fbpx Sin SUBE ni subsidios, el Municipio analizará medidas para paliar las tarifas del transporte público – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sin SUBE ni subsidios, el Municipio analizará medidas para paliar las tarifas del transporte público

Representantes de la Cámara de Transporte se reunieron con el presidente de la Comisión de Seguimiento del Transporte Público, José Luis Labaroni, y trasladaron su preocupación ante un escenario que advierte el agotamiento de subsidios para el sector en octubre. El concejal anunció que el sistema SUBE no se implementará en la ciudad y que evaluarán medidas para generar “anticuerpos” que permitan mitigar el impacto tarifario.

El Eco

El titular de la Cámara de Transporte, Daniel Albanese y el asesor de la entidad, Juan Bilbao, mantuvieron ayer un encuentro con el presidente de la Comisión de Seguimiento del Transporte Público de Pasajeros, el concejal por la UCR-Cambiemos José Luis Labaroni, en el que manifestaron su inquietud en relación a los subsidios que el sector dejará de percibir durante fines de 2019.

En diálogo con El Eco Multimedios, Albanese planteó en principio un escenario preocupante ante la suba de precios significativa que sufrieron los insumos propios de la actividad. “Estamos manejando un valor de combustible que ronda el 50 por ciento, una paritaria que cerró en los 45 puntos y la proyección inflacionaria que se estipula será del orden del 30, 35  por ciento”.

A modo de referencia, el camarista citó algunos cifras que actualmente rigen o se han solicitado para el año en curso en otros distritos. “Aunque las realidades son todas distintas, Bahía Blanca maneja una tarifa plana de 25,25 pesos, en Olavarría se presentó un oferente con un boleto de 24,60 y Azul hizo un pedido similar que ronda los 25 pesos”.

Si bien estos valores, aún no son determinantes para establecer el cuadro tarifario que regirá durante el período 2019, brindan una herramienta de cálculo para elaborar el estudio de costos que la entidad presentará en pocos días. Por su parte el Municipio, solicitó la información al Instituto Argentino de Profesores Universitarios de Costos (IAPUCO) y se espera que el análisis esté culminado para fines de febrero.

Agotamiento de subsidios

A su tiempo Juan Bilbao, asesor de la Cámara de Transporte, advirtió que “existen un conjunto de resoluciones que surgieron a nivel nacional debido a las cuales se trasladó el sistema de subsidios a las provincias y éstas a su vez, hicieron sus ajustes”.

Según describe, los montos que anteriormente se percibían han sido modificados sustancialmente y a partir de ahora el criterio metodológico que se aplicaba para realizar los cálculos, debe adaptarse a un nuevo escenario donde reinan la expectativa y la incertidumbre.

“Sabemos positivamente que los subsidios tienen un valor finito y posiblemente a partir de octubre o noviembre tengamos que conversar de otra manera porque es muy probable que para entonces, no se disponga del dinero”, señaló Bilbao al tiempo que indicó desconocer si se trata de un recorte o de una quita total del beneficio.

El asesor informó además que el valor del boleto hoy se encuentra desfasado, y es necesario acelerar el debate porque en medio de la dilación “lo que hoy vale 10, después va a costar 15 y así los pedidos formales quedan constantemente  desactualizados“.

La mirada del oficialismo

José Luis Labaroni, presidente de la Comisión de Seguimiento del Transporte Público del Concejo Deliberante analizó el complejo panorama que afrontan tanto quienes realizan la actividad como los usuarios.

“Este Municipio está trabajando para generar los anticuerpos necesarios que permitan sostener una tarifa que haga que el transporte público pueda ser viable para los empresarios pero también  pueda ser usado por la mayor cantidad de ciudadanos”, indicó el edil.

Si bien maneja la misma información que los referentes camaristas en relación al recorte o quita del subsidio sectorial durante los últimos meses del año, no descartó la posibilidad de gestionar recursos a nivel local que puedan mitigar el impacto que tendrá en el bolsillo de los usuarios.

Destacó que “el problema de la tarifa, no es el costo ya que este es unívoco pero hay que ver cómo se financia y quién lo paga”. En este sentido, celebró la medida que días atrás presentó el Ejecutivo que busca crear un beneficio directo al segmento que representan jubilados, pensionados y excombatientes. El proyecto, aún no fue girado al recinto legislativo.

Labaroni señaló además que hay propuestas de parte del arco opositor que podrían ser viables a la hora de suplir los ingresos por subsidios ya que el Presupuesto 2019 no contempla estos imponderables.

“La posibilidad de que ingrese dinero a las arcas comunales a través de la publicidad que se recaude por pauta en 59 garitas nuevas, aportaría un monto anualizado de unos 6 millones de pesos y esa suma podría solventar el descuento que se piensa para jubilados, pensionados y excombatientes, pero no sería suficiente para sostener a otros beneficiarios”, puntualizó.

“Hoy estamos pensando en sortear soluciones a mediano plazo que nos permitan afrontar con una serie de fondos afectados, las situaciones difíciles y atender la necesidad de las clases más vulnerables”, añadió.

Por otra parte dijo que actualmente el costo del boleto en Tandil ronda los 22 pesos. “Si a los 16,29 del valor actual se le suman los subsidios que reciben las empresas el costo total llega a 22 debido a la incidencia del índice de pasajeros por kilómetros (IPK) que tenemos”.

La sábana corta

Bajo una mirada más personal, el concejal Labaroni sostuvo que “este es el dilema de la sábana corta, porque hoy tenemos un boleto que es caro, y por eso es necesario encontrar oportunidades para obtener recursos aunque para ello, haya que iluminarse ya que el Presupuesto Municipal está bastante justo”.

Más allá del segmento de beneficiarios al cual se quiere llegar y que contempla solo una parte de quienes podrían estar alcanzados a través de la tarifa federal social (bajo el sistema SUBE), el funcionario manifestó la posibilidad de llegar con fondos afectados a empleados de comercio.

“Este es un sector que me preocupa mucho porque como usuarios insumen cuatro boletos por día”. En este marco habló de la necesidad de vehiculizar elementos para financiar a este universo o crear un boleto especial.

Entre las opciones que se podrían motorizarse en función de generar una fuente de ingresos, se evaluó en su momento la extensión del anillo que enmarca el radio de estacionamiento medido. En este aspecto, Labaroni indicó que “hoy por hoy, esa recaudación no alcanza para trasladar un descuento al boleto y para ampliarse, aún debe lograr consenso en el Departamento Ejecutivo porque la discusión no está saldada”. 

El edil comunicó además que el sistema SUBE, finalmente no llegará a la ciudad. “Nosotros desde nuestro lugar presentamos absolutamente todo lo que nos pidieron, pero no están dadas las condiciones porque el Gobierno nacional afronta una carrera de blanqueo de tarifas y descartaron de plano el subsidio”.

Ante esta negativa, subyace la posibilidad de que el Municipio renueve el contrato que se encuentra vigente hasta noviembre de 2019 con la empresa EYCON, prestaría del sistema SUMO. “No sabemos aún qué pasará con EYCON pero lo cierto es que si no tenemos la SUBE,  el sistema no puede existir sin asistencia técnica”.

Por último, el presidente de la Comisión de Seguimiento de transporte informó que el martes fueron enviados al IAPUCO todos los datos que permitirán establecer un parámetro estimativo del costo de la tarifa de colectivos en base a los 11 millones 100 mil boletos que se cortaron durante el año pasado.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario