fbpx Profesionales de la salud iniciarán un “paro de lapiceras” si sufren descuentos salariales – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Profesionales de la salud iniciarán un “paro de lapiceras” si sufren descuentos salariales

El conflicto se origina en la aplicación de la cláusula de Usufructo establecida en el convenio de trabajo rubricado por el Ejecutivo y el Sindicato Municipal. Un grupo de profesionales de la salud exigió al Gobierno local que no se les descuente el 1 por ciento contemplado en el artículo. Si no hay respuestas, a partir del viernes se abstendrán de firmar las epicrisis y los bonos de las obras sociales y prestadoras.

El Eco

La facción local de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) anunció una medida de fuerza tras la aplicación de la cláusula de Usufructo (art. 319) del convenio colectivo de trabajo y su consiguiente descuento del 1 por ciento del salario básico. La medida prevista consiste en abstenerse de firmar las epicrisis y los bonos de las obras sociales, aseguradoras y otras prestadoras, lo que afectará fuertemente la facturación del Sistema de Salud Pública. Destacaron que la acción no incidirá en la atención de los pacientes.

En esta línea, un grupo de trabajadores de la salud -de la Cicop y otros sin pertenencia gremial- realizó el 14 de junio una protesta en el hall central del Hospital Santamarina para visibilizar el conflicto. En tanto que el miércoles 19 se llevó a cabo una asamblea –con la presencia de autoridades provinciales de la asociación- en la que se determinó iniciar, a partir de este viernes, un “paro de lapiceras” si se aplica el descuento en la percepción de los haberes de junio, sueldo que se cobrará ese día con el medio aguinaldo correspondiente.

El reclamo 

En un comunicado, desde la entidad profesional expresaron que “el mismo artículo 319 abre la posibilidad de que cada trabajador pueda renunciar expresamente, mediante una carta, a que se le realice el descuento, y que esa negativa tiene una duración anual, debiendo renovarse cuando el convenio sufra alguna modificación en su articulado, donde debería realizarse el trámite de nuevo. Pese a haberse presentado esta nota de renuncia al descuento ante la oficina de Recursos Humanos, el Ejecutivo hizo caso omiso y liquidó el mismo”.

Y añadieron: “Instamos al Ejecutivo municipal a deponer la decisión en curso, promoviendo un diálogo franco e imprescindible en la búsqueda de solucionar un conflicto que, por su gravedad, nos lleva a tomar medidas de acción directa”.

Consultadas por El Eco de Tandil, las fuentes gubernamentales optaron por el silencio y aseguraron que por el momento no harán declaraciones sobre el tema.

Es preciso recordar que el artículo de Usufructo hace referencia a que las mejoras salariales o de cualquier tipo conseguidas por la entidad gremial alcanzan a  todos los trabajadores,  independientemente de que estén agremiados o no, entonces cada empleado debe entregar el uno por ciento del salario básico al sindicato, sin que eso implique una voluntad de afiliación. El secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, en ocasión de la rúbrica del CCT, aclaró que el descuento era pasible la primera vez y que, ante la negativa del empleado, no se practicará más hasta que exista una nueva mejora o beneficio en los haberes. “Si alguien no quiere que le apliquen la cláusula, se les descuenta una vez -la primera no se reintegra-  pero después no se descuenta más hasta que haya una novedad y se reitere el reclamo”.

La puja entre la fracción local de la Cicop por la autonomía sindical y los avales para defender los intereses sectoriales en una mesa de negociación es de larga data y no se agota en la mera cuestión salarial, sino que involucra  también aspectos pertinentes a la carrera hospitalaria. En el mismo texto, la organización sindical de los profesionales de la salud consignó:  “Fuimos notificados de que el Sindicato Municipal intentará desarmar la Carrera Profesional tal cual está organizada en la actualidad, quedando reducida a artículos dispersos dentro del CCT, limitando cualquier negociación al Sindicato Municipal y el Ejecutivo”, sostuvieron desde el gremio.

“Es un perjuicio por partida doble” 

Sobre la medida esgrimida por los médicos disidentes acerca del quite de colaboración a la hora de completar los papeles y trámites de las obras sociales y prestadoras, el secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, la tildó de “ridícula” y aseveró que perjudicará a los colegas, pacientes y a todo el Sistema de Salud Pública (SISP).

“Los hospitales de gestión cobran y reciben de obras sociales y seguros recursos monetarios por las prestaciones.  De eso que percibe el SISP como ente, el 80 por ciento es para funcionamiento del hospital y el 20 por ciento se reparte entre el personal, si no cumplen con los trámites dejan cautivo al sistema de salud y a los compañeros”, sentenció.

Además, señaló que en concreto el descuento no se ha practicado y no será efectivo hasta que no se vea reflejado en la liquidación de los haberes y colocó la responsabilidad en el Departamento Ejecutivo, quien tiene a su cargo la liquidación y el pago de sueldos. “Lamentablemente van a afectar fuertemente al Sistema de Salud, no es cierto que no afectan a los pacientes, al afectar los ingresos se los perjudica y también a los colegas y compañeros. Es un perjuicio por partida doble; por un lado al funcionamiento del Hospital por el no ingreso de lo que se recauda, y por otro a los trabajadores que no recibirán su parte”, refrendó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • Hay que ir a buscar a los mafiosos del sindicato y hacerles cambiar el convenio por las buenas o por las malas

Deja un comentario