distrito o no, aunque a veces, frente a casos muy sospechosos, se puede hacer un seguimiento a través de las cámaras de videovigilancia. De hecho, el titular de la dirección vehicular expuso que “todos somos buenos, pero a la hora de hacer ciertas cosas no hay forma de controlar. Si ingresan a un turno médico se toman los datos pero no sabemos qué hizo después, pedimos que cuando pasan de vuelta por el puesto se anuncien. A veces lo hacen y en otras ocasiones no”.

Datos falsos 

No es un detalle menor que los permisos de circulación que se tramitan en la página web tienen carácter de declaración jurada. Los datos consignados pueden ser falsos pese a que hay consecuencias legales al respecto. No obstante, aunque los trabajadores y voluntarios de los puestos piden los papeles que confirmen lo consignado en los permisos, no pueden prohibir un ingreso si los transeúntes no los poseen. Esto daría lugar a todo tipo de transgresiones que sólo quedan ancladas en la conciencia ciudadana.

“En los puestos dependemos también de la buena voluntad y honestidad de la persona que viene. Pasa que vienen y muestran un permiso que es original, se verifica el código y es válido, pero los datos que ponen no son reales y la página lo otorga igual”, describió.

La experiencia que dan más de cien días en los puestos ubicados en las rutas permite los empleados y voluntarios agudizar el ingenio y el ojo para detectar cuando se trata de mentiras muy burdas. Ante estos casos, intentan profundizar en el permiso y los datos, o hacer un seguimiento, pero no son muchas las herramientas legales que tienen disponibles para efectuar un control exhaustivo. Sobre todo si se tiene en cuenta que las rutas están más cargadas que en los primeros tiempos del aislamiento.

“Para habilitar la circulación en la ciudad, antes pedíamos declaración complementaria, comprobante de turno y horario, o justificación de la tarea o actividad que venían a hacer. Con la nueva disposición, pueden pasar sólo con presentar el certificado de la página “, se lamentó.

Las dudas que surgen 

Consultado por este Diario en relación al conflicto que se generó por las personas que entraron el domingo para desempeñar actividades deportivas en el establecimiento Posta Natural, detalló que se verificaron los permisos y se consultó sobre cómo proceder ante la duda que surgió entre quienes tenían a su cargo la responsabilidad de inspeccionar el control sanitario.

“Se constataron los permisos de actividad esencial y pudieron ingresar; los agentes policiales los acompañaron al domicilio donde están haciendo la cuarentena”, aseveró. En tanto, aclaró que en los retenes sólo se hace el control inicial y la potestad de vigilar el acatamiento del aislamiento corre por cuenta del área de Protección Ciudadana y las fuerzas policiales.

Por otra  parte, según relató, en diversas oportunidades quienes desean entrar se comunican previamente con los números disponibles de Protección Ciudadana para saber si van a poder franquear el acceso conforme a las condiciones declaradas.

“Surgen dudas acerca de si todos los que están autorizados para ingresar tienen que hacer cuarentena o no, se pregunta a las autoridades y tenemos que ajustarnos a las determinaciones legales”, y dijo que “a veces se prejuzga la apariencia porque encima la página otorga los permisos sin verificar datos, uno carga lo que quiere y la página acepta. Nosotros no sabemos si todo lo que dice ahí es verdad, pero la directiva es dejarlos entrar”.

 

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario