fbpx Polémica en Tandil por la venta de animales silvestres – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Polémica en Tandil por la venta de animales silvestres

La publicación que realizó un vecino en su perfil de Facebook ofreciendo la cría de un zorro desató la polémica entre los proteccionistas y el director de Bromatología. Santiago Romay, presidente de la asociación Movimiento Activista Animal, denunció que desde el Municipio no toman intervención en un hecho que está penado por la Justicia; mientras que Federico Sánchez Chopa, titular de Bromatología, aclaró que, pese a que no le corresponde actuar en estos casos, lo hizo.

Santiago Romay, presidente de la asociación Movimiento Activista Animal

El Eco

El abogado Santiago Romay, presidente de la asociación Movimiento Activista Animal, dialogó con ciclo televisivo Tandil Despierta e informó sobre un lamentable  hecho que estaba ocurriendo en nuestra ciudad y que se había originado en las redes sociales: un vecino ofrecía a través de Facebook una cría de un zorro.

La venta de animales silvestres está prohibida en nuestro país ya que podría conducir a la extinción de las especies, además de que su comportamiento es impredecible e, incluso, algunos de ellos son transmisores de enfermedades como tuberculosis, psitacosis, toxoplasmosis, herpes y filariasis.

Por tal razón, desde el Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires habían advertido meses atrás que se realizara la denuncia del tráfico de estos animales de manera presencial en la Dirección de Flora y Fauna (La Plata), llamando al (0221)429-5206/36 o enviando un email a florayfauna@maa.gba.gov.ar.

El propio Romay manifestó que “la realidad es que el zorro es un animal silvestre y la venta de las crías está prohibida y es un delito federal” y contó que tomaron conocimiento de esta situación porque “salió en una red pública; lo vimos prácticamente todos los proteccionistas”.

Si bien determinados zorros aún siguen siendo plagas, la realidad es que no pueden comercializarse. “Probablemente esta persona que los está vendiendo no comprende la criminalidad de sus actos, y se está metiendo en un problema grande. Nosotros ya hicimos la denuncia en la fiscalía general”, afirmó el abogado.

Desde un primer momento, según indicó, desde el Movimiento Activista Animal se pusieron a trabajar para poder encontrarle un lugar a ese cachorro una vez que lo recuperaran ya que “en el rescate de animales silvestres lo más difícil siempre es poder reubicarlo”.

Afortunadamente, tras una serie de comunicaciones lograron que desde el centro de rescate de Granja Los Pibes hicieran un lugar para recibir al animal, poder alimentarlo durante unos meses y luego liberarlo en su hábitat natural.

Dejando en claro que su intención no era castigar el delito que estaba cometiendo esa persona sino poder recuperar el animal y devolverlo a su verdadero lugar ya que “los animales silvestres no son mascotas”, contó que pidieron la intervención del director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, “pero automáticamente nos contestó con una cita normativa diciendo que no era responsabilidad de él sino que era de Inspección General”.

“Le repreguntamos, entonces, si lo había comunicado ya o si había hecho algo. Pero nos mandó a nosotros  a hacer la denuncia, lo cual es un disparate. Porque en el Municipio no trabaja de manera separada, o no debería hacerlo. Tendrían que funcionar como un equipo y facilitarle la acción a los vecinos, no complicársela”, clamó.

Se contactaron con Javier Camgros, director de Inspección General y Habilitación del Municipio, quien les planteó que no pueden hacerse cargo porque no tienen jaula ni veterinaria para llevarlo a cabo. “Este tipo de tareas las tiene que hacer Bromatología, por lo que le volvimos a pedir intervención a Federico y él la sigue negando, lo cual demuestra la irresponsabilidad que posee y la falta de respeto a los animales”, acusó.

Debe intervenir una comisión integrada por seis proteccionistas

Acusado de no haber intervenido en el caso, Sánchez Chopa salió al cruce y, en diálogo con El Eco de Tandil, aclaró que pese a que no le correspondía atender el reclamo igualmente se hizo cargo y realizó las tareas pertinentes.

“Me llamó Mariana Jara y me envió por WhatsApp una publicación de Facebook de una persona que vendía un cachorro de zorro de, aproximadamente, dos meses. Cuando tomo contacto con ese posteo, empiezo a tratar de encontrar a esa persona para indicarle que está infligiendo una importante cantidad de normativas locales y leyes provinciales ya que no puede realizar la venta de ese animal”, comenzó relatando el director de Bromatología.

Agregó que Jara le consiguió la dirección y un teléfono de contacto del supuesto vendedor, pero que cuando fueron se encontraron con que era el Policlínico Ferroviario, un hospital abandonado desde hace ya varios años. “Entendimos que era el lugar de intercambio que esta persona estaba promoviendo para la venta del cachorro”, evaluó. Al no encontrar nada allí, se comunicaron nuevamente con Jara, quien luego de hacer unas intervenciones, les facilitó el contacto del padre.

“Fuimos hasta la casa del padre y nos dijo que efectivamente era su hijo pero que no tenía conocimiento de esa situación”, indicó Sánchez Chopa y aclaró que “igualmente yo elevé un pedido de informe al Juzgado de Faltas para que puedan, con su capacidad de investigación, darnos datos de esta persona”.

Respecto a las acusaciones en su contra, reveló que hay una ordenanza municipal del año 1988 que establece que no está permitida la venta ni la tenencia de animales silvestres en todo el territorio del partido de Tandil y que, para poder intervenir en esos casos, hay una comisión conformada por seis proteccionistas que depende de la Dirección de Inspección General.

“Entonces la normativa dice que desde Bromatología no deberíamos intervenir en estos casos sino que lo tiene que hacer esta comisión en conjunto con Inspección General. Por eso yo les dije que nosotros no deberíamos trabajar; se los manifesté, les aclaré lo que deberían hacer y ellos me maltrataron. Pero esto es sencillo, la ley dice que lo tienen que hacer ellos”, sentenció.

De cualquier forma, remarcó que dieron intervención porque “me parece lógico tratar de solucionar este problema porque está en juego la vida de un animal que no tiene nada que ver con esto” pero que, por otro lado, se deben respetar las normativas: “Es como que me llamen a mí por problemas de nocturnidad en el Cementerio”.

Finalmente, contó que aún no lograron dar con esta persona y que la publicación ya no está más en Facebook. Al momento se encuentran a la espera de la respuesta del Juzgado de Faltas para poder recuperar la cría del zorro que, una vez rescatada, será llevada a Granja Los Pibes para luego poder reinsertarla, al igual que han hecho en casos anteriores.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario