fbpx Una joven tandilense fue diagnosticada con leucemia aguda y su familia solicita colaboración para afrontar los gastos – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Una joven tandilense fue diagnosticada con leucemia aguda y su familia solicita colaboración para afrontar los gastos

Agostina Silva se encuentra internada en el Hospital Italiano de La Plata con un cuadro de leucemia linfoblástica aguda B. Debido a las medidas adoptadas en el marco del coronavirus, su familia no puede verla durante la primera fase de su tratamiento, por lo que se mantienen en contacto mediante videollamada.

El Eco

Agostina Silva, una joven tandilense de 16 años que fue diagnosticada con leucemia aguda, se encuentra internada en el Hospital Italiano de La Plata, donde le están realizando un tratamiento que tiene una duración de un año y medio. Debido a las medidas de prevención adoptadas para frenar el avance del coronavirus, la sala en la que está no permite el ingreso de personas ajenas, por lo que su familia no puede visitarla. No obstante, para costear los grandes gastos, solicitan ayuda y colaboración de la sociedad.

Karina González, madre de Agostina, dialogó con el programa Informadísimas, que se emite por Eco TV y Tandil FM 104.1, y contó cuándo le diagnosticaron cáncer y de qué manera lo detectaron.

Reveló que desde mediados de enero Agostina comenzó a presentar algunos síntomas “muy comunes”, que no llamaban la atención. Por un fuerte dolor de cabeza que le provocaba nauseas acudieron a la Guardia de la Clínica Chacabuco, donde le extrajeron sangre para hacerle unos estudios. Los resultados arrojaron una anemia, por lo que decidieron medicarla.

Mientras estuvo bajo ese tratamiento no volvió a presentar dolores, aunque sí bajó de peso, “pero no nos llamaba la atención porque lo tomábamos como algo normal de los adolescentes; un cambio hormonal”

El 15 de abril, luego de dos semanas con los mismos síntomas que había tenido a principio de año pero ahora más repentinos y más fuertes, se acercaron nuevamente a la Chacabuco y ya al día siguiente les avisaron que se trataba de leucemia, aunque no podían determinar cuál era. Para ello debían viajar a La Plata.

El tratamiento en el marco del Covid-19

Ya en el Hospital Italiano de la capital bonaerense le realizaron una punción de médula ósea para determinar qué padecía. El resultado de esos análisis suele tardar entre 15 y 20 días pero, afortunadamente, en tan solo tres jornadas les dijeron de qué se trataba.

Agostina tiene una leucemia linfoblástica aguda B, que consiste en un aumento anormal de los linfoblastos en la persona que la padece, estos linfoblastos no evoluciona a linfocitos maduros por lo que son incompetentes a la hora de defender a la persona de infecciones y que es muy común en niños menores de 20 años.

Contó su madre que el tratamiento que debe hacer demanda un año y medio, y que, aunque los resultados se adviertan con anticipación, debe completar igualmente los 18 meses. Por motivos del Covid-19, durante la primera fase ya ningún familiar puede tener contacto con ella.

“La primera fase es un mes en total aislamiento, yo no puedo verla. La podíamos ver a través de una ventana, pero ya no porque está en otra habitación. Es por esto de la pandemia, en su pabellón es imposible el ingreso de personas ajenas”, manifestó González y clamó: “Es tremendo no poder ir”.

De cualquier manera, se mostró muy agradecida porque “Dios ha puesto a muchos ángeles que están cuidando de ella” y refirió que una Hermana “muy amable” y “muy cariñosa” está haciendo de mamá mientras ella no puede estar.

Karina está viviendo en este momento en La Plata, en un departamento que le prestó una pareja amiga. En tanto, en Tandil quedaron su esposo, la hermana mayor de Agostina y el hermano menor, de 12 años. Todos ellos se mantienen unidos y en contacto mediante videollamadas y mensajes telefónicos. “Al no poder vernos, gracias a Dios existe la tecnología y podemos hablar”, señaló.

Colaboración de los tandilenses

El departamento en el que se encuentra podrá utilizarlo solo mientras dure la cuarentena, ya que cuando se levante los hijos de sus amigos volverán a la ciudad de las diagonales a estudiar y ella tendrá que alquilar un lugar, lo cual representará un nuevo gasto.

Para paliar la situación y afrontar los gastos, los padres de Agostina decidieron iniciar una campaña de donación y compartieron los datos de una cuenta bancaria para que todo aquel que pudiera colaborar, lo hiciera.

“Está ayudando muchísima gente por suerte. Nosotros tratamos de guardar ese dinero que nos donan porque el camino va a ser largo y no sabemos cómo seguirá”, relató Karina. 

Indicó, además, que a su hija dentro de dos semanas le darán el alta ambulatoria y que viene llevándola muy bien, que “los doctores están asombrados porque tiene un espíritu de voluntad increíble y una gran alegría”.

Todo aquel que desee colaborar, compartieron el CBU de José, el papá de Agostina, del Banco Provincia: 0140339603630254465208.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario