fbpx Sigue la ola de calor en Tandil y se reeditan los problemas por la falta de agua en barrios – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sigue la ola de calor en Tandil y se reeditan los problemas por la falta de agua en barrios

La ciudad vivió ayer otra jornada con temperaturas por encima de los 30 grados y el Servicio Meteorológico emitió un alerta naranja. Las condiciones climáticas volvieron a dejar en evidencia los inconvenientes en el suministro de agua, mientras se esperan por obras. Desde la guardia del Hospital indicaron que hay consultas por “golpes de calor” y brindaron recomendaciones para evitar estos cuadros.

Mariano Leunda

Con temperaturas por encima de los 35 grados, el calor se instaló en Tandil al igual que en otros puntos de la provincia y del país. En ese marco, el Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta naranja para este sector del territorio bonaerense por la ola de calor, con un efecto moderado-alto y que puede ser muy peligrosa para la salud, especialmente para los grupos de riesgo.

Las tormentas previstas para hoy traerán un leve descenso de las temperaturas, por lo que se espera que continúe el calor, y el alivio recién llegaría hacia el fin de semana.

Para combatir el agobiante calor, muchos vecinos y turistas optaron por buscar refugio al aire libre y se apostaron en los paseos públicos en busca de sombra para pasar la tarde, mientras que otros se resguardaron en espacios con aire acondicionado o tomaron los recaudos necesarios para evitar que el registro afecte su salud.

En ese sentido, las autoridades sanitarias brindaron recomendaciones para evitar el golpe de calor, la deshidratación y otros problemas que suelen registrarse en estos días de altas temperaturas y que se observan en los centros médicos.

Este fenómeno climático también tiene su impacto en el consumo de agua, que deja al desnudo una problemática que hace un tiempo afecta a barrios de la ciudad pero que en este contexto adquiere especial relevancia dada la pandemia.

Falta de agua

En este caso, en La Movediza, el suministro se corta temprano por la mañana y suele restablecerse cerca de la noche, antes que finalice la jornada, cuando la demanda baja considerablemente.

“Estamos así desde diciembre”, expresaron vecinos del barrio a este Diario, que detallaron que enfrentan esta situación cargando botellas o bidones para poder contar con el recurso durante algunas horas.

Una situación similar volvió a registrarse por la zona de Los Charitos, donde la provisión se interrumpe en determinado horario y se restablece horas después.

A propósito de esta problemática, hace poco más de dos semanas autoridades del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) confirmaron el financiamiento para desarrollar una obra en La Movediza que resuelva el tema.

Se trata de un proyecto aprobado por la Dirección Provincial de Agua y Cloaca (Dipac), que se viene gestionando desde el Municipio desde hace varios años y que consiste en la construcción de una cisterna con un volumen de reserva de aproximadamente dos mil metros cúbicos y la ampliación de algunos tramos de cañerías.

Las tareas buscan optimizar el funcionamiento de la zona comprendida por los barrios La Movediza, Parque Movediza y El Tropezón.

“Una solución a 20 años”

En diálogo con El Eco de Tandil, el director de Obras Sanitarias, Sebastián Pedro, dijo que las altas temperaturas que persisten desde hace siete días generaron un incremento en la demanda, según lo refleja el nivel de reservas que se monitorea desde el área.

Por ese motivo, reconoció “ciertos problemas” en algunas zonas como La Movediza, especialmente en las viviendas ubicadas en las partes más elevadas y que carecen de tanque de reserva.

Si bien destacó las obras realizadas en los últimos cuatro años para mejorar la provisión, apostó por el proyecto que se presentó al Enohsa y adelantó que el viernes pasado elevaron toda la documentación requerida para obtener el financiamiento.

“Estamos muy contentos”, confesó el funcionario, que destacó que se trata de una obra “muy importante” que plantea una solución “a 20 años”, si se observan las estadísticas en cuanto a “demandas lógicas” de consumo.

Pedro explicó que la ola de calor, el “consumo indiscriminado” y la topografía propia de la ciudad llevan a que “en algunos puntos tengamos problemas de suministro”.

Por eso, apeló a cuidar el recurso, a no desperdiciarlo, a la vez que ratificó que “constantemente se trabaja para ampliar redes” para lograr tener “una ciudad mejor”.

Alerta naranja

El Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta naranja para Tandil por olas de calor, lo que significa que el efecto es moderado-alto y que pueden ser muy peligrosas para la salud, especialmente para los grupos de riesgo.

El estado abarca tanto a esta ciudad como a Mar del Plata, La Plata, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Rosario.

Según informaron desde el SMN, una ola de calor se define como un período en el cual las temperaturas máximas y mínimas igualan o superan, por lo menos durante tres días consecutivos y en forma simultánea, ciertos umbrales que dependen de cada localidad.

Esos umbrales se establecen con base en el denominado Percentil 90 (P90), que también puede verse como la temperatura por encima de la cual uno se encuentra dentro del diez por ciento de temperaturas más altas para ese lugar, acorde al registro histórico de cada localidad. Superado ese umbral, se considera que una temperatura es extrema.

 

Los cuidados para evitar los golpes de calor

Por otro lado, la jefa de guardia del Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, Cecilia Martens, indicó a El Eco Multimedios que observan mayor frecuencia en las consultas por golpe de calor y brindó una serie de recomendaciones para evitar esta patología.

En primer lugar, dijo que este cuadro es un trastorno asociado al exceso de calor en el cuerpo, que puede ser consecuencia de la exposición o de un esfuerzo físico en ambientes donde hay altas temperaturas.

Los factores de riesgo están asociados a los niños y a los ancianos, que son los que más consultan por este tipo de situaciones.

Para evitar estos cuadros es importante cuidar la hidratación y la alimentación, consumir agua; no tomar bebidas con cafeína o con alto contenido en azúcar (como las gaseosas); preferir las comidas frescas y livianas a las pesadas; reducir la actividad física; cubrirse la cabeza con un gorro o pañuelo al salir.

También se recomienda no consumir alcohol; permanecer en lugares ventilados y frescos; vestir ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros; no exponerse al sol directo entre las 10 y las 16; tomar abundante agua antes, durante y después de hacer ejercicio.

Martens aconsejó realizar actividad física por la mañana temprano o por la tarde noche, utilizar ropa liviana y cómoda y evitar la exposición al sol, e indicó que en las personas mayores, “la sed va desapareciendo y esto indica que no consumen la cantidad de agua necesaria”.

Expuestos a temperaturas elevadas, este cuadro “contribuye a la deshidratación, que es uno de los signos más frecuentes que se observa”.

La especialista indicó que, “por lo general, las consultas son por cuadros de fiebre”, aunque hay otros síntomas que pueden llevar a la conclusión de que se trata de un golpe de calor. “Las alertas tienen que ser la fiebre pero también el estado mental, desde una confusión hasta convulsiones, náuseas y vómitos, la respiración y la frecuencia cardíaca acelerada, la piel enrojecida. Todo eso, al menos a la persona que esté con un síntoma así, tiene que alertarla y consultar a su médico de cabecera o al servicio de guardia”, recomendó.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • sres.El Eco : Algun comentario de las lavadas de auto en las veredas, los riegos interminables de los “jardines”,las piletas. no solamente faltan obras , tambien falta solidaridad

Deja un comentario