fbpx Trabajadores de Loimar expresaron su enojo con las declaraciones de Loitegui – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Trabajadores de Loimar expresaron su enojo con las declaraciones de Loitegui

Uno de los delegados de la planta fabril, Alberto Algañaraz, admitió que “no le cayó bien a nadie” que el presidente de la fábrica de ladrillos en conflicto haya culpado al sindicato por la situación en la que se encuentran. “Ahora parece que todo el problema que tiene la empresa de la suba de las tarifas, la deuda y todo es culpa de los trabajadores”, afirmó.

Alberto Argañaraz

El Eco

Los trabajadores de Loimar no tardaron en exponer su enojo con las declaraciones del presidente de la fábrica Juan Loitegui a El Eco de Tandil. Cuestionaron que haya culpado al sindicato por la situación en la que se encuentra el conflicto hoy en día.

Loitegui había asegurado que “cuando se pretende tomar decisiones en base a slogans, por encima del sentido común y del interés de todos, lo simple se puede volver muy complejo”.

Y agregó que “se propuso al sindicato una reducción de 10, 15 personas y mantener un plantel sobrado en número pero trabajando menos horas y sus respuestas fueron: Ni uno menos, Nos envían un telegrama de despido y la fábrica queda tomada, O todos o ninguno, Aceptamos cualquier ajuste pero no con las personas”.

Uno de los delegados, Alberto Algañaraz, explicó que respecto a las declaraciones de Loitegui que “las repercusiones no fueron las mejores, viendo la lucha que se está llevando hacia adelante que hoy vengan y digan que el problema que tiene la empresa por el cual está así es por un tema de slogan la verdad que no le cayó bien a nadie”.

“Ahora parece que todo el problema que tiene la empresa de la suba de las tarifas, la deuda y todo es culpa de los trabajadores, cuando nosotros lo único que estamos ejerciendo es el derecho a defendernos contra los despidos”, manifestó.

“Es una decisión de la gente”

“Que quede claro que esto es una decisión de la gente que no despidan a nadie. Éramos como 115 empleados en un momento, y en tres años se ha ido gente por retiros voluntarios. Se había achicado el plantel hasta 81”, señaló.

A su vez, sostuvo que “el retiro voluntario siempre estuvo abierto, que ahí se va el que quiere, nosotros no podemos retener a nadie. Pero es feo cuando te tenés que ir en contra de tu voluntad. La gente no va a estar cuatro meses de lucha endeudándose, a veces con el tema de no poder poner un plato de comida arriba de la mesa, por 10 empleados que no se lo merezcan”.

“Tenemos los legajos de estos compañeros y son impecables, entonces es feo que nos estén echando la culpa de todo esto cuando nosotros simplemente queríamos que hubiera retrotraído el tema de los despidos y podría seguir con los retiros voluntarios porque hay gente que por ahí se quiere ir”, argumentó.

Además, afirmó que “no nos queda otra que seguir firmes con esto porque no se sabe si esto va a acabar acá, porque si nosotros le soltamos la mano a esos 10, que nos queda para después. Mañana van a ser cinco más, y luego tres más”.

“Que pongan la robótica o la infraestructura que dicen y después veremos si sobra gente o si hay alguno que se quiera ir por retiro voluntario. Hay gente que se ha ido por voluntad propia porque cuando se van de esa manera es porque por ahí ven alguna salida con ese dinero para hacer otra cosa”, aseguró.

Vaciamiento de la empresa

“Sabemos que ha habido un vaciamiento de la empresa, todos los compañeros lo han percibido, a nosotros nos están debiendo un montón de dinero y nadie les dice nada. Están debiendo luz, gas, tienen otras empresas. Si nosotros debiéramos dos meses de luz y gas seguro nos cortarían todo, pero ellos se manejan así y no pasa nada”, manifestó.

En esa línea, señaló que “a mí me cayó la ficha de la clase de personas que son cuando a mis compañeros les dieron solamente 6 mil pesos el 23 de diciembre y en el Ministerio de Trabajo les pedimos que hicieran una tregua, y le dieran a la gente al menos 3 mil o 4 mil pesos para que puedan pasar Año Nuevo y Reyes, nos dijeron lo vamos a ver y nunca apareció ese dinero”.

“Hasta el patrón más precarizado va a tratar de conseguir aunque sea unos pesos para que su trabajador pueda pasar bien las fiestas, ahí me doy cuenta de lo poco humanos que son”, criticó.

Y recalcó que “nosotros somos laburantes, no recibimos pagas extra por ser delegados, queremos defender a los trabajadores, tanto se le dice a los sindicalistas que hacen las cosas mal, pero nosotros estamos para defender a nuestros compañeros y sus decisiones, porque a veces pareciera que nosotros los arrastramos a algo y no es así, son los compañeros que son solidarios”.

Por último, contó que van a pintar un jardín de infantes a modo de devolución de la solidaridad de la comunidad tandilense para con ellos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario