fbpx Una aplicación para traducir lenguaje de señas es finalista de Innovar 2018 – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Una aplicación para traducir lenguaje de señas es finalista de Innovar 2018

Be my voice es un proyecto de Diego Alonso, del Isistan y del Conicet. Se trata de una herramienta conectada a un sensor que reconoce las señas e interpreta el mensaje que luego emite por voz. El mismo fue elegido para exponer en Innovar 2018, el concurso que distingue y financia proyectos reveladores.

La aplicación móvil reconoce las señas e interpreta el mensaje que luego emite por voz.

El Eco

El proyecto Be My Voice, que quiere decir “Sé mi voz”, fue seleccionado como finalista para exponer en la feria Innovar 2018, organizada por la secretaria de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, además estará incluido del catálogo de innovaciones, en la sección Investigadores.

El trabajo fue presentado por Diego Alonso, ingeniero del Instituto Superior de Ingeniería de Software Tandil (Isistan), Unidad Ejecutora de doble dependencia Unicen y Conicet.

La propuesta trata de una aplicación móvil, que al estar conectada a un sensor permite el reconocimiento automático de señas para la interpretación del mensaje y su emisión por voz.

Actualmente, cuentan con un prototipo que funciona con un dispositivo denominado Leap Motion que consta de dos cámaras, básicamente es un sensor que permite controlar el ordenador a base de gestos en el aire, tanto usando los dedos como con las manos completas. Este dispositivo fue elegido también por sus grandes ventajas ergonómicas, ya que es pequeño y liviano. Entonces, cuando el usuario realiza una seña frente al Leap Motion, la aplicación recopila los datos, los procesa y emite el mensaje identificado en forma de voz.

La idea surgió a partir de poner en consideración que hoy en día, la gente que utiliza las señas tiene diferentes problemas para comunicarse debido a que sólo una pequeña parte de la sociedad conoce este lenguaje. Además, otro factor que el diseñador del proyecto tuvo en cuenta, fue que no se utilizan los mismos símbolos en todo el mundo.

Entonces, al interpretar que estos problemas de comunicación afectan a la educación, la inserción laboral y el desarrollo social de estas personas, se propuso desarrollar la aplicación que sea facilitadora de recursos.

El objetivo de Be my voice es dar a estas personas una forma de mejorar su comunicación y, junto con ello, su calidad de vida.

 

El funcionamiento

Principalmente el Leap Motion lo que hace es identificar distintos puntos de las manos y los mapea a coordenadas tridimensionales en el espacio de interacción. A través de diferentes técnicas de Inteligencia Artificial (IA) utiliza esas coordenadas como entrada, para luego clasificarlas y reconocer las diferentes señas.

En particular, se utilizan algoritmos de reconocimiento de patrones, que de alguna manera se entrenan y se utilizan en la aplicación para traducir los mensajes a voz en tiempo real.

Por otro lado, también se permite que la persona grabe sus propias señas e indique lo que quiere decir con ellas. De esta manera, el usuario podría optimizar sus interacciones en contextos como el empleo o la educación.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario