fbpx Pintaron una estrella amarilla por la joven que murió tras un accidente en la Ruta 226 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Pintaron una estrella amarilla por la joven que murió tras un accidente en la Ruta 226

Fue en el kilómetro 169, donde sucedió el siniestro vial el 24 de diciembre. Desde ahí realizaron una caravana hacia Fiscalía, Municipalidad y el Cementerio a darle el último adiós. Nayla Gómez, la hermana de la víctima fatal aseguró que “el momento de pintar la estrella fue horrible porque nunca imaginamos tener que hacer eso”.

Mariano Leunda

Cerca de las 14, familiares y amigos de Magalí Gómez, la joven de 23 años que murió tras un accidente en la Ruta 226 el 24 de diciembre, pintaron una estrella amarilla en el kilómetro 169, lugar donde sucedió el siniestro vial.

Luego que el personal de Seguridad Vial cortó la cinta asfáltica una decena de personas que se autoconvocó en el lugar procedió a pintar la estrella y tras lo cual salieron en caravana hacia la Fiscalía en primer lugar, donde dejaron un petitorio. Después se dirigieron a la Municipalidad, donde dejaron un petitorio también y finalmente fueron al cementerio a darle el último adiós a Magalí.

Cabe recordar que el siniestro vial sucedió el jueves 24 de diciembre alrededor de las 3 de la madrugada, cuando una camioneta Dodge RAM chocó por alcance a una motocicleta Gilera Smash 110 cc que se desplazaba en el mismo sentido y, producto del fuerte impacto, Magalí Gómez Acosta, de 23 años, que viajaba como acompañante en la moto, falleció.

En la camioneta Dodge RAM iba una sola persona, en dirección Azul-Tandil identificada como Daniel Portela. En tanto el rodado de menor porte era conducido por Rosendo Roberto Nahuel Agüera, de 23 años.

Nayla Gómez, la hermana de la víctima fatal, contó que “la policía cortó la ruta y pintamos la estrella amarilla, 14.30 aproximadamente arrancamos la caravana hacia la fiscalía, que estaba cerrada, dejamos por debajo de la puerta un folio con un escrito. De ahí fuimos a la Municipalidad, que tampoco había nadie así que dejamos dos petitorios que no los pudo recibir nadie y de ahí fuimos al Cementerio a darle la última despedida”.

Indicó que piden “justicia y esclarecimiento del caso de cómo pasó, saber qué sucedió realmente”. En ese contexto, sostuvo que el viernes llamó a la Fiscalía y les dijeron que hasta que no se levante la feria no les pueden dar información porque “está todo muy parado”.

“Tuvimos que ser bastante fuertes”

“Tuvimos que ser bastante fuertes porque mis sobrinos ya saben que su mama está en el cielo, aunque no saben lo que le pasó”, contó.

Además, a un lado de la Ruta colocaron un altar con una foto de Magalí y le dejaron flores.

“El momento de pintar la estrella fue horrible porque nunca imaginamos tener que hacer eso, y el cementerio fue terrible, no lo puedo explicar, a todos nos pasa lo mismo, esperamos que ella vuelva, los nenes la llaman mucho. A la noche mis papás los sacan a dar una vuelta en el barrio y ellos antes de irse a dormir le tiran un beso a la estrellita donde está su mamá”, afirmó.

Y contó que “en el cementerio el nene le daba un besito en la puerta del nicho y decía ‘mami’ y a mí me partió el alma. Uno grande se la banca como puede pero el problema son los nenes”.

“Queremos agradecer el trabajo la comisaría Tercera, Seguridad Vial, y la Local, hicieron un excelente trabajo porque estuvieron con nosotros cuando se pintó la estrella, estuvieron todo el recorrido, la verdad que fue un excelente trabajo, estamos muy agradecidos”, afirmó.

Y agregó que “estuvo la ruta cortada unos 40 minutos y después la policía iba delante de la caravana y atrás acompañándonos e iban cortando las calles por las que íbamos pasando, hasta la puerta del Cementerio nos acompañaron”.

El petitorio

En el petitorio, solicitaron “prisión preventiva con los agravantes, para el autor y el coautor y que paguen con todo el peso de la ley, para que no haya más Magalí”.

“Porque sus hijos ya no van a tener más a su mamá,  porque sus papás ya no van a recibir el abrazo de ella, porque sus hermanos no escuchar más su dulce voz, ni podrán recorrer los sueños de ella porque todo se lo arrebataron esas basuras”, manifestaron.

Y añadieron que “Maga tenía 23 años, no conocía de bailes, ni de salir de noche, esa noche fue la más cara de su vida, una vuelta que le costó la vida. Dejó a cuatro pequeños sin su mamá, sin explicación de por qué su mamá no volverá”.

“Hagamos justicia. Que nos escuchen, que no quede impune su muerte en manos de estas bestias que representan un peligro para la sociedad toda, hoy es Magalí, mañana puede ser otro chico, el hijo o hija de cualquiera de nosotros”, concluyeron.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario