Se suspende por 24 horas la atención de la obra social IOMA en los centros de salud privados

Archivo

Luego de varias reuniones llevadas a cabo para exponer la problemática por la que están atravesando las instituciones médicas privadas médicas con la obra social IOMA, y sin haber recibido ninguna respuesta favorable, en la jornada de hoy se llevará la suspensión del servicio por el plazo de 24 horas. De tal manera, no habrá atención ni en el Sanatorio Tandil ni en la Nueva Clínica Chacabuco.

Días atrás la totalidad de las instituciones que componen el distrito octavo participaron de una reunión en Azul, donde se analizó la complicada situación que están atravesando por la falta de pagos.

Los profesionales quieren percibir las prestaciones realizadas a IOMA vencidas en el mes de noviembre del año pasado y en período de pago en diciembre 2017.

Como no se produjo una respuesta que pudiera descomprimir la tensa situación, ya que no efectivizaron el pago de las prestaciones realizadas de noviembre 2017 al 23 de febrero de este año, desde Fecliba central se decidió poner en marcha el plan de lucha que comprende la suspensión de servicios por 24 horas para hoy, excepto las urgencias. En tanto que todo lo programado para la fecha y las atenciones en guardia por IOMA no se concretarán.

Si el problema se prolonga en el tiempo y la deuda no se salda para el 2 de marzo, la medida de fuerza se volverá a replicarse los días 5, 6 y 7 de marzo.

Esperan

Los profesionales que desarrollan su trabajo en los centros privados de salud están al aguardo que desde IOMA se hagan cargo del problema que se ha generado y emitan los pagos correspondientes para saldar la deuda que se viene manteniendo desde hace meses.

Claro que por ahora la prioridad es cobrar la deuda, pero en el futuro cercano la actualización de valores será otro tema a tratar.

La idea es pedir mediante una solicitud que se adecúen los aranceles modulados de IOMA en referencia a sus costos prestacionales y que se pueda recuperar la pérdida sufrida sobre los índices de ajustes aplicados sobre el 2017.

Las instituciones adheridas a este plan son el Sanatorio Azul, la Clínica San Martín, el Instituto Lobos, la Clínica María Auxiliadora, el Instituto Médico de Olavarría, la Clínica Saladillo, el Sanatorio Tandil, Cemeda, la Clínica Chacabuco y el Instituto del Diagnóstico.

Hospital
a full

Desde el Gobierno comunal ya están al tanto de la situación planteada por los profesionales de la salud en una reunión mantenida la semana pasada con distintos actores políticos de la ciudad.

Se sabe que sin atención en los centros privados, el Hospital Ramón Santamarina acrecentará considerablemente la cantidad de pacientes y podría hasta colapsar.

De todas formas, respuestas favorables no hubo para un problema que afecta a toda la provincia de Buenos Aires, siendo en la ciudad cerca de 22 mil los afiliados que hoy serán alcanzados por la suspensión.

El doctor Guillermo Guanella, presidente de la Concertación de Entidades Médicas Independientes Bonaerenses (Cemibo) y miembro del Círculo Médico de Tandil, al ser consultado oportunamente por El Eco de Tandil había manifestado que “en esta última etapa, cuando hubo que pagar los honorarios de noviembre no se efectuaron, y no hubo información oficial al respecto. Nos informaron que no podían pagar porque se había cambiado un sistema operativo de pagos. Estamos de acuerdo con que eso es lo correcto, pero creemos que no debería haber sido cambiado de manera tan rápida sin haberse testeado antes el funcionamiento”.

Dinero

Desde IOMA han señalado que el sistema no permitía la carga de las órdenes de pago para abonar a los círculos médicos ni a las clínicas, por lo tanto no se pudo efectuar los pagos. Al mismo tiempo dicen que cuentan con la plata pero que por esa falla no pueden cargar las órdenes.

Genera interrogantes el hecho que tras conocerse que de no haber respuestas se suspenderían las atenciones, desde la obra social no plantearon ninguna alternativa como para no llegar a esta situación límite.

El monto para cada círculo está valuado de acuerdo al volumen facturado y para cada ciudad se tiene en cuenta el número de afiliados. Cabe destacar que IOMA es la obra social más grande que tiene la ciudad. Si bien no hay un monto exacto de la deuda que se mantiene con Tandil, se habla de varios millones de pesos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario