fbpx Por orden del Ministerio de Seguridad, seguirán los traslados de efectivos policiales al Conurbano – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Por orden del Ministerio de Seguridad, seguirán los traslados de efectivos policiales al Conurbano

La cartera ministerial ordenó el traslado de dos agentes de Tandil cada 15 días a la localidad de Merlo, en el área metropolitana, durante al menos dos meses. Es parte de un plan estratégico para garantizar reservas de personal donde hay mayor demanda. El cumplimiento del aislamiento estricto es la clave para evitar que se produzcan contagios en la ciudad.

El Eco

La movilidad de efectivos policiales pertenecientes a las fuerzas bonaerenses despertó cuestionamientos por parte del intendente Miguel Lunghi, luego de que se conociera que dos agentes que fueron a desempeñar labores en la localidad metropolitana de Merlo, dieron positivo a Covid-19.

En este sentido, el subsecretario de Protección Ciudadana de Tandil, el comisario retirado David Tifner, dio detalles sobre la problemática y precisó que se trata de miembros del GAD (Grupo de Apoyo Departamental), área que desde fines del año pasado se encuentra subordinada a la Superintendencia de Fuerzas de Operaciones Especiales, creada para potenciar los grupos de élite de la fuerza de seguridad, que tiene a su cargo unidades tácticas como el grupo Halcón. “Estos grupos tácticos son utilizados en situaciones extremas o de urgencia en distintos puntos de la Provincia”, describió.

El funcionario resaltó que la policía departamental recibió una orden de servicio del Ministerio de Seguridad que ordena el traslado de dos agentes cada 15 días a Merlo, durante al menos dos meses.

Esta disposición forma parte de un plan de acción que  recluta personal de diferentes municipios con destino a poblaciones con mayor riesgo y demanda, para mantener fuera de las calles a parte de los efectivos, y así poder contar con una reserva estratégica en caso de producirse contagios entre los uniformados o de que se requieran refuerzos en las tareas de control y prevención que desarrollan. En esta sintonía, las fuerzas federales también tienen efectivos en aprestos para salvaguardar casos excepcionales.

El aislamiento como antídoto 

Como se informó oportunamente, al regresar a Tandil los uniformados deben cumplir con la cuarentena estricta, tal como deben hacer todas las personas que arriben desde una zona de transmisión viral comunitaria. El cordón metropolitano de Buenos Aires es una de las regiones más castigadas por el coronavirus, con el récord de contagios. Incluso el intendente de Merlo y presidente del PJ provincial, Gustavo Menéndez, se encuentra infectado pero en buen estado de salud general.

De hecho, Tifner subrayó que se cumplimentaron todos los protocolos y no se detectaron casos positivos en el nexo epidemiológico. También recordó que el testeo a los dos hombres se les realizó por haber estado en contacto estrecho con un policía de Olavarría infectado, porque no presentaron ni presentan ningún tipo de síntoma que haya permitido activar alguna alarma.

“Este domingo retornarán dos efectivos más en las mismas condiciones. Si no puede aislarse en la casa, se los reubicará para que puedan hacerlo como corresponde y así se van adoptando las medidas para controlar la situación”, explicó.

Ni voz ni voto 

Si bien el jefe comunal y otros mandatarios expresaron su disconformidad al Ministerio de Seguridad provincial que dirige Sergio Berni, órgano máximo del que depende la policía, no tuvieron éxito con el pedido.

Al respecto, el funcionario sostuvo que “no hay competencia ni jurisdicción en este tema, a lo sumo se podrá charlar, pero es algo mucho más grande que nosotros”.

Tifner, quien en la década del 90 se desempeñó durante poco más de dos años en el Conurbano, admitió que es un territorio muy diferente al resto de la provincia de Buenos Aires, cuyas necesidades en materia de seguridad ciudadana difieren ampliamente de las que se puedan llegar a originar a nivel local.

“Es otro mundo”, definió en relación al tipo de servicio y el índice delictivo que se registra en esas latitudes. Además, en este momento, el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) comienza a avanzar hacia el desconfinamiento progresivo y se debe incrementar la capacidad de respuesta. “La necesidad de personal existe y no tenemos la posibilidad de decir que no vayan”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario