Quince chicas de Reinventar Tandil sueñan con conocer la nieve y esquiar en Malargüe

Están cerca de concretar el objetivo, como premio al esfuerzo y rendimiento escolar del año pasado. Viajarán en agosto y ya confirmaron que una de las jornadas aprenderán a esquiar. La ONG busca que puedan practicar el deporte de nieve durante el segundo día de estadía, para lo cual falta recaudar algo más de dinero.

El Eco

Reinventar Tandil palpita el viaje de quince chicas de 14 a 18 años a Malargüe, Mendoza, que realizarán en agosto, como recompensa a su desempeño escolar durante el año pasado. Esta vez, la ONG cumplirá el sueño de las jugadoras de hockey de Las Pumas de conocer la nieve y esquiar. Si bien el viaje ya está garantizado, buscan reunir dinero para costear un segundo día de esquí y además, necesitan ropa de abrigo, como remeras térmicas, buzos y camperas para afrontar el frío de la nieve. Además, la comunidad puede colaborar con gasoil para abaratar el viaje en minibus y con galletitas y leche para las meriendas.

La presidenta Catalina Granel, el coordinador de Deportes y tesorero Nicolás Fernández y la operadora en psicología social Cristina Antonacci, a cargo del taller de valores, dieron detalles de este proyecto que busca premiar el esfuerzo de las adolescentes y sus familias, tras largos meses de arduo trabajo.

Todos los años, Reinventar Tandil organiza un viaje para las deportistas que se esforzaron para cumplir con la escuela, en paralelo a los entrenamientos de hockey y la participación en el taller de valores.

La última gran inversión de la asociación fue la construcción de los vestuarios, en 2015, y desde entonces venía ahorrando para otro proyecto, aunque siempre estaba latente el sueño de llevar a las chicas a la nieve. A principio de este año, cuando comenzaron a planificar el viaje, analizaron que sería costoso para las familias en estos tiempos de crisis.

La propuesta

“Les ofrecimos dos viajes. En todo este tiempo, de 2015 a esta parte, las llevamos a Mar del Plata, a San Cayetano, a Necochea. Entonces dijimos, un viaje más económico, más cerca, cumple la misma función. Lo planteamos en el taller de valores y las chicas eligieron ir a la nieve y aprender a esquiar, como una experiencia nueva”, contó Catalina Granel.

La otra alternativa era Colón, Entre Ríos. Entonces, en el taller de valores compartieron fotos y videos de los dos lugares para que las chicas optaran y determinar si tenían un interés genuino más allá de lo económico. Allí surgió que de las 15, una sola conoce la nieve.

“Este viaje en particular demandaba mucho esfuerzo, porque ligado con la parte económica, necesitábamos el compromiso de las familias. No bastaba con el compromiso de Reinventar y de las chicas, sino que necesitábamos el apoyo del trabajo de los padres”, dijo la encargada del taller de valores y agregó que se reunieron con los adultos para saber si compartían el sueño de sus hijas.

“Nos llevamos la sorpresa que había mucho entusiasmo en los padres porque era como un sueño de familia. Solo dos familias conocían la nieve y algunos veían que podía ser quizás la única oportunidad en la vida de sus hijas de ir a conocer la nieve. Así que se engancharon y organizaron muchas cosas para recaudar plata”, relató.

Mucho esfuerzo

Entre marzo y julio, realizaron tres pizzeadas con una recaudación de 30 mil pesos, una chocolateada y una rifa para juntar parte de los 150 mil pesos que costará el viaje. A medida que iban reuniendo la plata, saldaban distintos gastos para congelar las tarifas. Hasta la semana pasada aún les faltaban 32 mil, pero los donó la familia Gorostiaga.

Nicolás Fernández detalló que viajarán en un minibús, se alojarán tres noches en una residencia municipal de Malargüe, alquilaron los trajes para esquiar y pagaron el transporte interno. Además, los pases para ascender a la pista en aerosillas los donó la familia Cerone, a través del Hotel Libertador, Cerro El Centinela y El Pinar de la Sierra.

En estos días, desde Reinventar Tandil decidieron apostar a que las chicas puedan esquiar los dos días, teniendo en cuenta el esfuerzo del viaje hasta Mendoza. Por ese motivo, necesitan juntar otros 20 mil pesos. Además de dinero se puede donar gasoil, que servirá para abaratar el viaje.

Por otra parte, a la hora de armar sus bolsos, las adolescentes necesitarán abrigo, así que habían pensado que aquellos que quieran sumarse podrían colaborar con remeras térmicas, buzos de abrigo, camperas o zapatillas del 37 al 41, que pueden ser usados. Ya el PRO les regaló las medias térmicas para todas.

Estos elementos que serán necesarios para las chicas, como así también galletitas y chocolatada o jugo para las meriendas y desayunos, se pueden llevar a la cancha ubicada en Vélez Sarsfield 491 o llamar al 2494-489835.

Con respecto a las comidas, llevan insumos desde Tandil para cocinar en el hospedaje. De todos modos, al menos dos comidas deberán realizar en el centro de esquí y son costosas.

Desde Reinventar Tandil agradecieron los aportes del PRO, familia Cerone, familia Gorostiaga, Mabel Guerrero, a los socios que aportan todos los meses, Distribuidora Gamma, Belauzarán SA, Tandilia de Luis Magnasco y a la Sociedad Rural de Tandil.

////////secundaria////////

Con el foco en fortalecer los

valores y en la prevención

Catalina Granel consideró que “Reinventar funciona bien gracias al equipo de amigos que hicimos y que las familias se comprometan es lo más lindo que hay. Para mí la educación empieza por casa, segundo está la escuela y nosotros somos el tercer lugar. Si la familia responde, tenemos que agradecer y ayudar”.

También valoró los ejemplos positivos para las niñas desde los 5 años hasta las jóvenes becadas que estudian en la Unicen. “Tenemos chicas que pasaron por Reinventar, jugaron al hockey y hoy estudian Económicas y se están por recibir de contadoras gracias a un convenio que hicimos con el Banco Galicia. Lo lindo en educación es, si la familia es la base, ayudar a la familia”, destacó la presidenta de la ONG.

Hoy, entre hockey y rugby, reciben a unos 50 chicos y algunas de las más grandes, las que empezaron con este proyecto, se han convertido en líderes positivas para la barriada de Las Tunitas.

“Creo que están muy expuestos al mal camino de las drogas, a los embarazos prematuros. Nosotros las respuestas que hemos tenido con las chicas de Reinventar, en líneas generales, siempre han sido muy buenas, responden en la escuela, a los compromisos de entrenar y en el taller de valores”, dijo Nicolás Fernández sobre las problemáticas que enfrentan los jóvenes.

Por su parte, Cristina Antonacci sostuvo que en los talleres de valores “buscamos que surjan estos temas para ver en qué realidad estamos. Sí están atravesados, como los adolescentes de toda la sociedad, por el tema del alcohol. No digo que sean puntualmente ellas, pero es lo que afrontan, las salidas, las famosas previas de las que es difícil escapar, depende mucho de las familias”.

Por ese motivo, todos los años invitan a especialistas, médicos, ginecólogos, nutricionistas, para que den charlas sobre las temáticas que los preocupan y les brinden herramientas a la hora tomar sus decisiones.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario