Provincia no cumplió con la promesa de licitar a fin de agosto el nuevo edificio del conservatorio

Una vez más, el Conservatorio de Música padece las promesas incumplidas de los funcionarios provinciales. En esta oportunidad, las mismas habían llegado tras gestiones del intendente Miguel Lunghi, con un compromiso de licitar el nuevo edificio para fines de agosto. No obstante, hasta el momento no hay novedades y eso generó preocupación en la comunidad educativa.

La directora de la institución, Anele Moroder, recordó que el compromiso que el Gobierno provincial había asumido con el Municipio era de sacar la licitación del nuevo edificio para fines de agosto, pero eso no sucedió.

“Hasta ahora no hay novedades. Extraoficialmente sabemos por lo que el Intendente dice en otras notas, que él confía que va a salir y que no sabe por qué está retrasado pero que no habría ningún motivo por el cual no saldría la licitación”, sostuvo.

Pero afirmó que está convencida de que el compromiso del Municipio está, “de que el Intendente se lo ha tomado en serio, y lo está trabajando, no es que son solo palabras. Si no está saliendo debe haber alguna traba que lo excederá a él”.

 

Arreglos necesarios

Por otra parte, explicó que lo que sí están solicitando con la mayor prisa posible es que el Consejo Escolar realice los arreglos necesarios para que el edificio en el que se encuentran no se venga abajo.

Ernesto Invernizzi, el presidente de la cooperadora, recordó que después de las inundaciones que hubo en el mes de mayo, llamaron al Consejo Escolar y se acercaron consejeros junto a la arquitecta y elaboraron un informe técnico de la situación edilicia del conservatorio.

“Este edificio tiene por un lado, goteras en varios lugares, serios problemas de desagües, con filtraciones en pared, peligro de electrificación, y el informe al que nosotros accedimos señala la necesidad de hacer arreglos serios en ese sentido, para evitar las goteras, la electrificación y arreglar desagües que están vetustos. Es un edificio centenario”, puntualizó en diálogo con El Eco de Tandil.

En tanto, contó que estuvo esta semana en el Consejo Escolar y habló informalmente con el presidente de esa entidad quien le “dio acuse de recibo de la nota que se envió desde aquí para solicitar los arreglos que el informe de la arquitecta indica, y me comunicó que para la semana que viene estaría teniendo una reunión con las autoridades como para acordar fecha y demás aspectos para que se concreten esos arreglos”.

“Nosotros ya esperamos más que un tiempo prudencial que vinieran a vernos, o que anunciaran esos arreglos, no lo hicieron, entonces por lógica las autoridades educativas del conservatorio pidieron una audiencia para ver qué pasaba, consejo escolar dice que la semana que viene estarían viniendo para conversar con las autoridades y definir esto que está postergado”, indicó.

 

Oramos para que no llueva

Pero Anele Moroder confió que “mientras tanto oramos para que no llueva”.

“El principal tema acá es el agua. Mientras no llueve estamos constreñidos, hay gente por todos lados, no nos alcanza el espacio. Por ejemplo, hoy tenemos que tomar examen entonces no están disponibles las aulas para dar las clases, pero eso forma parte de nuestro reclamo por un edificio donde entremos y donde podamos seguir creciendo”, indicó.

Y agregó que “caen dos gotas y empiezan a salir chorros de las paredes, el piso filtra, el desagüe pasa por abajo y por adentro de las paredes, eso debe estar todo deshecho, entonces el agua brota, más el desagüe del fondo, del subsuelo que tenemos atrás que se inundan esos salones y no se pueden usar. Es todo caótico ni bien llueve un poco”.

Por su lado, la vicedirectora Bibiana Alvarez indicó que “si la lluvia es muy copiosa hay que suspender las clases porque  brota el agua del piso y hay goteras, nos pasó en julio, en plena audición, tuvimos que pedirle a la gente que se corriera porque empezó a caer agua del techo y también llegaba el brote de agua del piso, en plena audición de los niños. Hay que recordar que acá tenemos nenes desde los nueve años, no son solo adultos. Es un riesgo”.

 

Un año más sin respuestas

Anele Moroder admitió que lo único que los tranquiliza es que la Municipalidad está al frente del reclamo.

“Hace veinte años que estamos pidiendo un edificio, no dos, y nunca tuvimos respuestas. Todo lo que se logró hasta ahora es desde que la Municipalidad se puso un poco al frente. Yo no confío en los tiempos de la Provincia por una cuestión histórica, vemos lo de Polivalente por ejemplo”.

Bibiana Alvarez agregó que “no sorprende la demora, nos hemos acostumbrado lamentablemente a que se demoren. La comunidad dijo basta y la Municipalidad ahí se puso al frente del reclamo. Pero el tiempo va pasando y empieza a angustiar un poco que no haya respuestas, ya estamos en octubre, un año más sin una respuesta concreta”.

 

Tapan agujeros

Invernizzi cuestionó que “si nosotros no tomamos las iniciativas el aparato estatal es muy remolón para decirlo en términos simpáticos, pero mi juicio es mucho más crítico, creo que no planifica, no asigna prioridades, hablo de la Dirección General de Escuelas y del Consejo Escolar. Tapan agujeros, y son arbitrarios”.

Y criticó que el nuevo ministro de educación, Gabriel Sánchez Zinni a los 15 días de asumir “firmó para la construcción de una escuela primaria, una secundaria, un jardín de infantes y un conservatorio en la ciudad de San Pedro, todo de una. Eso da la pauta de que no hay una estrategia de construcción donde se asignen prioridades, donde se vea qué es lo urgente, lo más importante”.

Finalmente, sostuvo que “si la resolución no es favorable tendremos que volver como en 2015 a estar mucho más alertas y activos, porque así fue como comenzó todo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario