fbpx Tras las declaraciones de la secretaria Académica, la Facultad de Humanas emitió un comunicado – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tras las declaraciones de la secretaria Académica, la Facultad de Humanas emitió un comunicado

El Eco

Tras hacerse público el caso de Nicolás Brown, el joven con síndrome de down que lucha por continuar estudiando en la Unicen la Licenciatura en Turismo, y luego de las declaraciones que brindó a este medio la secretaria Académica, Mabel Pacheco, la Facultad de Humanas de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires emitió un comunicado.
La Unicen y la Defensoría del Pueblo brindaron su postura respecto al caso del joven con síndrome de down que quiere continuar con sus estudios

En el mismo, resaltó y remarcó la misma postura que había mantenido Pacheco, pero agregó algunas actividades que desarrollaron para favorecer el desarrollo de Nicolás en su carrera universitaria.

El informe

Ante la información que ha tomado estado público a través de los medios locales y de las redes sociales, sobre la situación de un estudiante con discapacidad, que ha interpelado a la facultad, consideramos pertinente informar a la comunidad sucintamente las acciones que desde la Facultad de Ciencias Humanas se han realizado para el abordaje integral del ingreso y permanencia del mismo.

En el 2016 el joven se inscribe en la Carrera de Turismo de la FCH y desde ese momento hemos trabajado en conjunto: la Secretaría Académica de la la facultad, en el marco del Programa de Ingreso, Permanencia y Graduación, el Consejo de la Carrera de Turismo y desde la UNICEN referentes de la Comisión de Discapacidad De la Secretaría de Extensión, Secretaría de Bienestar Estudiantil, Secretaría Legal y Técnica y Secretaria Académica, para dar respuesta a los requerimientos de la incorporación a la Institución de un joven con Síndrome de Down.

Para ello se partió de los requerimientos establecidos por la Ley de Educación Superior, la cual en relación al rol de la Institución indica en su Artículo 2 inciso F) Establecer las medidas necesarias para equiparar las oportunidades y posibilidades de las personas con discapacidades permanentes o temporarias.

A su vez y como otro principio rector, dichas acciones buscaron encuadrarse en la propia Convención de Personas con Discapacidad, la cual sostiene en su Art. 24 inciso 5: dichas instituciones, tienen la obligación de realizar “ajustes razonables”. Aclarando que “Por “ajustes razonables” se entenderán las modificaciones y adaptaciones necesarias y adecuadas que no impongan una carga desproporcionada o indebida, cuando se requieran en un caso particular, para garantizar a las personas con discapacidad el goce o ejercicio, en igualdad de condiciones con las demás, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales”.

En dicho contexto se diseñaron los dispositivos que pudieran dar respuesta a las características propias que tiene el ingreso a la universidad; que implica para todos los estudiantes un proceso de doble afiliación. Es decir, que la necesaria pertenencia a la institución se logra, tanto a través de una afiliación intelectual (la adquisición de prácticas de estudio propias de este ámbito) como institucional. Esta última implica adaptarse a las propias normas, regulaciones, mecanismos, procesos y modos de funcionamiento, necesarios para atravesar la carrera. Teniendo en cuenta estos tres elementos, desde la Secretaría Académica se propició el diseño de diversas estrategias. A partir de las primeras reuniones mantenidas con el estudiante y su madre, más la documentación aportada por ella se establecieron los primeros acuerdo en el marco del Curso de Ingreso. En este sentido se buscó favorecer la afiliación institucional del joven fomentando su autonomía (que pueda venir solo al campus y a la facultad, que realice los trámites en la Dirección de Alumnos, entre otros).

De acuerdo al Artículo 3º de dicha Convención, en cuyos principios señala en su inciso a) El respeto de la dignidad inherente, la autonomía individual, incluida la libertad de tomar las propias decisiones, y la independencia de las personas; resultaba prioritario escuchar al propio estudiante en sus necesidades y reclamos. Es decir que sea él quien pueda expresarlos de manera oral y escrita sin un interlocutor que permanentemente respondiera por él.

Para favorecer su recorrido académico, diversas fueron las acciones desarrolladas:

– Se trabajó en forma mancomunada desde la Secretaría Académica con el Consejo de Carrera de Turismo.

– Se mantuvo el contacto permanente con los sucesivos Acompañantes Terapéuticos (cuatro desde el 2016 al 2019)

– Al iniciar las cursadas de primer año y durante las mismas se realizaron encuentros con los profesores, con el asesoramiento de una docente especialista, referente de la Comisión de Discapacidad de la UNICEN.

– Al avanzar las cursadas se diseñaron con los equipos docentes los ajustes que hemos considerado y acordados como razonables a fin de acompañar el proceso de enseñanza y evaluación. Esto consta en más de 150 correos intercambiados y acuerdos que quedaron registrados en actas.

Estas acciones anteriormente relatadas dan cuenta del compromiso de la institución manteniendo apertura al diálogo, atendiendo a las posibilidades del estudiante en un pie de igualdad y garantizando también, como unidad académica, que los conocimientos adquiridos le permitan, como a cualquier estudiante que se titule, ejercer con idoneidad la profesión.

Algunas propuestas como la intervención del Área de Psicología de la Secretaría de Bienestar Estudiantil, que hubiesen sido clave para mejorar lo actuado y acompañar integralmente al estudiante en su recorrido académico, fueron desestimadas por la familia.

Cabe aclarar que estamos hablando de un estudiante que se encuentra cursando la Carrera de Turismo. Es una estudiante regular de la facultad, su derecho al ingreso y a la permanencia han sido garantizados.

Por último señalar que, como comunidad educativa (docentes, nodocentes, agrupaciones estudiantiles y funcionarios), todos y todas estamos trabajando arduamente para dar respuesta a esta y otras situaciones particulares, convencidos de la necesidad de caminar hacia una facultad y una universidad más inclusiva.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario