fbpx Se están registrando bajas en el Monotributo Social Agropecuario luego de anunciar que deberán abonar – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se están registrando bajas en el Monotributo Social Agropecuario luego de anunciar que deberán abonar

Sergio Rumbo, agente de desarrollo regional y jefe zonal de la secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y desarrollo territorial, que depende del Ministerio de Agroindustria de la Nación

El Eco

Desde el Ministerio de Agroindustria paralizaron el Monotributo Social Agropecuario (MSA), el único instrumento que tenían los pequeños agricultores para contar con obra social y aportes jubilatorios para la familia. Los adherentes pueden elegir entre seguir mediante un pago de 268 pesos, o darse de baja y rescindir de los beneficios.

Esta herramienta nació en 2009 como una manera de formalizar a los productores del sector a través del Registro Nacional de la Agricultura Familiar (Renaf). Una persona que nunca se había registrado, de repente contó con la posibilidad de visibilizarse y formalizarse económicamente. A partir de esta resolución, muchos pudieron comenzar a efectuar factura tipo C, contar con aportes jubilatorios que realizaba el Estado y acceder a una obra social con costo cero.

Desde la cartera que dirige Luis Etchevere informaron que los beneficiarios sociales tienen hasta el 10 de agosto para reempadronarse en el monotributo que otorga Desarrollo Social y que cubre una parte del valor que debe pagar cada inscripto. De esta manera a partir del 1 de enero de 2019, los productores familiares mantendrán su inclusión en el Registro de Efectores Sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y serán favorecidos del actual Monotributo Social, manteniéndose así el aporte del 75 por ciento del beneficio a cargo del Estado Nacional o podrán optar por darse de baja del régimen. Las condiciones actuales serás mantenidas para los que hagan el trámite y sólo hasta fin de año.

 

Riesgo de informalidad

 

Desde la Federación Agraria local, Dardo Alonso, aseguró que “el tema de agricultura familiar está bajo todo tipo de revisión desde los últimos años, sobre todo con esta nueva gestión”. Puntualmente advirtió que la quita del Monotributo Social le da más incertidumbre a las producciones familiares, porque no van a poder tener aportes jubilatorios ni obra social. Además, de alguna manera, van a dejar de estar registrados y tendrán que trabajar en negro, en changas o vender en forma clandestina sus productos. “No se cómo va a devenir esto”, analizó.

Por su parte Sergio Rumbo, agente de desarrollo regional y jefe zonal de la secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial, que depende del Ministerio de Agroindustria de la Nación, contó que de los más de doscientos mil agricultores familiares de todo el país, unos 50 mil contaban con el MSA. Son los mismos que ahora corren el riesgo de volver a la informalidad de su actividad. En esta localidad puntualmente hay cerca de 200 registrados en el Renaf, mientras que entre Juarez, Tandil y Rauch hay unos 70 pequeños productores haciendo uso del monotributo a costo cero, según estimó.

“Este sector rural antes siempre estuvo en negro, cuando es necesario destacar que el 66 por ciento de lo que se come en una casa está producido por estos agricultores”, dijo.

Ahora el Gobierno nacional determinó dar fin a este recurso y los que estaban adheridos deberán pasarse al Monotributo Social común donde tendrán que aportar de sus bolsillos una suma que ronda los 270 pesos por adherente, para poder seguir contando con los beneficios. En este sentido, el agente regional reveló que ya están teniendo algunas renuncias porque hay gente que no puede pagar. “Dentro de la agricultura familiar hay distintos estratos, algunos más capitalizados y otros menos”, explicó, asimismo agregó que quien vea la importancia de la herramienta va a hacer el esfuerzo para continuar. También informó que los que elijan seguir con el MSA están exentos de la declaración de Ingresos Brutos, debido al amparo de la Ley Alas.

Rumbo contó que están tomándose el trabajo de llamar por teléfono a uno por uno para enterarlos de la noticia y evitar que se generen deudas que luego se les dificulte pagar. Además, a modo de estrategia, están actualizando al sector más humilde para ayudarlos a tomar la decisión de continuar o darse de baja.

Vale explicar que todo aquel que produzca sus alimentos y viva de eso, con la posibilidad de tener hasta dos empleados, es denominado un pequeño productor y forma parte de lo que se denomina Agricultura Familiar, por ende puede hacer uso del Monotributo Social.

Dardo Alonso, de la Federación Agraria Argentina.

Trámite de actualización 

 

¿Para qué hacer el trámite de actualización de datos?

Para continuar con el costo cero del MSA hasta diciembre del 2018, o bien renunciar a su inscripción y evitar deudas futuras.

¿Dónde y cuándo hacer el trámite?

Oficina de Senasa: Av. Santamarina 482  de lunes a viernes de 8 a 12

Importante

Quienes no realicen el trámite serán transferidos al Monotributo Social Común a partir de agosto, debiendo pagar el 50% correspondiente a la obra social por cada integrante familiar adherido, equivalente a 268.17 pesos. La actualización implica cobertura hasta diciembre de 2018 inclusive. Desde enero de 2019, los monotributistas costo cero que hayan actualizado sus datos pasarán a ser monotributistas sociales aportantes.

Para la realización del trámite deben concurrir con fotocopias del DNI del titular y adherentes junto con comprobantes del último año de facturación.

Cabe destacar que la actualización de datos se realiza mediante las oficinas de Anses

 

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario