Una embarazada con dos hijos está en situación de calle y contó la desesperante situación que vive

Una mujer embarazada con dos nenes pequeños necesita ayuda con urgencia porque se encuentra en situación de calle, sin un techo donde vivir y duerme cada noche en un lugar distinto, donde consigue que le den espacio para tirar un colchón y quedarse con sus pequeños.

Gisela Hidalgo tiene 22 años y dos hijos, una nena de 2, un nene de 3 y otro que viene en camino, ya que está embarazada de 5 meses.

En diálogo con El Eco de Tandil, contó que hace un mes que está “en la calle con los nenes. Yo vivía con mi abuelo, tenía mi pieza pero él formó su familia y me tuve que ir. Estuve viviendo con un hermano y me fui porque le pegaban a los nenes, después no me quería dejar llevarme mis cosas, tuve que pagarle para que me las dejara retirar”.

Puertas
cerradas

“Fui a todos lados y nadie me da una respuesta. Fui al Municipio, y me cierran las puertas, yo no tengo lugar donde estar con mis hijos. No tengo pareja, estoy sola con los nenes y me arreglo solo con la asignación, no recibo ayuda de nadie”, aseguró.

Y explicó que ayer estuvo “en el Hospital, fui a hablar con el Intendente, fui a Desarrollo Social, a la salita. Lo único que me dieron fueron 3 mil pesos pero con esa plata no alquilo nada”.

“Yo duermo con mis dos nenes en el piso a veces en lo de mi abuelo, otro día en lo de mi papá o donde consigo lugar. Así ando todas las noches. Cuando cae la noche pido ayuda a alguien y tiro el colchón en el piso para dormir con mis nenes”, afirmó.

Situación
desesperante

En cuanto a la comida, indicó que se la va “rebuscando” y que con el dinero de la asignación de sus dos nenes, que son 2 mil pesos, compra pañales, comida y cosas para sus hijos pero “tampoco hago mucho con eso”.

“Hoy me dieron 3 mil pesos solamente del Municipio y los alquileres están carísimos. Ellos dicen que solo te dan ayuda económica, ni siquiera material para armar una pieza y un baño me dan. Lamentablemente ayudan a quien no deben. Es desesperante”, lamentó.

web_tapa

Embarazo
de riesgo

Sin poder contener las lágrimas, Gisela contó que ayer fue al Hospital y le dijeron que “el bebé viene mal. Tiene bajo peso, yo también estoy con bajo peso. Está todo muy complicado”.

Es que el bebé solo pesa 200 gramos y explicó que “con la cuestión de que duermo en el piso vivo con contracciones, con dolores, pero me la tengo que aguantar. En el Hospital me pidieron que me haga estudios pero como ando de acá para allá no pude hacerme los estudios, y estoy muy dolorida porque tengo problemas de cadera”.

“La doctora me dijo que necesitan sí o sí los estudios porque el bebé viene mal, yo en vez de subir estoy bajando de peso, pero como ando de un lugar al otro nunca como tranquila, nunca duermo tranquila”, expresó con tristeza.

En cuanto a su expareja, contó que se separó y “no quiero saber nada, ni que me dé ayuda ni nada porque si no se preocupa por los nenes para qué lo quiero. He ido a todos lados a pedir ayuda y nadie me da una respuesta, todos me cierran las puertas, todos me dicen que le pida al padre de mi hijo, él no me importa, yo quiero un techo para mí y para mis hijos”.

“Está bien, quedé embarazada, tuve mala suerte, pero son mis hijos, yo la tengo que luchar con ellos. Yo tengo mis cositas, los nenes tienen su cama, su colchón todo, lo único que me falta es un techo donde vivir”, finalizó.

Quienes deseen colaborar pueden comunicarse al (0249) 154486658

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario