fbpx Se anticipa un amplio debate sobre el transporte público de pasajeros en medio de un año electoral – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se anticipa un amplio debate sobre el transporte público de pasajeros en medio de un año electoral

El valor del boleto se encuentra en pleno debate a partir de la pretensión de la Cámara de Transporte. En tanto, algunas medidas buscan atenuar el impacto en el bolsillo. En paralelo, la política de subsidios y el vencimiento de la concesión del servicio obligan a poner especial atención en el tema.

El Eco

En medio de un año electoral, la actualización del cuadro tarifario del transporte urbano de pasajeros representa sólo una porción de la amplia discusión que se anticipa frente a los aspectos vinculados al servicio que aún aguardan definición.

Así, la eventual incorporación del beneficio para jubilados y excombatientes de Malvinas tras las pocas certezas frente al desembarco de la tarjeta SUBE, la idea del pasajero frecuente y el vencimiento de la concesión del servicio son otros de los temas que pondrán al sistema público en el centro de la escena.

A la par de las conversaciones entre los distintos actores, se especula que las elecciones podrían postergar la discusión de fondo y que el aumento del boleto podía llegar acompañado por alguna propuesta para reducir el impacto de un nuevo ajuste.

 

Subsidios

En primer lugar, el traspaso del sistema de subsidios al transporte de Nación a la órbita de la Provincia a partir de este año modificó las reglas y llevó a iniciar consultas y gestiones tendientes a resolver el modo en que se iba a cristalizar la nueva disposición.

En principio, tal cual se informó, la administración bonaerense decidió respetar el aporte para el sostenimiento del sistema pero mantendrá los valores congelados durante 2019, por lo que obliga a las autoridades a hacer un seguimiento para observar su evolución en medio de un contexto inflacionario que amenaza con imponer modificaciones en la estructura de costos del servicio.

Se presume que, de mantenerse bajo estos parámetros, este esquema podría impactar de manera directa sobre el precio del boleto, elevándolo a valores insostenibles.

Por eso, la discusión no estaría agotada. En ese sentido, desde la oposición pusieron especial atención en la resolución de la Secretaría de Transporte bonaerense y lo que sucederá después de 2019 en materia de subsidios al transporte en caso que el Municipio deba hacerse cargo del tema y afrontar la diferencia con recursos propios.

 

La concesión del servicio

En medio de ese contexto, a fin de año vence la concesión otorgada a las seis empresas, circunstancia que abriría un nuevo escenario en el que deberán ponerse en debate las cuestiones propias del servicio.

La elaboración de un nuevo pliego licitatorio se presenta como una oportunidad para exigir mejoras en las prestaciones e incorporar nuevos recorridos o extensiones, el boleto combinado universal y una unidad por línea con acceso para discapacitados, entre otras.

Lo mismo sucederá con el contrato firmado con Eycon, la empresa encargada de la implementación del boleto electrónico para el transporte público de pasajeros y el estacionamiento medido.

 

Algunas alternativas

Sin subsidios en la órbita nacional, las posibilidades de aplicación de la SUBE en Tandil parecen cada vez más lejanas. Con la premisa de emular algunos de los beneficios que contenía la tarjeta federal, el Ejecutivo apuesta a crear un programa de boleto gratuito y tarifa diferenciada destinado a jubilados y pensionados y veteranos de la Guerra de Malvinas.

Las personas alcanzadas podrán acceder a diez viajes gratuitos por mes y en caso de agotar el cupo asignado abonar el 50 por ciento del boleto de referencia (sigue sin determinarse sobre qué boleto se hará).

Otra de las propuestas que volvió a reflotarse es la del pasajero frecuente, que busca financiarse con recursos del estacionamiento medido, para mitigar el impacto del valor del boleto en aquellos usuarios que utilizan el servicio una determinada cantidad de veces al mes.

El proyecto de los refugios también deberá considerarse en este marco puesto que incorpora un concepto para que lo recaudado por la venta del espacio para publicidad se destine a un fondo afectado para subsidiar el boleto. Unidad Ciudadana condicionó su respaldo a la inclusión de un artículo que precise la utilización de esos recursos, que generó el aval del oficialismo.

La propuesta, que está en estudio en la Comisión de Transporte del Concejo Deliberante, contiene el pliego de bases y condiciones para autorizar el llamado a licitación y avanzar con la concesión de las estructuras, con un diseño más moderno y con algunas características novedosas a incorporarse.

La premisa de máxima a cumplir será brindar un espacio para que los usuarios estén protegidos de las inclemencias climáticas y disponer de un lugar de referencia para las paradas de las seis líneas de colectivos. Pero además suma cuestiones adicionales como wifi, puerto USB, accesibilidad y pantallas led para publicidad.

El proyecto de ordenanza elevado por el Ejecutivo aún se encuentra en estudio en la comisión legislativa, a la espera de certezas que determinen su avance.

 

“Bastante entusiasmo”

Por su parte, el presidente de la Cámara de Transporte, Daniel Albanese, adelantó cuál es la línea que pretende impulsarse, independientemente de la propuesta de actualización del cuadro tarifario.

En diálogo con el ciclo televisivo “Tandil despierta”, adelantó que se encuentra en estudio la alternativa del pasajero frecuente “para alcanzar a todos los que viajan dentro de la economía formal e informal”, y citó en esa línea las cuestiones operativas a resolver del boleto para jubilados, pensionados y excombatienentes de Malvinas.

Sobre el pasajero frecuente indicó que es una idea que “está siendo evaluada con bastante entusiasmo” y que apunta a “desalentar el uso de automóviles en el microcentro de acuerdo a los anillos del estacionamiento medido y con ese diferencial subsidiar a las personas que viajan 40 o 60 pesos por mes”.

Si bien aún no hay precisiones al respecto, Albanese estimó que el valor podría ubicarse entre “un 20 o 30 por ciento” del boleto plano “si se hacen bien los cálculos”.

Por otro lado citó la propuesta de algunos concejales de “racionalizar” algunos recorridos que no tienen tasa de uso “por el precio que tiene el combustible y que impacta en el costo del transporte”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario