fbpx Si la situación sanitaria empeora, Morando advirtió que el Municipio deberá tomar medidas restrictivas – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Si la situación sanitaria empeora, Morando advirtió que el Municipio deberá tomar medidas restrictivas

Sin definiciones precisas aún en el ámbito nacional y provincial sobre nuevas restricciones, el presidente del Sistema de Salud local indicó que "si no se llegaran a tomar medidas a nivel nacional, las va a tener que tomar el Municipio”. Sostuvo que la situación es grave y que se da en simultáneo en muchos municipios. El incremento de la capacidad de testeos para detectar casos positivos es una de las estrategias adoptadas para limitar la propagación viral.

El Eco

Mientras el Gobierno nacional piensa en cierres temporales y focalizados, en Tandil preocupa la suba de casos y el aumento de la ocupación de las camas de cuidados críticos, y se barajan distintas alternativas que logren dar mayor margen al sistema sanitario.

El titular del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando, en declaraciones a El Eco Multimedios afirmó que “estamos en una situación grave y a diferencia de la primera ola, esto se vive en simultáneo en muchos municipios”.

Desde la administración comunal apuntan a priorizar los testeos para incrementar la detección de pacientes infectados y que  “no se escapen” las personas con síntomas para poder aislarlos. Empero, también se sumaron seis nuevas camas en el Hospital Municipal Ramón Santamarina para mejorar la capacidad de respuestas ante el incremento de casos. Pero la velocidad de los contagios y la virulencia detectada incluso en pacientes más jóvenes del promedio acostumbrado, obligan a pensar en diversos escenarios posibles. No obstante, señalaron que  la diferencia en la gestión de la pandemia radica en la vacunación, que se cocina a fuego lento.

En tanto, Morando refirió que “aparentemente se tomarían decisiones en Nación si esto sigue así. Si no se llegaran a tomar medidas a nivel nacional, las va a tener que tomar el Municipio”.

“Hay que ver la evolución del cuadro. Si estamos en el pico ahora o en el punto de una crecida peor, para eso hay que esperar los próximos días. Si no hay novedades y las cosas siguen mal, se va a plantear a nivel local de pensar una serie de alternativas”, señaló.

Restricciones focalizadas 

La información disponible hace suponer que hacia finales de la semana habrá novedades a nivel provincial y nacional sobre medidas restrictivas más duras que ayuden a frenar, durante un periodo acotado, el avance del coronavirus, y se evalúa la implementación de las restricciones según el riesgo epidemiológico de cada distrito, por la heterogeneidad que existe en el territorio. Este paradigma ha sido implementado en diversos países europeos y es el modelo que emularía el gobierno de Alberto Fernández.

Fuentes de la Presidencia argumentaron que los gobernadores e intendentes están esperando que sea la Nación quien tome las decisiones difíciles para no pagar el costo político. El escenario es muy distinto al del año pasado y las limitaciones en las actividades y horarios es una línea que nadie se atreve a cruzar, pero a la que las gestiones de gobierno debería enfrentarse si la situación sanitaria sigue su escalada crítica. El equilibrio entre salud y economía vuelve a ser la ecuación más mentada y difícil de resolver.

En una entrevista concedida a este diario y publicada el pasado domingo, el intendente Miguel Lunghi insistió en que “el escenario hay que dividirlo en dos. Primero sobre la función indelegable del Estado, fundamentalmente con conseguir vacunas, inocular, aumentar los testeos y controlar el aislamiento. Y respecto a los ciudadanos, la necesidad del comportamiento social, la libertad responsable y mantener los cuidados de higiene que todos conocemos”. Asimismo, remarcó que “yo no soy una persona de imponer restricciones pero indudablemente tenemos que hacer algo”, sentenció.

Responsabilidad ciudadana 

Pareciera  que de no mediar restricciones y no garantizarse su efectivo cumplimiento a través de controles y operativos contundentes, dejar a la ciudadanía al libre albedrío no pareciera ser el mejor de los cuadros posibles. A esto se suma la vertiginosidad y la virulencia de esta segunda ola de contagios y la inminente circulación de las nuevas cepas virales que han desafiado los panoramas conocidos hasta el momento.

La ministra de Salud nacional, Carla Vizzoti, brindó una conferencia de prensa ayer en la que instó  a la población a “evitar” todo tipo de actividad que “no sea prioritaria”.

Con preocupación, advirtió que el país se encuentra en un “momento crítico” por el avance de la segunda ola de coronavirus, dijo que el sistema de salud está “en tensión” y aseveró que “estamos en un momento crítico no sólo desde lo sanitario, sino también desde lo social y emocional. La situación es delicada y el sistema de salud está en tensión, sobre todo las camas de terapia intensiva”.
Desde el Estado local también han apelado permanentemente a los cuidados individuales para garantizar el éxito colectivo, pero con el correr del tiempo tanto las pautas de cuidado responsable, como el cumplimiento y control de las normas vigentes, se ha flexibilizado.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario