Según el Consejo Escolar, se está brindado respuestas a los problemas edilicios

Luego del trágico hecho ocurrido la semana pasada en una escuela de Moreno, en el que la vicedirectora y un auxiliar fallecieron víctimas de una explosión por fuga de gas, las demandas y consultas por el estado de los edificios se incrementaron. En la ciudad hubo suspensión de clases por situaciones similares. Al respecto, el Consejo Escolar habló sobre las intervenciones realizadas.

Cristian Cisneros, presidente del Consejo Escolar de Tandil y el consejero Pablo Anriquez hablaron sobre las tareas que están llevando a cabo en los establecimientos educativos.

El Eco

Luego del trágico suceso acaecido en una escuela de la localidad bonaerense de Moreno la semana pasada, en el que dos personas perdieron la vida al explotar una garrafa, la cuestión de la infraestructura escolar cobró  relevancia, a pesar de ser un reclamo histórico del sector docente.

Cristian Cisneros, presidente del Consejo Escolar de Tandil y el consejero Pablo Anriquez, recibieron a El Eco de Tandil para informar sobre el estado actual de los establecimientos educativos de la ciudad, debido a que se registraron problemas en algunas instituciones cuyas clases debieron ser suspendidas para garantizar la seguridad de los alumnos y trabajadores.

“El cuerpo de consejeros escolares adhiere a las condolencias por lo que sucedió en Moreno y lamentamos públicamente el hecho. Nosotros venimos trabajando con un plan integral de ocho gasistas matriculados por Camuzzi, que brindan asistencia integral y revisión de calefacción. Además, todas las comunidades educativas tienen nuestros teléfonos particulares y estamos en alerta permanente por cualquier cosa que surja en el cotidiano”, precisó Cisneros.

Las autoridades del Consejo relataron que después del accidente tuvieron mucha demanda y concretaron cien intervenciones en tres días, referentes a cuestiones menores.

“Ayer nos reunimos con los gasistas para que nos indiquen el estado de situación, y también hablamos algunas ideas que pueden surgir para establecer sistemas de seguridad en las escuelas, que es una demanda de los gremios”, aclaró.

La situación de las escuelas afectadas

Las escuelas Secundaria 15 y Primaria 22, que comparten edificio, y el Jardín de Infantes 912 sufrieron inconvenientes con el gas y fueron intervenidas. Se sumó también la Secundaria 2, que no tuvo actividad el jueves por inconvenientes en el techo -que fue reparado- a raíz de las fuertes ráfagas de viento que persistieron durante toda la jornada previa. En la Técnica 4, el artefacto que les proporciona gas debía ser llenado por el camión de YPF y hubo una demora al respecto.

De acuerdo al relato de Cisneros, el martes las autoridades de los establecimientos percibieron olor a gas y alertaron al Consejo, y el miércoles operarios de Camuzzi retiraron los medidores.

“No había pérdidas en las cañerías, pero no están declaradas la secundaria y la parte nueva de la primaria, al no estar declarados los planos y las nuevas incorporaciones Camuzzi hace retiro de medidor. Se rediseña, se hacen los planos y se presenta lo que está ahora”, confirmó el consejero Anriquez.

Agregaron que “no estaban los planos presentados y había que hacer una readecuación de artefactos y algunas cañerías. Ahora tenemos trabajando a los gasistas matriculados, haciendo los reemplazos necesarios y  las pruebas de hermeticidad para asegurar que no haya pérdidas y que los artefactos funcionen perfectamente”.

Los gasistas trabajarán durante el fin de semana para solucionar el problema y posibilitar la reanudación de las clases el lunes, pero si surge algún inconveniente las tareas se prolongarán un día más.

El manejo de los fondos educativos

Consultados acerca del uso del dinero del fondo, Cisneros manifestó que “nos parece muy importante la palabra de los gremios y el colectivo docente, por eso tratamos de atender sus demandas.  Nosotros no tenemos la administración del dinero pero la Municipalidad nunca nos ha dicho que no frente a lo que hemos propuesto”.

Según lo expresado en la conversación, la Unidad Educativa de Gestión Distrital suscribió a comienzo de año un acta acuerdo en la que se pautaron diferentes obras de infraestructura. Esta definición de obras parte de un relevamiento del Consejo Escolar, de las comunidades educativas o de las diferentes ramas de educación. Por el momento, no hay fecha para una nueva reunión de UEGD, aunque los gremios la han solicitado.

“Ellos reclaman otra instancia de diálogo o apertura, atendemos cotidianamente a los gremios, es importante escucharlos”, indicó.

Es el intendente Lunghi quien administra el dinero del fondo educativo, por eso es que los consejeros señalaron que les gustaría contar con la administración de los fondos disponibles para poder fortalecer su trabajo independientemente de quien se encuentre en el poder ejecutivo.

“Queremos reforzar la labor de los consejos escolares y su toma de decisiones. Tenemos que articular con los gremios, los docentes, los inspectores, cuáles son los destinos del dinero que se ejecuta”, detalló Cisneros.

Desde el Consejo local manejan una pequeña partida presupuestaria que constituye el fondo provincial compensador, y se utiliza para fondos de infraestructura y arreglos cotidianos.

Según el presidente de la cartera escolar, el monto asignado no alcanza para satisfacer las necesidades de los 157 servicios educativos del distrito y los 91 edificios públicos.

“Lunghi y su equipo nos ayudan siempre. Pasan muchas cosas en las escuelas, desde la caída de un cerco olímpico a una intervención mayor de gas. Hemos realizado en lo que va del año 30 intervenciones entre medianas y grandes que hemos sumado a las del acta acuerdo”, concluyó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario