Piden al Municipio que se sume a las localidades que prohibieron el uso y la venta de pirotecnia

En vísperas de las Fiestas, la presidenta de Mascotandil, Mariana Jara, llamó al Municipio a sumarse a las localidades que ya prohibieron el uso y venta de pirotecnia. “Esperemos que este sea el último año en el que tengamos que estar luchando por este tema”, deseó.

En diálogo con El Eco de Tandil, la proteccionista explicó que lo que están pidiendo, tanto desde la agrupación que encabeza como el resto de las organizaciones que se manifestaron semanas atrás en la puerta del palacio comunal, es que “el Municipio se adhiera a todos aquellos que se sumaron a la prohibición de pirotecnia”.

Concretamente, detalló que ya se prohibió en tres provincias enteras: Mendoza, Neuquén y Tierra del Fuego; y once municipios de distintas provincias. En Buenos Aires, en Olavarría, Rauch, el Partido de la Costa, Pinamar y toda la zona de General Alvarado.

En todos los casos, resaltó que desde la órbita comunal “están tomando en cuenta los daños que causa y optando entonces por la decisión de prohibirla”.

Desde Mascotandil, Jara expuso que producto de su utilización, en esta época “se pierden más de cien perros; otros se lastiman y algunos hasta se mueren”, pero resaltó que “también están los chicos que tienen problemas de autismo, retraso madurativo, hipoacúsicos, los adultos con Síndrome de Down, ancianos con demencia senil, los excombatientes de Malvinas; mucha gente la pasa mal. Por eso, hay que festejar, pero sin dañar al otro”.

En ese marco, resaltó el trabajo que viene encabezando el grupo Pirotecnia 0, que ya lleva más de siete años reclamando que se prohíba la pirotecnia en Tandil, lucha a la cual decidieron sumarse hace un tiempo desde Mascotandil.

“En nuestro caso, en vez de disfrutar de las Fiestas, las vivimos de una manera caótica. Tenemos muchísimos problemas, tanto por nuestros perros, como los de la calle y los de la gente que se escapan”, advirtió.

 

Los recaudos

La presidenta de Mascotandil aprovechó la oportunidad para pedirle a quienes tengan mascotas que “traten de identificarla correctamente, que le pongan un collar o una chapita con el número de teléfono, más allá de que estén adentro, porque no saben en qué momento se puede escapar”.

Recomendó “tratar de tener al perro encerrado, ponerle música alta, tenerlo contenido y acompañarlo al menos en el momento en el que se tira más pirotecnia”.

Pidió también que “quien vea a un perro aterrado, que lo retenga si puede, aunque sea solo hasta que pare la pirotecnia, porque está asustado en la vía pública y lo pueden atropellar. Y también aquellas personas que tengan lugar, si pueden retener a algún callejerito, sería fantástico”.

 

Los resultados de la manifestación

Por último, Jara se refirió a la manifestación que realizaron semanas atrás en las puertas del Municipio y rescató que, fruto de ello, se logró visualizar los tres ejes del pedido de prohibición de uso y venta de pirotecnia: la salud pública, el cuidado del medioambiente y el proteccionismo animal.

Asimismo, se implementó una campaña de concientización en distintos medios de comunicación, que había sido aprobada por el Concejo Deliberante en diciembre de 2014, pero no se había llevado adelante hasta el momento.

Sin embargo, criticó que en el marco de la iniciativa, los funcionarios comunales le entregaron a los integrantes de Pirotecnia 0 unos afiches para que ellos se encargaran de pegarlos por la ciudad, cuando “lo más lógico sería que ellos lo hicieran, teniendo en cuenta que la campaña es impulsada desde el Municipio”.

Para cerrar, deseó que “este sea el último año en el que tengamos que estar luchando por este tema”.

 

Proyectos solidarios

Por otro lado, Mariana Jara aprovechó la oportunidad para agradecer públicamente a docentes y estudiantes de tres instituciones educativas que este año colaboraron con Mascotandil de manera solidaria y se mostraron muy interesados en conocer el trabajo que llevan adelante.

“Los alumnos de la Escuela Técnica 1 llevaron adelante el proyecto Cuchas Solidarias; los chicos de segundo año de la Escuela Normal recaudaron alimento balanceado, algodón, gasas, vendas y medicación para los animales; y los de cuarto C de la Escuela Técnica 2, a cargo de la docente Valeria Lamorte, realizaron el proyecto Sonrisas Caninas, a través del cual donaron dinero, champú y collares y comederos realizados por los chicos”, detalló.

“Son tres escuelas que se portaron muy bien con nosotros”, valoró la proteccionista, quien aclaró que si bien en años anteriores han recibido ayuda de distintas instituciones educativas, admitió que este año los sorprendió porque “además de que fueron bastantes escuelas, los chicos estaban muy felices, disfrutando con los animales, preguntando muchas cosas y se mostraron muy interesados. Eso es fantástico”.

Por ello, Jara convocó a “todas las escuelas a que se sumen. A nosotros nos encanta ir a hablar con los chicos y algunas veces, incluso, llevamos a alguna mascota para que la conozcan. Estamos abiertas a la comunidad y a que nos llamen para poder compartir una charla con ellos, y obviamente concientizarlos sobre el cuidado animal”.

Las instituciones que estén interesadas, pueden contactarse con la agrupación al 154-625954 o a través del Facebook Milagros Masco Tandil.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario